Compartir
Publicidad
Android N se prepara para la conquista de nuestros PCs y portátiles: atento, Remix OS
Móviles

Android N se prepara para la conquista de nuestros PCs y portátiles: atento, Remix OS

Publicidad
Publicidad

La llegada de Remix OS no parecía haber sido tomada demasiado en cuenta por los ingenieros de Google. Ese sistema operativo basado en Android-x86 trasladaba la experiencia móvil de Android a un escritorio clásico de forma magistral, pero cuando hace unas semanas se filtró Android N apenas sí vimos soporte para un modo de pantalla dividida sin más.

Poco después se descubriría un modo aún más ambicioso de gestión de ventanas en Android N. Google ya está trabajando en el modo llamado 'freeform window', con el que cada aplicación se convierte en una ventana que podemos redimensionar y mover. Es el principio de lo que podría ser la conquista del escritorio por parte de Android.

Ventanas independientes

Los responsables de Ars Technica ya mostraron esa característica la pasada semana, y ahora han explicado cómo instalarla en nuestros dispositivos si estamos dispuestos a trabajar con la versión de Android N filtrada que aún está en una fase muy prematura de su desarrollo.

La activación del modo 'freeform window' es relativamente sencilla si contamos con cierta experiencia en estas tareas -necesitaremos tener instalado ADB- y al hacerlo podremos comenzar a experimentar con un sistema que no está ni mucho menos tan pulido como Remix OS, pero que desde luego parece apuntar en la misma dirección.

En este modo cada aplicación se puede convertir en una ventana independiente que podremos redimensionar y mover. Esa operación de redimensión es incómoda -no se pueden ajustar altura y anchura al mismo tiempo- y no va especialmente fluida, pero sí se muestra cómo las aplicaciones se ajustan al ancho y la calculadora por ejemplo pasa del modo "científico" al modo "normal" al ir estrechando la anchura.

El ratón comienza a tener sentido en Android N

En este modo no obstante no tenemos acceso a una barra de tareas y el escritorio es un fondo de pantalla plano sin iconos. Tampoco hay menú de inicio, y simplemente seguimos teniendo acceso a los tres botones de dispositivos tradicionales Android con los que podremos por ejemplo acceder al gestor de tareas y deslizar algunas aplicaciones para detener su ejecución.

Una de las sorpresas de este modo es el soporte del ratón, que por ejemplo se deja notar cuando movemos el puntero a los bordes de las aplicaciones, lo que hace que la tradicional flecha cambie al símbolo de redimensionar la ventana.

Ese soporte también parece dejar claro que en Google están trabajando claramente en esa posible versión de Android para un entorno de escritorio que en último término podría dirigirse ya no a smartphones o tablets, sino a portátiles (convertibles) e incluso a PCs de sobremesa.

¿Solo en ARM?

Una de las grandes dudas que surgen en este momento es cuál será el soporte que Google dará a las plataformas de sobremesa actuales... si es que hay algún tipo de soporte. Por ahora Android N está dirigido a arquitecturas ARM, como todos sus predecesores, y puede que esa limitación se mantenga para la versión final de este sistema operativo.

Android N 3

Eso haría que por el momento solo los equipos pasados en procesadores con esta arquitectura pudieran disfrutar de esa convergencia entre experiencia móvil (la que ofrecía hasta ahora Android) y experiencia de escritorio con este modo de gestión de ventanas que desde luego apunta maneras.

Puede que en Google quieran centrarse de momento en esta arquitectura para dar más sentido a dispositivos como su tablet convertible, el Pixel C, que con esta capacidad podría ganar muchos enteros.

Eso dejaría de momento el camino libre para Remix OS, que precisamente está preparado para correr en nuestros PCs y portátiles -a mi me reveló el futuro, desde luego- basados en arquitectura x86/x86-64 y que recientemente puso a disposición una versión beta que incluso se puede instalar en todo tipo de sistemas con modos de arranque dual para no destruir nuestras particiones de Windows.

Queda por ver lo que nos reserva Google en este sentido: el próximo 18 de mayo comienza Google I/O, y será entonces cuando a buen seguro la empresa hable largo y tendido de este nuevo modo de gestión de ventanas que parece claramente destinado a convertir Android no solo en una plataforma para móviles y tablets, sino a una solución válida para nuestros PCs de sobremesa y portátiles, sean convertibles o no.

En Xataka | Remix OS, toma de contacto: así es la propuesta más ambiciosa para llevar Android al PC
En Xataka Android | Android N, toda la información de la nueva versión del sistema operativo de Google

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos