Sigue a Xataka

Asus Padfone

Uno de los protagonistas del pasado Mobile World Congress ha sido el Asus Padfone. Ya lo vimos durante el CES y en sus orígenes cuando sólo era un concepto que por aquel entonces sonaba muy lejano. Más teniendo en cuenta por aquel entonces la compañía taiwanesa se encontraba enfrascada con el Eee Pad Transformer.

De aquel concepto han pasado varios meses y por fin es real. Durante el Mobile World Congress no sólo conocimos el terminal de forma oficial, también lo hemos visto en un pequeño vídeo y ahora, nos toca contaros nuestras primeras impresiones de uno de los dispositivos más singulares de esta edición del MWC.

Asus Padfone, teléfono, tablet y netbook en el mismo dispositivo

El año pasado cuando Asus presentó el Eee Pad Transformer abrió un camino muy interesante dentro del mercado de las tabletas. No estábamos ante un teclado sin más, de esto ya teníamos unos cuantos ejemplos antes, sino que intentaba ofrecer más: autonomía, conectividad y un trackpad. Además, las aplicaciones ayudaban a reforzar la propuesta de la taiwanesa.

Asus Padfone

La fórmula le ha funcionado bien, dentro de lo que se puede entender como bien en el espectro de ventas de los tablets Android, y el concepto fue evolucionando con más potencia, Transformer Prime, y con más resolución, Pad Infinity. Bien, ahora Asus quiere crear la experiencia total e integrar tres dispositivos que utilizamos mucho en un todo en uno.

La primera impresión que nos da el PadFone nos resulta familiar. Se mantienen muchas de las señas de identidad de los modelos anteriores. Un dispositivo continuista que nos recuerda a los anteriores Transformer. Mismo diseño, mismo teclado. Sin embargo, detrás de la pantalla nos encontramos con la pequeña puerta donde podemos introducir el teléfono móvil.

Los acabados de la tableta son francamente buenos así como el mecanismo para introducir el móvil de Asus. Las piezas, mecánicas se abren sin dificultad y sin necesidad de repetir el movimiento hasta que móvil y tableta encajen debidamente.

Asus Padfone

El teléfono también mantiene muchas de las claves de diseño de las tabletas. Es muy atractivo y la calidad de los materiales es bastante buena. Es un terminal ligero, 129 gramos y muy agradable al tacto. La pantalla, de 4,3 pulgadas y tecnología SuperAMOLED tiene un ángulo de visión bastante grande y se ve perfectamente. Aunque habrá que hacer la prueba en exteriores.

La cámara, de 8 megapíxeles y una apertura mínima de f/2,2 cumple muy bien su cometido aunque, dadas las condiciones, no hemos podido probarla a fondo. En cuando al software nos encontramos con Ice Cream Sandwich y una ligera capaz de personalización que no empaña la experiencia Android. Los widgets y los añadidos, como el control de energía y conexiones, se integra perfectamente con Holo.

Una vez conectamos el móvil a la tableta el Padfone nos permite continuar con la misma aplicación que estábamos usando en ese momento. Si estamos viendo el correo en ese momento veremos esa aplicación. La conexión es bastante rápida aunque no instantánea ya que no es sólo una señal de vídeo, estamos hablando de que tiene que adaptarse a otra resolución, reconocer la tableta, etc.

Asus Padfone

El dock por su parte cumple la misma función que en los anteriores Transformer. Aportar un teclado QWERTY completo, de nuevo teclas tipo chiclet, más conectores y además autonomía. En total, según las pruebas realizadas por Asus el conjunto de las tres baterías es nueve veces la del teléfono. Más adelante con el análisis a fondo veremos si es así o no.

Otro añadido de este PadFone es el stylus. Siguiendo el ejemplo de HTC con el Flyer y posteriormente de Samsung con el Note, Asus también apuesta por introducir un lápiz con diferentes niveles de presión. Para sacarle provecho disponemos de varias aplicaciones, entre ellas SuperNote que viene instalada por defecto.

Asus Padfone

Además de escribir, este lápiz nos permite usarlo como manos libres. Una solución muy ingeniosa para resolver el problema de las llamadas cuando estamos usando el tablet.

De momento no hay fecha para su lanzamiento en España. Globalmente llegará en el mes de abril, posiblemente a finales de ese mes. Su precio de momento es una incógnita pero teniendo en cuenta que estamos ante un teléfono, una tableta y un dock no será una cifra pequeña. Lo cual no significa que sea caro si tenemos en cuenta la relación calidad precio.

Asus Padfone, conclusiones

La primera toma de contacto con el Asus Padfone ha sido positiva. Introduce un concepto diferente pero en la línea en la que venía trabajando Asus. Los terminales, tableta y móvil, son de muy buena calidad aunque esperemos que los problemas de conectividad inalámbrica de los anteriores modelos les haya servido para aprender y no cometer los mismos errores.

No obstante, todavía queda mucho por probar de forma exhaustiva. También queda por ver si la experiencia que nos ofrece en el día a día es lo suficientemente buena como para sustituir a otros dispositivos y convertir en un gadget indispensable. Sea lo que sea, nosotros os lo contaremos dentro de poco.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

33 comentarios