Sigue a Xataka

Asus Padfone Infinity

Foto: Daniel García

Este año, en Barcelona, Asus presentó el Asus Padfone Infinity. El sucesor de su teléfono que a vez es tablet. Un concepto muy interesante pero que en España apenas ha tenido repercursión, principalmente por motivos de distribución porque si hablamos de especificaciones estamos ante un terminal que nada tiene que envidiarle a la gama alta.

Sin embargo, su modus operandi es cuanto menos curioso, y la muestra de ello es que sólo han necesitado seis meses para renovar este terminal. En presencia de pocos medios, y en casa, Asus ha presentado en Taiwán el nuevo Asus Padfone Infinity: más potente y con nuevo software en la cámara.

Asus Pad Infinity, una renovación veloz

La principal novedad la encontramos en su procesador, pasamos de un Snapdragon 600 a un 800 con 2,23 GHz y cuatro núcleos. Se mantienen los 2GB de RAM y la batería de 2.400 mAh. Esta vez lo tendremos disponible en dos colores: negro y plateado. Además, se podrá utilizar el mismo dock que en la versión presentada en el Mobile World Congress.

La pantalla se mantiene en cinco pulgadas con panel IPS y resolución Full HD. Asus siempre ha apostado por este tipo de pantallas en dispositivos móviles Android y la verdad es que ha dado excelentes resultados.

Asus Padfone Infinity Foto: Daniel García

El software se renueva para traernos Android 4.2.2 (versión que también llegará al anterior Padfone Infinity) y una nueva tecnología llamada PixelMaster que funcionará de forma parecida al PureView de Nokia, reuniendo píxeles para conseguir más calidad. De momento no ha quedado muy claro cómo funcionará este sistema pero es interesante.

Su precio de salida será de 640 dólares y de momento se desconoce si Asus tiene planes para comercializarlo en España o si su llegada, como la de otros teléfonos, será discreta. Personalmente espero que se animen, porque los primeros Padfone eran bastante interesantes.

El dock por su parte, tendrá un precio de 250 dólares por lo que el conjunto podría acabar en una cifra cercana a los 900 dólares. No es una mala combinación, si tenemos en cuenta que al final tenemos un tablet y un smartphone al mismo tiempo.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

7 comentarios