El gobierno de los EEUU entiende que Huawei y ZTE podrían ser una amenaza para su seguridad

Sigue a Xataka

Huawei ZTE China

Durante el día de hoy se ha desarrollado un debate interesante en los medios y redes sociales acerca de la dependencia que los países pueden tener en fabricantes a la hora de montar sus infraestructuras de comunicaciones, críticas para un país.

La chispa ha saltado con una investigación llevada a cabo por un Comité de Investigación del Congreso de los Estados Unidos, en la que se considera que las empresas ZTE y Huawei son demasiado sospechosas, y pueden suponer una amenaza para la seguridad del país.

Para situarnos, Huawei es el segundo fabricante de infraestructuras de telecomunicaciones a nivel mundial, mientras que ZTE es el quinto. Han estado estudiando a los dos compañías durante los once últimos meses.

Es muy alarmista pensar en que los chinos nos pueden espiar, pero el Comité basa su argumentaciones en que hay un desconocimiento en el funcionamiento completo del hardware, que los inquieta (puertas traseras…), a lo que hay que sumar que ninguna de las compañías han querido cooperar en la investigación, ni tampoco definir su relación con el gobierno chino.

La realidad es que las soluciones que aportan estas compañías son económicas y funcionales, mucho más rentables que empezar a montar desde cero todo el negocio, u optar por soluciones de la competencia, por lo que las empresas de telecomunicaciones estadounidenses las eligen.

HUAWEI ZTE

En toda la historia se puede interpretar un olor a guerra de intereses, ya que no se habla de procesos de prueba de equipos, y hay especialistas que pueden llevarlas a cabo, además, se deja la pelota en el tejado de las compañías chinas, manchando su expediente.

En el caso de Huawei, incluso se ha llegado a decir en medios de comunicación, por parte de portavoces del Comité, que los ciudadanos deberían optar por otros fabricantes. También se ha estado relacionando a la empresa con sobornos, corrupción, y copia.

Ha habido respuesta por parte de la compañías chinas, en el caso de ZTE apunta a la discriminación en el estudio, al no incluir a otros fabricantes occidentales. Huawei también manifiesta su desacuerdo, y que incluso hará daño a los activos en el país de la empresa (empleados, centros de desarrollo, investigación).

Adicionalmente os informamos sobre una ruptura en la relaciones que mantienen dos gigantes como ZTE y Cisco, debido a que a los americanos no les ha gustado que la empresa china haya estado suministrando equipos a Irán (Estados Unidos mantiene un embargo comercial con Iran).

Vía | WSJ | Error 500
Imagen | MIC Gadget

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios