Compartir
Publicidad

Estar en dos sitios a la vez podría ser una realidad gracias a esta interfaz física en 3D

Estar en dos sitios a la vez podría ser una realidad gracias a esta interfaz física en 3D
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El don de la bilocación siempre ha estado relacionado con seres divinos u objetos paranormales, de lo cual por su puesto no existe un sustento científico de que exista y sea posible de realizar. Bajo esta idea, surge uno de los proyectos más interesantes realizados por un grupo de investigadores del Tangible Media Group del MIT, que hace realidad el sueño de estar en dos sitios al mismo tiempo.

El proyecto es conocido como inFORM y se trata de una forma de visualización dinámica, que es capaz de representar elementos físicos en 3D, sin importar que el objeto, o persona, no esté de forma física en el lugar. Esto permitirá que los usuarios puedan interactuar de una forma tangible con otra persona, en tiempo real y en cualquier parte del mundo.

Dynamic Shape Display

El funcionamiento está basado en una superficie equipada con "pines", que son palos largos acomodados en forma de cuadricula, donde cada uno de estos pines son capaces de moverse de forma independiente hacia arriba o abajo por medio de unos actuadores conectados a un ordenador, que es quien recibe las órdenes para crear representaciones topográficas de los objetos, que a su vez son capturados por un Kinect.

Para añadir un toque de "realidad" a la representación en 3D, se cuenta con un proyector que proporciona contexto a cada uno de los pines, dotándolos de color y destacando profundidad. Esto supone un gran avance para el uso de las videoconferencias, así como en otras aplicaciones, por ejemplo para mostrar maquetas de ciudades, estructuras, en fin, las posibilidades son muy amplias.

Sphere Hands01

Pero eso no es todo, este sistema ha ido avanzando y no sólo se busca que se integre a las videoconferencias o representaciones remotas, ya que uno de los sus últimos avances trajo la posibilidad de imitar movimientos y hacer representaciones con sólo mirar un dibujo, además de que se podría operar cada una de estas superficies con pines, ya sea con un mando a distancia, un ordenador, un dispositivo móvil e incluso por medio de lenguaje neuronal.

Esto es apenas un prototipo en etapa muy temprana de desarrollo, pero el MIT espera seguir experimentado para integrarlo en un futuro a uno de sus más grandes proyectos, que son los átomos radicales, con lo que no sólo tendremos superficies dinámicas, sino objetos 3D, como robots o accesorios que adapten su forma a la situación para así traer una nueva funcionalidad.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos