Compartir
Publicidad

¿Qué significa que Reino Unido permita la edición genética de embriones?

¿Qué significa que Reino Unido permita la edición genética de embriones?
Guardar
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Un grupo de científicos del Reino Unido ha conseguido permiso para poder modificar embriones humanos. El año pasado otro grupo de investigación chino anunció que había realizado una modificación genética en un embrión, pero con esta polémica decisión del gobierno británico el debate ético y jurídico se acelera.

Porque con la irrupción de las nuevas técnicas de modificación genética (fundamentalmente CRISPR y la revolución que está produciendo) el debate tecnológico está muy avanzado. En los últimos años, hemos desarrollado herramientas que, aún en estado inicial, nos hacen soñar con poder enfrentarnos a las enfermedades genéticas más terribles. Y poco a poco, estamos viendo en directo cómo ese sueño se hace real.

No, aún no tendremos bebés genéticamente modificados andando por la calle

3993133 F97afc8b21 B

La aprobación del proyecto por la Human Fertilisation and Embryology Authority (HFEA) va a permitir editar el genoma de embriones humanos durante los siete primeros días después de su fertilización a un equipo del Francis Crick Institute de Londres liderado por Kathy Niakan. Según han comunicado, los experimentos empezarán en los próximos meses (una vez que sean aprobados por los comités de bioética del Francis Crick) y los primeros embriones serán "donaciones" de parejas que se sometan a tratamientos de fecundación in vitro (en este tipo de tratamientos de fertilidad, se suelen 'crear' más embriones de los estrictamente necesarios).

Esto quiere decir que los embriones modificados genéticamente no serán implantados en el útero de una mujer por ahora (ni darán lugar a ningún nacimiento). Aún queda mucho trabajo para eso. El objetivo concreto de este proyecto (y de esta autorización) no es el nacimiento de bebés editados ahora, sino dar el siguiente paso en la investigación y entrar en la fase de experimentación humano lo antes posible.

Algo fundamental para poder seguir avanzando en nuestro conocimiento de estas técnicas. Pero no exento de dificultades: Si hace un año, con la revelación de los científicos chinos, el debate bioético estalló a nivel mundial, esta jugada del (HFEA) británico hace concreto el problema. A partir de ahora, los gobiernos europeos y americanos tienen la pelota sobre su tejado y esperemos que lo jueguen pronto.

Imágenes | University of Michigan, Andrew Mason

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos