Compartir
Publicidad
Si creías que el timo del príncipe nigeriano nació con internet, atento a sus siglos de historia
Historia Tecnológica

Si creías que el timo del príncipe nigeriano nació con internet, atento a sus siglos de historia

Publicidad
Publicidad

Sería raro que no conocieses este tipo de correos, que a estas alturas ya suelen quedar automáticamente filtrados a la carpeta de SPAM de todas las cuentas de correo: alguien te explica que una importante personalidad de Nigeria ha muerto (en muchas ocasiones es un príncipe) dejando una fortuna sin heredero, y te ofrece un trato para que te quedes una buena parte del dinero si accedes a transferirlo a una cuenta bancaria.

Es, quizás, uno de los engaños por correo electrónico más populares del mundo. Ha aparecido a modo de chiste en varias series y películas de humor, y el modo con el que el texto traducido por una máquina intenta contactar contigo es demasiado obvio como para que ya nadie se lo tome en serio. ¿Pero y si te digo que este engaño no se ha creado en la era de internet, sino que tiene siglos de antigüedad?

El engaño del príncipe nigeriano, explicado

Seguro que siempre omitirás este tipo de correos al milisegundo de abrirlos en caso de que lleguen a tu bandeja de entrada, pero no hay nada como repasar el engaño. Puede que el correo mencione a doctores, príncipes, activistas o incluso mercenarios rebeldes en Nigeria o en cualquier otro país, pero la estructura es siempre la misma.

Quien quiera que sea el personaje mencionado ha muerto dejando una gran cantidad de dinero sin heredero, que puede ser de algunos cientos de miles de dólares a miles de millones. Alguien "de confianza" te ha encontrado aleatoriamente, cree que eres alguien honesto y, a cambio de que te lleves ese dinero a una cuenta de tu país y corras con algunos gastos, te ofrece quedarte con un porcentaje de esa herencia.

Una vez das dinero, empiezan los problemas hasta que te das cuenta que sólo estás pagando tú

Si respondes al correo diciendo que estás interesado, entonces te pedirán que pagues alguna cantidad de dinero para cubrir los gastos de la transferencia y prometiéndote que recibirás la herencia en tu cuenta bancaria. Sorpresa: ese dinero no llega nunca. Este artículo del Boston Globe te cuenta que a partir de este punto empiezan las excusas como por ejemplo que el encargado de hacer la transferencia está enfermo, o que se necesita más dinero por tu parte. Al final, quien ha pagado una fortuna eres tú.

El origen del timo: cuando el príncipe nigeriano era "el prisionero español"

Carta Prisionero Una versión del timo del prisionero español, fechada en 1905, mencionando a un tal Luis Ramos.

Siempre ha habido gente ingenua, siempre. Así que timos como este siempre han existido de una forma u otra desde mucho antes que se pudieran esparcir como un correo electrónico. En el caso del engaño del príncipe nigeriano, algunas fuentes señalan su origen en el año 1588.

Como este libro de Steve Weisman, titulado Avoiding Credit Scams, quien habla de ese año como origen del engaño. En esa época era conocido como "el timo de prisionero español", y se pedía a la víctima que recolectase dinero para liberar a un aristócrata que había sido encarcelado en España bajo un nombre falso. La promesa era que ese aristócrata cubriría de dinero a quien hiciera eso, y en algunos casos incluso ofrecería la mano de su bella hija en matrimonio. El pack completo, vamos: dinero y amor recibidos por carta tradicional como podéis ver en la imagen superior (obtenida por CBC)

De todos modos, no hay demasiada información acerca de ese origen tan remoto. Incluso en la discusión del artículo de la Wikipedia que trata sobre este timo hay dudas sobre dicho origen, lo que ha provocado varias correcciones por parte de algunos editores, y hay quien simplemente lo data algunos años más tarde.

Certificado Timo Algunas cartas incluso venían acompañadas de certificados de prisiones falsos, para aportar más credibilidad.

Se conocen rastros de este tipo de timo pululando durante la guerra de la independencia española contra Napoleón, en los años posteriores de la revolución francesa o incluso en la guerra civil española tal y como menciona Robert Whitaker en The Appendix. También tuvo su resurgir en el Reino Unido aprovechando la guerra entre España y los Estados Unidos de principio del siglo XX.

Se utilizaba España como lugar de encarcelación aprovechando todas esas guerras, aunque al parecer lo más probable es que el autor del timo no fuese español. Incluso el Scotland Yard colaboraba para localizar al autor del timo, que utilizaba nombres de españoles que llevaban años muertos.

Carta Prisionero2 Otra versión del engaño del prisionero español, esta vez hecha por un autor británico.

El "cambio" a usar Nigeria como país lo provocaron los conflictos que vivió el país africano durante los años 70 y 80 del siglo pasado, lo que aportaba un buen escenario para escenificar muertes de grandes herederos o de líderes militares que escondían dinero de contrabandos.

El timo sigue funcionando, y ahora el nigeriano es astronauta

Actualmente también se conoce este engaño como el timo 419, siendo este número el código penal de Nigeria donde se castiga a los autores de timos. Y el ritmo no se ha reducido: millones de bots de SPAM enviando correos automatizados a diestro y siniestro esperando a que alguien pique.

La mejor señal que podemos ver sobre cómo cambia el correo que generan estos bots a medida que pasa el tiempo está en Anorak, donde podemos ver una variante del correo de hace sólo unas semanas en la que el nigeriano pasa de ser un príncipe a ser un astronauta.

La historia más moderna: un astronauta nigeriano abandonado por los rusos que lleva 14 años en el espacio

La historia aquí ya es bastante disparatada: resulta que un astronauta nigeriano llamado Abacha Tunde lleva 14 años viviendo en la estación espacial rusa Salyut 6, abandonada por los astronautas rusos cuando la URSS se disolvió y pasó a ser la Rusia actual. En vez de llevarse al pobre Abacha con ellos, reemplazaron su asiento para poder almacenar materiales y le dejaron ahí arriba colgado.

El gancho: mientras ha estado ahí arriba Abacha ha acumulado más de 15 millones de dólares en sueldo e intereses. Ese dinero está en un banco nigeriano, y se pide ayuda a la víctima para poder acceder a ese dinero transfiriéndolo a tu cuenta. A cambio, te quedas el 20% de ese dinero restando unos 3 millones de dólares que servirían para pagar a Rusia una misión para recuperar a Abacha.

Policia La Policía Nacional española registra una de las bases donde varios españoles enviaban correos usando la fórmula del príncipe nigeriano entre otras hace pocos días.

¿Creéis que es algo tan absurdo que es imposible de creer? Pues os equivocáis, porque hace muy poco que precisamente se han detenido a 17 personas en España por ser autores de este tipo de fraudes. Enviaban, desde Murcia, correos a varios países llegando a amasar un botín que superaba los 2,5 millones de euros.

También colaboraban con una red internacional de personas perfectamente organizada: por lo visto algunos de los detenidos eran los que hacían de enlace con los bancos para retirar el dinero que las víctimas enviaban. Así que sí, hay quien sigue picando. Lo peor de todo es que el dinero que se recolectaba iba a Nigeria para financiar la organización criminal que organiza estas cadenas de timos.

La justicia, de momento, reacciona con comunicados como este del FBI en el que se advierte a todo el mundo sobre cómo funcionan los timos y cómo evitarlos avisando a los bancos de cualquier transacción que haya en nuestra cuenta que nos parezca sospechosa. Aunque lo primero, por supuesto, es evitar caer en la trampa de esos correos. Otras empresas especializadas en transferir dinero al extranjero, como Western Union, bloquean aquellos traspasos que consideran son fruto de un engaño para quien los envía.

¿Qué dicen los autores?

Erika Eichelberger, de Mother Jones, consiguió hablar hace un par de años con los autores de una de estas redes que envían masivamente los timos del príncipe nigeriano. En el artículo podemos leer cómo dos de ellos insisten en que cuentan "hechos y verdades". Llaman a este tipo de engaños los "Yahoo Jobs".

La metodología es siempre la misma: averiguar el status financiero de la víctima y crear una relación de confianza con ella para que luego cueste menos pedirle adelantos para pagar cosas como "coches averiados" o "adelantos" que se justifican con pagos que no se pueden hacer desde otros países.

Hace diez años conseguían sacar unos 12.000 dólares por víctima. Ahora la media son unos 200 dólares

Aún así, por lo que explica Erika los autores han pasado de conseguir sacar una media de 12.000 dólares por víctima hace unos diez años a sacar "sólo" 200 dólares hoy en día. Aunque sigue habiendo excepciones, como la de un menor de edad residente en la ciudad nigeriana de Kaduna que consiguió sacarle 2 millones de dólares a alguien.

Los autores también explican cómo hay muchas víctimas en la misma Nigeria, y que el "sueldo" que se sacan con esos timos es muy superior a la media del país. Se justifican a sí mismos afirmando que hay timadores "hasta en las capas más altas del gobierno nigeriano", y afirmando que "no le tienen miedo a ningún ministro o presidente".

El fenómeno del príncipe nigeriano en la red

Meme Timo

La buena noticia es que el timo es tan evidente en la actualidad que es muy difícil que alguien pique. El fenómeno tiene incluso una web que reúne a aquellos que quieren luchar contra quien todavía esparza el timo y está repleta de información, y hay otros sitios como Bearcave que también tienen sus propias guías. Y por supuesto los memes también han hecho un hueco al engaño:

Meme Timo2
Meme Timo3
Meme Timo6

No creo que este timo llegue a desaparecer nunca: mientras haya gente que pique, esos correos no dejarán de enviarse. Pero afortunadamente, la gran mayoría ya se lo toma a broma.

En Xataka | ¿Cómo quieren los terroristas que sus emails pasen desapercibidos? Camuflándolos como spam

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos