Compartir
Publicidad

Esta manga tiene WiFi y ayuda en la rehabilitación de pacientes con derrame cerebral

Esta manga tiene WiFi y ayuda en la rehabilitación de pacientes con derrame cerebral
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Dentro del campo de la medicina, varios científicos e investigadores han buscado la forma no sólo de prevenir padecimientos y enfermedades, sino también de ayudar a las personas que actualmente tienen alguna enfermedad y necesitan tratamiento. Los tratamientos en muchas ocasiones son agotadores, requieren tiempo, paciencia y un esfuerzo extra para que el paciente visite a su médico cada cierto tiempo, algo que a veces dificulta la recuperación.

Para el caso de los pacientes que hayan sufrido derrames cerebrales, el tratamiento consiste en hacer una serie de ejercicios en casa y visitar al médico de forma periódica, para que él evalúe los avances desde la presencia del episodio, hasta el momento de la consulta. El problema es que el médico debe confiar en que el paciente está haciendo los ejercicios de forma correcta, ya que estas terapias deben hacerse en casa y el tener un terapeuta presente en todo momento es algo muy costoso. Por fortuna esto podría cambiar en los próximos años gracias a una manga "inteligente" que evalúa los movimientos del paciente.

M-Mark: la manga terapeuta

Esta manga ha sido desarrollada por investigadores de la Universidad de Southampton en el Reino Unido, en colaboración con el Colegio Imperial de Londres, y su intención es recoger información de cómo reaccionan los músculos del paciente durante sus terapias en casa.

La manga, bautizada como M-Mark, está equipada con sensores de mecanomiografía, que son básicamente pequeños micrófonos ultrasensibles capaces de medir las contracciones musculares, además de acelerémetros, giroscopios y magnetómetros, que recogen la información de las terapias del paciente y las envían por medio de WiFi a un ordenador, tablet o smartphone, para que tanto el paciente como el médico encargado, den seguimiento en tiempo real, además de que se guarda un registro para así conocer y medir los avances.

Stroke

Con esto, se podría disminuir la cantidad de visitas a un hospital, ya sea para consulta con el médico o con un terapeuta, lo que reducirá costes y trayectos para el paciente, pero aún así estaría recibiendo retroalimentación de sus progresos, algo esencial en este tipo de pacientes.

Este proyecto es apenas una idea que quieren desarrollar en un periodo de dos años, para ello el Instituto Nacional de Investigación para la Salud del Reino Unido (NIHR) ha otorgado un presupuesto de un millón de libras, para poder desarrollar el primer prototipo más adelante en este año, y comenzar con las pruebas en pacientes cuanto antes, con miras a tener un producto comercial en 2019.

Más información | University of Southampton
En Xataka | Este casco se deforma para proteger el cerebro de los jugadores de fútbol americano

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos