Sigue a Xataka

Brian Krzanich

Intel ha decidido salir de compras y quedarse con la división encargada de los chips GPS de ST-Ericsson. Unas 130 personas pasarán a formar parte de la plantilla de Intel, con la intención de mejorar en un terreno como el los dispositivos móviles, donde tienen mucho camino que recorrer.

Para ponernos en situación, la compañía sueca Ericsson, y la franco-italiana STMicroelectronics se unieron para crear ST-Ericsson, con la intención de diseñar y crear hardware para dispositivos móviles. La primera aportando su experiencia en módems, la segunda con la fabricación de chips.

El objetivo final, tener en el mercado una alternativa a los diferentes chipsets Qualcomm Snapdragon que dominan el mercado. Algún ejemplo relevante lo tenemos con el uso del del chipset NovaThor en el Samsung Galaxy S3 mini, Sony Xperia Sola, o el Xperia U.

Desafortunadamente sus dueños han decidido que hay que desmontar lo construido, ya que las cosas parece que no estaban funcionando como querían desde el punto de vista económico. Todo apunta a que los problemas han estado más en la gestión que en el equipo de ingenieros, que están encontrando acomodo en otras grandes empresas, como el caso de Intel.

Primera compra de Brian Krzanich

Un detalle interesante de la compra, de la que no hay demasiada información, es que ha sido la primera validada por el nuevo CEO de Intel, Brian Krzanich, que lleva menos de quince días en el cargo.

Con la unidad de GPS añadida al departamento encargado de tecnología móvil de Intel, ya tienen una pieza más en el puzle con la que seguir trabajando en recortar terreno a Qualcomm, Samsung, Nvidia, MediaTek o Apple, todos ellos con arquitecturas ARM en sus diseños de hardware.

Vía | All Things D

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios