Sigue a Xataka

nuevo Apple TV en Xataka

Tras su presentación a principios de septiembre, y la inmediata disponibilidad en EEUU, la semana pasada llegaba por fin a España el nuevo Apple TV de la marca de la manzana con la primera en la frente: el precio de 120 euros.

Esta nueva generación de Apple TV se había dejado por el camino el disco duro y se había convertido en todo un streamer de contenido made in Apple, con todo lo que ello significa. En Xataka ya lo hemos probado y os traemos nuestra visión del reproductor multimedia de Apple junto con un vistazo en vídeo.

Nuevo Apple TV, marca de la casa

Como es algo inevitable siendo un producto Apple, empezamos el repaso del nuevo Apple TV con su diseño. El uso del procesador A4 que ya incorpora el iPad y el iPhone 4 junto con la eliminación del disco duro interno del modelo anterior han permitido a los ingenieros de Apple reducir a la mínima experesión el nuevo Apple TV.

Cabe en una mano, es compacto, robusto y como conexiones nos ofrece las mínimas: HDMI, miniUSB solo para soporte, salida óptica de audio, alimentación (fuente interna, que no se ve mucho por otros competidores) y puerto Ethernet. Aunque no se ve, también se incluye conexión WiFi de tipo n.

Como era de esperar, las conexiones son las básicas para hoy en día, pero dejan fuera a todo aquel que no tenga por ejemplo un televisor con entrada HDMI. Puede parecer un lastre pero personalmente, y sin que sirva de precedente, le damos la razón en este caso a Apple.

Donde ya no estamos para nada de acuerdo es en la ausencia de ranura para tarjetas de memoria o sobre todo, de un puerto USB, algo que incluyen todos sus rivales. Pero claro, si Apple decide deshacerse del almacenamiento interno para que la compra y alquiler de contenido sea tu modus operandi con el Apple TV, sería de ilusos esperar un puerto USB desde donde reproducir otros contenidos.

Comprar, comprar, comprar … y alquilar

Del funcionamiento del nuevo Apple TV no vamos a descubrirte nada que seguramente no sepas ya. La interfaz es conocida, sencilla y funciona, que es de lo que se trata. Se maneja con fluidez y si tenemos en cuenta que los contenidos que veremos provienen del ordenador principal de casa, tanto el procesador como la memoria RAM incluida son más que suficiente. Lo hemos comprobado.

Para controlar el Apple TV tenemos dos opciones: mando a distancia incluido (delgado hasta el extremo) o las aplicaciones para el iPhone y iPad, con los que se llevará muy bien a partir de la nueva actualización de su sistema operativo.

alquiler-compra-itunes.jpg

Los menús del nuevo Apple TV nos dan una pista muy clara de los contenidos que tendremos al alcance de la mano.

  • Alquiler y compra de películas, con sección para estrenos de cine (donde ver trailers en HD que se reproducen con gran calidad). Con el tiempo esperamos que en España esté disponible también el alquiler de series.
  • Servicios de Internet, que en España se limitan a Flickr y Youtube practicamente. Ésta es una de las grandes limitaciones de este Apple TV en nuestras latitudes, pues en EEUU, el acceso a Netflix compensa lo cerrado del sistema de Apple.
  • Ordenadores de nuestra red, que recoge contenido (incluyendo fotos de iPhoto) de las bibliotecas compartidas en iTunes.
  • Configuración del sistema.

Como ya habrás imaginado, si obviamos la compra y alquiler directa de contenido, para poder reproducir material propio debemos pasar previamente por iTunes, y eso significa en la gran mayoría de los casos que tendremos que interponer un programa que convierta adecuadamente los contenidos en formatos no soportados por Apple TV (son casi todos: Divx, Xvid, MKV, AVI ...) a los que sí aguanta, básicamente MP4 y MOV.

Y si …

Con el nuevo Apple TV y a la espera del Boxee Box que llegará en poco tiempo a España, seguimos esperando el reproductor multimedia, aunque sea streamer de contenido solamente, que nos lo ofrezca todo. La mayoría se enfrentan sin miedo a todos los formatos y formas de meter contenido en ellos que queramos, pero fallan estrepitosamente a la hora de comprar o alquilar contenido y en muchos casos en la interfaz.

El Apple TV tiene su fuerte en esos dos puntos pero limita mucho la manera de reproducir contenido con él. No podemos evitar pensar en un puerto USB sin limitaciones, en una mejor integración con el televisor y lo que el usuario ganaría con ello. Pero aquí el que tiene que ganar dinero es Apple y con su nuevo Apple TV ha creado una máquina perfecta para ello.

Comprar (aunque incomprensiblemente no se puede directamente desde el Apple TV) y alquilar es tan sencillo (y caro si comparamos con los precios físicos de esas actividades) que ya veremos si no acaba junto al televisor y a la espera de quedar libre.

Vídeo en Youtube | Nuevo Apple TV.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

46 comentarios