Sigue a

Nokia presentación Lumia 925

Se veía venir, decían algunos. Lo cierto es que era cuestión de tiempo que tarde o temprano la estrecha alianza entre Nokia y Microsoft se acabara convirtiendo en una relación más sólida todavía. Así ha sido, los móviles finlandeses ya son una pieza más en el entramado de Redmond.

Dicen que hay cosas que no van a cambiar, al menos parece que a corto plazo no será así, pero es inevitable que en un día como hoy repasemos la carrera de Nokia. Sus terminales más carismáticos, una lista con diez teléfonos que han marcado su historia, desde su época dorada hasta su posterior caída.

Nokia 1100

Pequeño, resistente. No fue uno de los primeros smartphones de Nokia, de hecho lo empezaron a fabricar en el 2003. Sin embargo sólo necesitó cinco años para convertirse en el dispositivo electrónico más vendido del mundo con 153 millones de unidades a sus espaldas.

Nokia 1100

Era barato, la batería brillaba por su duración y aunque su pantalla de 96×96 píxeles no nos dejaba ver gran cosa era un terminal realmente útil para tener un teléfono móvil, un par de juegos y poder SMS. Además, fue uno de los primeros móviles compatibles con la tecnología GSM.

Nokia 3310

Uno de los mejores ejemplos de la época dorada de Nokia. Vendió millones y millones, cuando los finlandeses mandaban con mano de hierro, Apple no se planteaba entrar en el mercado de los móviles y Android no había nacido todavía.

Nokia 3310

Uno de los teléfonos más carismáticos y en el que muchos de nosotros hemos pasado horas y horas jugando a Snake o configurando tonos de llamada. Indestructible, muchos recuerdan con cariño a este tipo duro. Pantalla en blanco y negro, batería que duraba una semana. Una joya, una pieza de museo.

Nokia 6600

“Parece un huevo” recuerdo que me dijo una vez un amigo. Lo cierto es que sí, pero este móvil en su momento volvió a sorprender a todos. Un smartphone inteligente que demostraba todo el potencial de Symbian S60 como el sistema operativo móvil más avanzado y completo del momento.

Nokia 6600

Cámara trasera, un montón de aplicaciones y uno de los primeros intentos de Nokia por darle un empujón a las redes 3G. Otra pieza de museo que demuestra el buen hacer de los finlandeses en sus mejores días.

Nokia N95

Cuando Nokia lanzó el N95 dejó a muchos fabricantes y usuarios con la boca abierta: una pantalla grande (por aquel entonces) junto a una de las mejores cámaras en móvil de la época. Pequeño, robusto, fue un móvil muy avanzado en su momento.

Nokia N95

Contaba con conexión WiFi y heredó algunas funciones de otros modelos, como la capacidad para reproducir juegos de N-Gage. Su batería era uno de los mejores recuerdos ya que duraba días y días. Ahora parece un juguete pero fue un señor móvil en su día.

Nokia N-Gage

“La empanadilla”, “ese bicho”, nunca faltaron apelativos para llamar a Nokia N-Gage. Uno de los primeros intentos de la industria por crear una plataforma sólida para juegos en un teléfono. Controles físicos mejorables , una pantalla que a día de hoy nos parece de risa pero…fue el sueño de muchos.

Syntrax-NGage-sm.jpg

En su catálogo contó con muchos títulos, que luego dieron el salto a móviles como el N95. Un móvil bastante curioso que no fue un superventas pero que sus dueños, he conocido a unos cuantos, lo guardan con mucho cariño todavía.

Nokia N93

Es un teléfono móvil, es una cámara de vídeo. Bueno, en realidad es una mezcla de los dos. Los finlandeses intentaron competir con las cámaras de vídeo, creando un híbrido con un formato bastante interesante. Especialmente por su singular forma de abrirse.

n93_demonstratio.jpg

Un terminal diferente, que en cierto modo recuerda a los experimentos de otros fabricantes, como el Samsung Galaxy Zoom. De nuevo, la imaginación de Nokia al poder para crear terminales diferentes.

Nokia N9

Sin duda uno de los teléfonos más curioso de Nokia. Un experimento que se tradujo en abandonar por un momento Symbian como sistema operativo y apostar por MeeGo. Su paso fue bastante discreto, aunque su hardware demuestra que era un smartphone con mucho potencial.

Nokia N9

Cámara de 8 megapíxeles, pantalla AMOLED de 3,9 pulgadas… No terminó de salir bien, a pesar de que hoy en día muchos buscan este terminal para hacer pruebas con él o simplemente coleccionarlo. Su diseño sirvió para inspirar al primer Windows Phone de Nokia.

Nokia Lumia 800

El primer móvil de Nokia con Windows Phone. Llegaron tarde al bautizo del nuevo sistema operativo de Microsoft pero significó el primero de otros muchos terminales que dejaron claro que el camino de los finlandeses iba junto a Steve Ballmer y compañía.

Heredaba el diseño del Nokia N9 y aunque algunos aspectos de su hardware eran mejorables, fue un soplo de aire fresco. Original, tampoco fue un gran éxito de ventas pero sirvió para ir abriendo el camino al resto.

Nokia 808

¿Un teléfono con Symbian en el 2012? Nokia le echó un par y lanzó un terminal con una meta un poco ambigua. No iba a resucitar a Symbian pero sí sirvió para demostrar que Nokia tenía una tecnología de cámara que era la envidia de sus competidores.

Nokia 808 pureview análisis

Sus 41 megapíxeles, si hablamos estrictamente de resolución son casi anecdóticos ya que este smartphone donde demuestra su potencias es en resoluciones más bajas. En su día lo analizamos en Xataka y aunque a nivel de software no era el mejor, resultaba difícil no dejar engatusarse con la cámara, si no fuera por un precio de salida bastante elevado.

Nokia Lumia 1020

El último smartphone de Nokia hasta la fecha, aunque parece que en IFA tendremos un modelo más. Tras lanzar varios Lumia, muchos esperaban que los finlandeses integraran la tecnología PureView del 808. Tardó, pero llegó en el Nokia 1020.

Nokia 1020

Windows Phone 8, un buen puñado de aplicaciones para sacarle provecho a ese gran sensor… Un terminal muy interesante, como otros muchos que ha lanzado Nokia, pero parece que será un intento más por relanzar a la compañía sin demasiado éxito, aunque el tiempo lo dirá.

Deja un comentario

Ordenar por:

50 comentarios