Furby

Catorce años han pasado ya desde que Hasbro lanzara Furby, aquel peluche interactivo y parcialmente robotizado que divirtió a toda una generación y atemorizó a otra. Pues bien, la compañía acaba de anunciar una revisión completa de esta ennervante variante mecánica del gremlin. El nuevo Furby es muy parecido en estética a su predecesor, pero ha renovado completamente su interior. La nueva característica más llamativa a simple vista es la sustitución de los ojos mecánicos de la versión original por un par de pantallas LCD color retroiluminadas capaces de mostrar distintos tipos de ojos y otros símbolos. Por supuesto, ningún juguete actual que se precie puede pasar sin conexión, y el nuevo Furby cuenta con su propia aplicación, de momento sólo para IOS, desde la que su propietario puede alimentarle, traducir su 'idioma' al inglés y realizar otras actividades. La mecánica que anima el cuerpo del peluche también se ha mejorado en esta nueva versión y ahora es capaz de más movimientos y expresiones. Al igual que el Furby orignal, el Furby 2012 tiene esa desasosegante costumbre de comunicarse y aprender de otros de su calaña cuando se les junta, con el agravante de que ahora no necesitan escucharse sino que intercambian software vía inalábrica. Otra de las características que se mentiene en el nuevo Furby es que no tiene botón de apagado. La única forma de que se calle (y no es cien por cien efectiva) es dejarlo a oscuras. Hasbro comunica que, a diferencia de anteriores versiones, este Furby almacena su personalidad en memoria de manera que no se resetea al quitarle dos pilas que le dan vida. El juguete tiene además distintas personalidades que se van desbloqueando con el tiempo y en función del trato que le demos. Vía y foto | CNET

¡Vótalo!

Editores 0

Comunidad 7

Actividad de la comunidad