Compartir
Publicidad

BQ Aquaris U Plus, análisis: a la reconquista del usuario medio

BQ Aquaris U Plus, análisis: a la reconquista del usuario medio
Guardar
45 Comentarios
Publicidad
Publicidad

BQ nos tiene acostumbrados en los últimos años a presentarnos una gama completa de dispositivos por años. Hace dos años fueron los Aquaris E, con la gama Aquaris M dieron un paso adelante en especificaciones, también en precio, y de por medio se coló una reducida gama Aquaris X, de dos miembros hasta el momento. Por eso, de cara a la navidad nos esperábamos una mejora respecto a la gama Aquaris M, pero no fue así.

La apuesta de esta temporada son los BQ Aquaris U, una familia de tres miembros en los que la pantalla es la misma y las diferencias están en la configuración interna del dispositivo. La estrategia parece clara: volver a reconquistar a aquellos que no tienen más de 200 euros para un nuevo teléfono, aunque por el camino se queden algunas posibles mejoras. Y hoy nos ponemos delante del BQ Aquaris U Plus, con un análisis para ver si la marca española vuelve a la pelea de los presupuestos apretados.

Análisis en vídeo

BQ Aquaris U Plus: un gama media con todas las de la ley

Como decíamos anteriormente, BQ con los Aquaris U ha querido volver a sus orígenes, a unos precios más modestos que los que alcanzaban los Aquaris M. La gama U no supera los 200 euros, salvo en el caso del BQ Aquaris U Plus que tenemos entre manos, ya que con la configuración de 32 GB de memoria interna y 3 GB de RAM su precio es de 239,90 euros, por los 199,90 euros de la versión con 16 GB de memoria interna y 2 GB de RAM.

Características técnicas
Dimensiones físicas 144 x 70,5 x 7,8 mm (142 gramos)
Pantalla LCD 5 pulgadas
Resolución 1.280 x 720 (293 ppp)
Procesador Qualcomm Snapdragon 430 - Ocho núcleos, GPU Adreno 505
RAM 2/3 GB
Memoria 16/32 GB

Versión software Android 6.0.1
Conectividad LTE, Bluetooth 4.2, Wi‑Fi 802.11b/g/n
Cámaras 16 megapíxeles. Cámara frontal de 5 megapíxeles
Otros Sensor de huellas dactilares
Batería 3.080mAh
Precio Desde 199,90 euros

Como veis, estamos ante una configuración nada ostentosa, empezando por una pantalla LCD de cinco pulgadas sin el Quantum Colors de anteriores BQ y con 293 píxeles por pulgada. El procesador, a pesar de no estar en la serie 600 de Qualcomm (la usada por la actual gama media premium) debería darnos una buena respuesta y las cámaras vienen firmadas por Samsung y Omnivision. También esperamos mucho de la batería, uno de los habituales puntos fuertes de la marca española. Y un apunte importante: el BQ Aquaris U Plus carece de NFC, sí presente en el Aquaris U.

Un diseño bonito pero ya demasiado típico

BQ Aquaris U Plus, diseño

Si habéis seguido de cerca las distintas gamas de BQ, desde que ellos tomaron las riendas del diseño de sus smartphones (desde la gama Aquaris E, la segunda) digamos que no estábamos precisamente ante los teléfonos más bonitos o estilosos del mercado. Pecaban de líneas muy rectas, uso constante de plástico y grosores mejorables (aquí entraría la pelea de menos grosor, menos batería).

Tras esos diseños aburridos de los Aquaris E, M y el único modelo de la línea A, la marca española dio por fin el salto en diseño con el Aquaris X5, recurriendo al metal y reduciendo el grosor a 7,5 milímetros. El Aquaris U Plus engorda ligeramente (7,8 milímetros) y recurre de nuevo al aluminio, con una textura pulida y lisa en la carcasa trasera. En la elección del material y del acabado no nos podemos quejar, el tacto es agradable y poco resbaladizo.

BQ Aquaris U Plus, marco superior

Más allá de los materiales empleados y del grosor del teléfono, lo primero que nos choca, aunque no tiene porque ser un punto negativo, es que en el marco inferior, bajo los botones táctiles del frontal, no encontramos nada más allá del micrófono, ni altavoces ni ningún tipo de conector. Que el conector de auriculares esté en el marco superior puede algo habitual, aunque no tanto que el de carga le acompañe en ese lugar.

En la parte izquierda es donde se encuentra la bandeja que puede albergar dos nanoSIM o una nanoSIM y una tarjeta microSD (de hasta 256 GB) que se ha de extraer mediante el uso de un pincho, mientras que en el lateral derecho es donde encontramos todos los botones: los controles del volumen y el de encendido/apagado. Aquí quizás la pega es que los botones al compartir lateral están muy juntos y tienen la misma textura, lo que nos puede confundir hasta que nos hagamos a qué altura está cada uno de ellos.

BQ Aquaris U Plus, botones de navegación

La pantalla aprovecha un 68% de la frontal del teléfono, un ratio algo bajo y que se debe a la colocación de los botones de navegación bajo la pantalla. Los botones pueden confundir inicialmente, por la elección de los dibujos: los cinco puntos del nuevo logo de BQ actúan de botón Home en el centro, mientras que a los lados solo hay puntos, siendo el de la izquierda para ir un paso atrás y el de la derecha para abrir las aplicaciones recientes. Como decimos, esa elección puede ser liosa aunque no se acaba acostumbrando. La otra opción es hacer que se muestren los botones en pantalla, con dibujos más descriptivos, aunque perdemos parte de pantalla.

La distribución de los botones de volumen y encendido y los de navegación puede ser liosa hasta que nos acostumbramos

En la carcasa trasera podemos apreciar el único altavoz y en la parte alta es donde encontramos la cámara principal, centrada y con una protuberancia de apenas un milímetro, acompañado con un único flash LED a su lado. Bajo ella es donde encontramos el sensor de huellas, una ubicación que a algunos gusta y a otros no, por lo que es difícil evaluar si es correcto o no situarle en esa ubicación.

BQ Aquaris U Plus, carcasa trasera

En resumen, el BQ Aquaris U Plus tiene un buen tacto y agarre y se puede agarrar con una mano (de tamaño medio) perfectamente. Quizás hubiese preferido otra ubicación para el conector de carga o botones más separados, aunque son aspectos en los que probablemente nunca llegaríamos a un acuerdo universal entre todos los usuarios. Lo que sí nos resulta algo aburrido es el aspecto de la trasera, muy similar a multitud de modelos venidos de China. No tiene por qué ser malo, pero BQ ha arriesgado poco en ese aspecto.

Una pantalla ¿acorde a su precio?

Una pantalla ¿acorde a su precio?

Como ya hemos mencionado anteriormente, BQ con la familia U busca reconquistar a los usuarios de presupuesto ajustado, y eso se nota en la pantalla. Estamos frente a un panel LCD A-SI de cinco pulgadas (tamaño estándar en toda la gama) con resolución 720p, lo que da como resultado 294 píxeles por pulgada. Cabe mencionar que el Quantum Colors+ presente en la gama M no está presente en esta ocasión, por lo que BQ solo presume de la protección del cristal Dinorex y el tratamiento antihuellas.

La elección del LCD A-SI parece estar relacionada con la necesidad de emplear componentes económicos para que el precio total del teléfono no se dispare, y aunque no tenemos grandes quejas sobre este panel, no muy empleado a día de hoy, sí que se nota la diferencia respecto a la intensidad de los colores que ofrecen otros BQ de mayor precio o smartphones de otras marcas con pantallas AMOLED. ¿Dónde se nota más ese panel? En unos negros no tan profundos, más grises de lo deseable.

Ahora, dicho lo malo de la pantalla que tenemos enfrente, hay varios puntos positivos a favor de ella. Probablemente lo mejor de ella son sus ángulos de visión, ya que podemos ver la pantalla, sin alteraciones en el color y con gran definición, desde ángulos muy complicados, donde otros teléfonos suelen sufrir bastante. También tenemos que hablar positivamente del brillo, siendo el más bajo suficiente para poder manejar el móvil en oscuridad sin molestar nadie y el más alto apto para las ocasiones necesarias.

La pantalla tiene sus partes buenas, ángulos de visión y brillo, y sus partes malas, unos negros no demasiado profundos

Otro punto a favor de BQ es algo habitual en la marca: la posibilidad de encender la pantalla con un doble toque en el cualquier punto de ella. Es algo que se agradece cuando se tiene el móvil sobre una superficie plana y se quiere echar un vistazo a la hora o a las notificaciones pendientes de leer. Tampoco nos podemos quejar de reflejos, ya que con el brillo automático éste se ajusta a la perfección, pudiendo seguir usando el móvil sin problemas a plena luz.

