Sigue a

bfaf7328f7ae0ef43f17d35114f9e06b.jpg


A esa conclusión ha llegado el Instituto Nacional Sueco para la Vida Laboral, lanzando nuevamente la alarma sobre la posibilidad de la relación móvil-cáncer.

Según el estudio, el uso continuado del teléfono móvil en grandes cantidades puede ser causa de un aumento del riesgo de desarrollar un tumor cerebral en el hemisferio del cerebro más expuesto a las microondas.

Sinceramente no me lo termino de creer, a pesar de que Suecia es un país que me inspira una tremenda confianza en temas de salud y bienestar ciudadano. Sin embargo, como explica perfectamente nuestro compañero Esteban, las potencias actuales de los teléfonos móviles así como el funcionamiento de las antenas repetidoras no terminan de dar la razón al estudio.

Vía | Genciencia.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios