Sigue a

Optoma GT 100

Muchos de los gadgets hasta ahora vetados en hogares pocos tecnológicos se van poco a poco acercando a cualquier hogar. Pasa con los NAS y ahora también con los proyectores, que han dejado de ser un elemento accesorio para presentaciones o reducto de apasionados por el cine en casa a lo grande.

El Optoma GT 100 es precisamente un modelo muy básico (ya te lo advertimos) desde el diseño hasta las especificaciones. Es simple, compacto (solo pesa 770 gramos) y la resolución y brillo (lámpara LED con 30.000 horas de vida útil) que ofrece está en los límites de lo aceptable para no pensar en un fracaso cuando queramos disfrutar con el proyector en casa.

Cuando lo usamos, podemos conseguir una pantalla de hasta 75 pulgadas donde proyectar vídeo con resolución nativa de hasta 854×480 píxeles, ofreciéndonos un contraste dinámico de 800:1. Eso sí, no intentes conectar nada vía HDMI porque solo nos ofrece puertos para vídeo compuesto (RCA) y VGA (15 pin D-Sub), y entradas de audio RCA. Sí que incluye altavoces integrados, aunque solo de 1.5 W.

Como habrás imaginado, este Optoma GT 100 está más cerca por características de los miniproyectores que de los modelos más completos, por lo que su precio era de esperar que fuera bastante asequible. Ya se puede comprar por 199 euros.

Más información | Optoma.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

18 comentarios