En resumen, sabíamos que nos enfrentaríamos a una pantalla que no sería la mejor del mercado, y podemos hablar de unos colores que son mejorables, aunque según para que ojos puede ser una queja que quede cubierta por las ventajas que ofrece: los buenos ángulos de visión, el brillo más que suficiente y el doble toque sobre la pantalla para encenderla.

Rendimiento: Qualcomm y la RAM se notan

Rendimiento: Qualcomm y la RAM se notan

Vayamos con uno de los puntos más importantes de cualquier teléfono: el rendimiento. El BQ Aquaris U Plus lleva consigo uno de los últimos procesadores de la gama media de Qualcomm, el Snapdragon 430. Ocho núcleos a a 1,4 GHz acompañados por la GPU Adreno 505 y dos posibles memorias RAM: 2 o 3 GB. En nuestro caso hemos podido probar la versión de más RAM, que sobre el papel nos tiene que dar un buen rendimiento para cualquier uso, y así ha sido.

Con Android 6.0.1 como sistema operativo y el parche de seguridad de Android de octubre ya instalado lo cierto es que el teléfono es muy fluido. Lo hemos probado durante más de una semana como teléfono para ocio y trabajo, tanto con aplicaciones de gestión de correo o chat, como con juegos (Clash of Clans y Asphalt 8) y lo cierto es que no hemos notado ningún lag a la hora de cambiar de aplicación, abrir y cerrarlas o en cualquier otra transición.

Nuestras sensaciones y los propios benchmarks hablan de un smartphone con un funcionamiento muy fluido y suficiente para todo tipo de usuarios

Quizás los tiempos de carga en Asphalt 8 podrían ser menores, pero es el único momento en el que hemos podido notar que no estábamos frente a uno de los mejores procesadores del mercado. También hay que decir que apenas tocar el software proporcionado por Google (no hay apenas aplicaciones además de las que vienen con Android) y una resolución no muy elevada favorecen el rendimiento.

Más allá de nuestras propias sensaciones tras un buen número de días de uso, hemos pasado el BQ Aquaris U Lite por una serie de benchmarks, para poder comparar sus puntuaciones con las de otros teléfonos similares. Frente a rivales con otros procesadores de ocho núcleos y 3 GB de RAM, nuestro analizado ha ofrecido puntuaciones claramente superiores.

BQ Aquaris U Plus
Snapdragon 430
3 GB RAM

ZTE Axon Mini
Snapdragon 616
3 GB RAM

Wiko Fever
Mediatek 6753
3 GB RAM

AnTuTu

42.283

36.839

33.910

3D Ice Storm

Unlimited: 9.348
Extreme: 5.749
Básico: 9.836

Unlimited: 8.143
Extreme: 5.541
Básico: 9.495

Unlimited: 6.886
Extreme: 4.302
Básico: 7.682

Bq Benchmarks Resultados del BQ Aquaris U Plus (3 GB de RAM) en AnTuTu y 3D Mark

También tenemos que hablar en este apartado del lector de huellas. Su ubicación puede gustar más o menos, pero fuera de esa discusión lo que podemos decir es que estamos ante un sensor muy rápido, que nada más posar el dedo desbloquea el móvil, sin necesidad de presionar o pulsar ningún otro botón. Hasta cinco huellas podemos guardar y lo cierto es que no hay que hacer peripecias para que funcione, la lee rápidamente aunque la posición del dedo no sea la perfecta.

El lector de huellas es muy rápido y el sonido ofrece un volumen suficiente y claro

Por el lado del sonido tampoco podemos mostrar ninguna queja, todo lo contrario. Quizás la ubicación del altavoz (en la carcasa trasera, abajo) no sea la ideal para según que usos, pero hablando del volumen ofrecido y de distorsiones, podemos alcanzar un nivel alto (tanto por altavoz como con auriculares) sin apreciar que el sonido deje de ser fiel. Ahora, no esperéis un buen número de accesorios con el móvil, ya que solo viene con el cable de carga, sin cargador ni auriculares.

Como podéis deducir tras leer todas las líneas dedicadas al rendimiento, podemos hablar de un resultado que podríamos decir que ha superado nuestras expectativas. Cuando uno se enfrenta a terminales de este precio (aunque la versión analizada es la de 3 GB de RAM por 239,90 euros) se espera encontrar enseguida con esas claras diferencias con los terminales más punteros, pero al menos esas diferencias no se han manifestado en el rendimiento. Podemos hablar prácticamente de un móvil para cualquier tipo de usuario en este apartado.

Batería para más un día, BQ lo vuelve a hacer

Batería para más un día, BQ lo vuelve a hacer

Los que hemos seguido a BQ desde hace unas cuantas gamas hemos destacado siempre una bondad: la duración de las baterías de sus móviles. Tanto los miembros de las familias Aquaris E como Aquaris M tenían baterías para pasar del habitual día de uso intenso que resisten a duras penas la mayoría de los móviles del mercado. En el caso del Aquaris U Plus, nos enfrentamos a un smartphone con 3.080 mAh, que con cinco pulgadas de pantalla y una resolución 720p tendría que seguir la senda de anteriores BQ.

Y el resultado ha sido el esperado, una batería para aguantar una jornada de sobra, pudiendo llegar a los dos días para usuarios de un perfil bajo. Con un uso intenso (llamadas, mensajería, WiFi y Bluetooth conectados, juegos, YouTube...) el BQ Aquaris U Plus nos ha dado unas 24 horas de batería, con algo más de cinco horas de pantalla. En días menos intensos, pero sin dejar de usarlo, hemos podido llegar a las 30 horas.

La autonomía sigue siendo uno de los puntos más positivos de BQ

El dispositivo no cuenta con ningún alarde en cuanto a la carga, ni rápida ni inalámbrica, como puede ser normal dado en la gama en la que se sitúa, y de hecho tenemos que buscarnos un cargador, ya que solo trae cable. En nuestras pruebas con un cargador de dos amperios hemos podido cargar el móvil al completo, del 0% al 100% en dos horas y media, un buen dato para 3.080 mAh de batería. En resumen, la autonomía es uno de los mejores aspectos del móvil que estamos analizando.

Pocos pero interesantes añadidos en software

Pocos pero interesantes añadidos en software

Siendo muy pocos los smartphones que a día de hoy incorporan de fábrica Android 7.0 Nougat, el BQ Aquaris U Plus se sitúa en el amplio grupo de terminales que vienen con Android 6.0 Marshmallow de fábrica. Y como es habitual en BQ, sus terminales son indicados para los que quieren una experiencia Android pura, ya que no hay apenas personalización por parte de la marca.

BQ apuesta por Android stock y solo incorpora alguna función interesante en el software de sus teléfonos

La única aplicación añadida por BQ es BQ Plus, que simplemente permite contratar un seguro para el móvil. Más allá de nuevas aplicaciones, sí que hay opciones interesantes que BQ ha introducido mediante software. Además de la mencionada de poder encender la pantalla cuando está bloqueado mediante un doble toque, también podemos acceder a la cámara directamente pulsando dos veces el botón de encendido y podemos volver a la anterior aplicación abierta pulsando dos veces el botón de la multitarea.

Como decimos, en el apartado software BQ ha tocado lo mínimo, con esas pequeñas funciones incorporadas, por lo que en este punto el Aquaris U Plus puede obtener un notable.

Una cámara principal de contrastes

Una cámara principal de contrastes

Y vamos por fin con uno de los puntos clave para muchos usuarios: las cámaras. BQ ha optado porque todos sus Aquaris U compartan la misma cámara frontal, de cinco megapíxeles y firmada por Omnivision, pero cada uno de ellos tiene una cámara principal distinta. En el caso del U Plus estamos frente a una cámara de 16 megapíxeles firmada por Samsung, con cinco lentes, apertura de f/2.0, enfoque por detección de fase, HDR, formato RAW y un único flash LED.

Más allá de emplear un sensor de más megapíxeles que los que montan habitualmente otros smartphones de esta gama (que recurren constantemente a un sensor IMX de Sony de 13 megapíxeles), podemos obtener fotos bastante satisfactorias, aunque según las condiciones a las que nos enfrentemos el resultado puede variar.

Foto Bq
Foto Contraluz
Foto Interior
Foto Nocturna

En condiciones óptimas, con buena luz natural y en exterior, los resultados son visiblemente interesantes, con un rango dinámico amplio que muestra los colores con una gran naturalidad y contornos bien definidos. Incluso en fotos a contraluz obtenemos grandes resultados, sin zonas de la foto directamente negras o grandes quemados en el punto de luz.

Ya si nos vamos a fotos tomadas en interiores, con luz artificial, o a fotos nocturnas, el resultado no es tan bueno. Como podemos apreciar en ambos casos, el ruido hace acto de presencia cuando la luz no es tan óptima, por mucho que enfoquemos manualmente (pulsando en la pantalla el punto al que queramos enfocar).

La cámara principal se comporta muy bien en buenas condiciones, pero las fotos tomadas en interiores o de noche sufren de ruido

Pero también tenemos que mencionar a favor de esta cámara sus modos HDR y HDR+. Todas las anteriores fotos las hemos sacado en modo automático, disparar y listo, pero si usamos los mencionados modos podemos mejorar con creces los resultados obtenidos. Para muestra un botón:

Pruebas con HDR

Sobre las opciones que ofrece la aplicación de la cámara, tenemos desde las básicas de seleccionar si queremos flash, temporizador o cuadricula, además de los distintos modos, desde los HDR hasta específicos para noche, paisaje, atardecer, retrato, acción, nieve, luz de vela, fuegos artificiales y teatro. También podemos regular la luz fácilmente con una barra pero lo más interesante para los más profesionales es que podemos acceder a un modo manual desde el que se puede jugar con el contraste, tiempo de exposición, ISO, autofoco y balance de blancos.

Modo manual

Una cámara frontal más bien justita

Para la cámara frontal contamos con un sensor Omnivision OV5675 de cinco megapíxeles, tres lentes, apertura de f/2.4 y grabación de vídeo en FullHD a 30 frames por segundo. Y como podéis ver en la siguiente imagen, en la que comparamos una foto obtenida con la cámara frontal con la misma escena tomada con la cámara trasera, las diferencias entre ambas son obvias, con una foto con mucha menos luz y definición al usar la cámara frontal.

Comparación cámaras BQ

Quizás pueda ser suficiente para selfies, que es al fin al cabo para lo que se suelen usar las cámaras frontales, aunque si queremos sacar un fondo amplio nos tememos que la foto no será todo lo buena que podría ser. A favor de esta cámara hay que mencionar que tenemos un selfie indicator, que nos ayuda a llevar nuestra mirada a la cámara.

La opinión de Xataka

BQ Aquaris U Plus, análisis: en el camino de la reconquista del usuario medio

Cuando asistimos a la presentación de los BQ Aquaris U creo que lo que muchos esperábamos era una actualización de la anterior gama completa, la Aquaris M. Dicha familia ya contaba con miembros muy interesantes y de distintos tamaños, por lo que lo más esperado era un salto en diseño, para olvidarnos por fin de aquellos teléfonos de plástico de líneas tan rectas y no precisamente muy delgados.

Con esa perspectiva los Aquaris U fueron toda una sorpresa, por estar sobre el papel un escalón por debajo de los Aquaris M (y los Aquaris X) y compartir todos el mismo tamaño de pantalla, pero lo cierto es que por lo menos el U Plus gana cuando se tiene en mano. El diseño puede ser muy habitual en el mercado, pero el paso al metal por este precio se agradece. Además el tamaño (cinco pulgadas) puede ser el ideal para la gran mayoría de los usuarios.

Las mayores dudas que uno tenía respecto al BQ Aquaris U Plus venían por el rendimiento, al no haber probado nunca un smartphone con un Snapdragon 430. Y la verdad es que el punto más positivo ha sido precisamente el rendimiento, aunque también teniendo en cuenta que hemos probado la versión con 3 GB de RAM. En más de una semana de uso como teléfono personal y de trabajo nunca he notado que no me siguiese el ritmo.

El rendimiento es el punto más positivo y las cámaras el más negativo en un móvil al que podemos dar un notable alto

El punto más negativo puede haber sido la cámara. En condiciones óptimas obtenemos resultados muy buenos, sobre todo si hacemos uso del HDR. Pero en situaciones más complicadas (interiores con luz artificial o fotos nocturnas) los resultados no son tan buenos. Por cerrar este repaso general, tenemos que hablar de una batería a la altura de la historia de BQ, de las que no dejan tirado al usuario en medio de una jornada.

En términos absolutos, el BQ Aquaris U Plus saca un notable alto. La marca española ha buscado con este terminal recuperar a los usuarios que se alejaron de ella por la subida de precios que se produjo de la gama Aquaris E a la Aquaris M, y el resultado es un terminal que probablemente se sitúe entre los mejores de su precio.

7.58

Diseño7.5
Pantalla7.5
Rendimiento7.5
Cámara7.0
Software8.25
Autonomía7.75

A favor

  • Batería que dura más de un día de uso intensivo
  • Alto rendimiento para su precio
  • Modo HDR+ de la cámara principal

En contra

  • Diseño muy habitual
  • Pantalla inferior a otros BQ
  • Cámara frontal

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos