Compartir
Publicidad

Cuando HTC era la que marcaba el ritmo de las innovaciones en los smartphones

Cuando HTC era la que marcaba el ritmo de las innovaciones en los smartphones
Guardar
22 Comentarios
Publicidad
Publicidad

HTC lleva entre nosotros más años que muchas otras marcas del mercado de los smartphones, pero su veteranía no se traduce en grandes ventas. En la época de Symbian, Windows Mobile y BlackBerry OS la marca de Taiwán enamoró a muchos usuarios con aquel Magic, Hero o los primeros Desire. Ahora, la familia One, que representa lo mejor de HTC desde el One M7, nunca ha acabado de cautivar a los usuarios.

La fortaleza de Samsung o Huawei entre otras dentro ecosistema Android y las nuevas marcas chinas, que cada vez tienen más fuerza en la gama media-baja, están dejando sin hueco a HTC. Y no será porque nuestra protagonista no haya dado pasos que abrieron camino en esta industria, como el lanzamiento del primer smartphone con Android o la doble cámara.

HTC Touch, el primer gran rival del iPhone

La historia de HTC empieza en 1997, con su nacimiento en Taiwan. La idea inicial de la compañía era la de fabricar portátiles, pero pronto se dieron cuenta de que el futuro estaba en los aparatos que pueden acompañarnos todo el día en nuestros bolsillos. Sus primeros años pasaron más desapercibidos por una simple razón, y es que fabricaban dispositivos para otros, sin usar su marca, estando entre otros tras la Palm Treo 650 o el HP iPAQ, PDAs que en la pre-smartphone se vendieron muy bien.

No fue hasta 2006 cuando HTC decidió dar el paso de usar su propia marca y entonces llegó uno de sus primeros pelotazos, el HTC Touch. Las pantallas táctiles llevaban tiempo entre nosotros desde 1992 con la aparición del IBM Simon, pero el HTC Touch combinaba pantalla táctil con teléfono inteligente. Uno de los primeros verdaderos rivales del iPhone original.

El HTC Dream que inauguró Android

Con el iPhone ya en circulación, Symbian y BlackBerry OS eran la competencia de iOS. Entonces llego Android. El sistema operativo para móviles ahora mayoritario en los principales mercados fue comprado por Google en 2005 y hubo que esperar hasta octubre de 2008 para conocer el primer smartphone con Android: el HTC Dream.

Que HTC fuese el elegido para estrenar el nuevo sistema no fue precisamente casualidad, ya que la marca estaba dentro de la Open Handset Alliance, un consorcio de empresas entre las que había fabricantes de dispositivos, de componentes, operadores y la propia Google, que buscaba impulsar un sistema operativo abierto, capaz de competir con los ya establecidos en el mercado.

El HTC Dream fue el pistoletazo de salida para Android, con un diseño bastante curioso que atrajo a muchos usuarios. En la parte baja del terminal el Magic contaba además de con cuatro botones de acceso directo una especie de track ball y su pantalla ocultaba bajo ella algo a lo que muchos no querían renunciar: un teclado QWERTY completo. Pronto le surgiría competencia en casa, el HTC Magic que muchos tuvieron también como primer Android.

El 4G llega a Android con el HTC Evo 4G

El 4G llega a Android con el HTC Evo 4G

Saltamos ya a 2010. Aunque parezca que el 4G lleva entre nosotros pocos años (desde 2013 en España) las primeras redes comerciales empezaron a llegar en 2009 en los países escandinavos. Y tan importante como desplegar las redes es desarrollar dispositivos que se puedan conectar a ellas, y ahí estuvo también HTC para lanzar el primer smartphone Android con 4G.

El HTC Evo 4G tuvo tal honor, un dispositivo comercializado por Sprint en Estados Unidos. De hecho, HTC también tuvo el honor de fabricar el segundo Android con 4G, el HTC Thunderbolt, comercializado en ese caso por Verizon ya en 2011.

La doble cámara del HTC One M8

Y aunque los mejores tiempos para HTC se alejaban, HTC buscaba mejorar quizás uno de los aspectos que más se le ha criticado a lo largo de los años: la calidad de sus cámaras. Así nacieron esos ultrapixels, que aunque prometían hacer maravillas en situaciones de poca luz, fueron abandonados como apuesta pronto, ante la creencia popular de que más megapíxeles es siempre mejor.

Donde HTC se adelantó de verdad al resto de fabricantes fue en la introducción de la doble cámara trasera. Algo que a día de hoy ya adoptado Apple, que siempre va a su ritmo con ciertas innovaciones, lo pudimos ver hace dos años en el HTC One M8. La doble lente está teniendo distintos usos, según el fabricante, y en el caso del M8 vimos una disposición distinta a las que vemos ahora actualmente (vertical) con el propósito de reenfocar fotos ya tomadas.

¿Y ahora qué?

Llegados a 2016, las cuentas de HTC no pasan ni mucho menos por sus mejores momentos. Los dos primeros años tras lanzar el HTC Dream fueron los de auténtico auge de la marca de Taiwan, pero al igual que subieron sus ingresos vertiginosamente, bajaron de seguido. Tal ha sido el descenso que en 2015 HTC vio entrar en su caja 3.466 millones de euros, una cifra menor a los 4.106 millones de euros de 2009.

Igualmente, puede que todavía haya esperanzas para que HTC no acabé igual que BlackBerry, casi fuera del mercado de los smartphones. Los datos de septiembre han impresionado, con una subida en ingresos importante, y está por ver el éxito que pueden cosechar los Pixel de Google, fabricados por HTC, y su efecto en las cuentas de ésta.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos