Razer Naga

Este análisis vale por dos. De una tacada vamos a analizar el ratón Razer Naga 2014, la última versión del curioso ratón para MMORPG, y una de las alfombrillas supuestamente más eficientes de la marca: Razer Manticor. Una combinación a priori muy potente y con la que nuestra experiencia en videojuegos debería ser sobresaliente. Evidentemente la compra de ambos periféricos está dirigida al mundo gamer, pues supone un fuerte desembolso inicial que, en conjunto, es de 130 euros en tienda oficial. ¿Merece la pena apostar por estos productos con semejante precios? Lo comprobaremos en nuestro análisis de Razer Naga 2014 + Razer Manticor. Naga 2014: el ratón MMORPG se renueva Razer Naga 2014 fue presentado en el mes de julio como una renovación sobre la versión original, que data del 2010. Cambios muy concretos en lo relativo al motor interno (con un sensor 8.200 dpi en vez de los 5.600 del original), aunque mucho más reseñables son las mejoras en la parte externa, en su diseño. La apariencia afecta directamente a la ergonomía y, por ello, es fundamental para que un ratón sea cómodo. Razer Naga 2014 es uno de los ratones más cómodos que he probado, adaptándose perfectamente a la mano y con unos materiales suaves aunque rígidos. El recorrido del 'click' es bastante amplio pero la fuerza a ejercer es reducida, con lo que el resultado es muy satisfactorio. Ese 'click', por cierto, es bastante sonoro y por unos momentos me recordó a la sensación que proporciona un teclado mecánico, salvando por supuesto las distancias. Una de las características más destacables de los Naga son los botones laterales, que dependiendo del modelo son más o menos. Razer Naga 2014 ofrece un total de doce botones en el lado derecho, accesibles a través del dedo pulgar. A pesar del buen tácto (y repitiendo la misma sensación que con los clicks principales pero con un recorrido mucho menor), es difícil pulsar el botón que queremos en cada momento. La distancia entre ellos parece suficiente, pero en los primeros usos pulsaremos varios a la vez o nos equivocaremos de botón. Ciertamente no es un sistema cómodo y práctico, al menos en los primeros días de uso, y la sensación que da es que costará mucho acostumbrarse a ellos. El ratón probado es la versión para diestros, aunque Razer Naga 2014 también tiene modelo para zurdos con exactamente las mismas características, lo cual es una gran virtud para este tipo de usuarios muchas veces olvidados. Ratón con cable trenzado, conexión USB y múltiples posibilidades de personalización de los botones para utilizar macros y accesos directos, todo configurable mediante Razer Synapse 2.0. ¿Una alfombrilla sin apenas rozamiento? Esa es Razer Manticor Junto con el Naga 2014 queríamos probar alguna de las alfombrillas que tienen en su catálogo de productos, y el fabricante nos envío la Razer Manticor. Uno de los modelos de gama más alta que, con un precio de 50 euros, puede parecer una inversión muy alta para la mayoría de usuarios. Evidentemente es un producto 'premium', pensado sólo para los más sibaritas de la tecnología. Eso se nota inmediatamente nada más compruebas que junto con la alfombrilla incluyen una caja acolchada para poder transportarla fácilmente y de forma segura allá donde queramos llevarla, así como telas protectoras para evitar cualquier mínimo rayón que pueda ocasionarse. Manticor está compuesta por dos partes. La inferior es acolchada, formando una gran membrana que evitar que la alfombrilla se mueva de la mesa. La superior, sobre la que apoyaremos el ratón, es una superficie metálica perfectamente pulida y de color gris oscuro, casi negro. El logotipo de Razer está grabado en una de las esquinas pero puede pasar perfectamente desapercibido, y no afecta en absoluto al desplazamiento del ratón. A pesar de esas dos partes perfectamente unidas, el grosor es mínimo: 2,2 milímetros. Inapreciable, y una de las más delgadas del mercado. A la hora de probar la Manticor intentamos sacarle el máximo partido al Naga 2014. El resultado es que el desplazamiento apenas tiene rozamiento, de forma que la fuerza a ejercer para mover el ratón es mínima. Mucho menor que en las alfombrillas más comunes de tela, y si bien es cierto que al principio resulta excesivamente rápido no pasa mucho tiempo hasta que te acostumbras. Una sensación muy diferente a la obtenida con otras alfombrillas y principalmente motivada por ser una alfombrilla metálica. A pesar de la buena experiencia hay que remarcar algunos puntos negativos. Además del ciertamente elevado precio también pudimos probar diferentes ratones con resultados por debajo de lo que nos ofreció el Naga 2014. Algunos -- no todos -- incorporan unas pequeñas superficies de goma pensadas para evitar rayones en una mesa, y cuyo resultado en Manticor es que proporcionan un mayor rozamiento del esperado. Por supuesto esto depende del ratón elegido, aunque dos de los cuatro probados incorporaban estas gomas. También es cierto que es una alfombrilla un tanto pequeña en comparación con otros modelos 'XXL' del mercado, aunque no diminuta: 25,5x35,5 centímetros. Para mi suficiente, pero seguro que a más de uno opina todo lo contrario; siempre dependerá de la sensibilidad de nuetro ratón a la que estemos acostumbrados. Por último y como nota más curiosa que completamente negativa, al ser una superficie metálica está bastante fría. Lo habitual es que tengamos la muñeca y parte del brazo apoyado sobre la alfombrilla, lo que puede resultar algo molesto sobre todo de cara a los meses de invierno donde la temperatura de la casa no es tan elevada como en verano. Razer Naga 2014 + Razer Manticor, la opinión de Xataka El 'pack' que hemos probado es una solución pensada casi exclusivamente para gaming. Un ratón con múltiples botones para juegos de tipo MMORPG y una alfombrilla que destaca por ser metálica, en vez de otras más habituales de tela o acolchadas. Razer Naga 2014 es una de las sensaciones del mundo gaming, principalmente por esos doce botones disponibles para macros y accesos directos. Tras las pruebas he de decir que es uno de los ratones más cómodos que he probado, adaptándose completamente a mi mano y de buen tacto y manejo. Lo malo lo encontramos en los protagonistas, los llamativos botones laterales: son difícilmente accesibles y costará acostumbrarse a manejarlos eficientemente sin errar, aunque por otro lado también hay que añadir que es un ratón único por esta característica. El ratón podría ser una gran compra, aunque por supuesto deberemos tener en cuenta que necesitaremos sacarle el máximo partido. Creo que el mismo modelo sin los botones laterales y por un precio menor podría ser un superventas, y uno de los mejores ratones del mercado. El que más se parece es el Deathadder, también disponible en versión para zurdos por 70 euros. Hablando de Razer Manticor, las expectativas puestas en esta alfombrilla eran de lo más dispar. Por un lado esperábamos una alta calidad y una mejor experiencia, sin olvidar que generalmente es uno de los periféricos con los que muchos fabricantes se aprovechan para apenas ofrecer ventajas inflando los precios al ser un producto tan concreto en el mercado. La realidad es que la sensación al utilizar una Manticor es muy diferente a la proporcionada por otras alfombrillas. El desplazamiento del ratón es rapidísimo, con la pega de que no todos los ratones se mueven por igual. La superficie es completamente metálica, estéticamente simple pero bella y quizá algo pequeña, y por supuesto incorpora esa caja de transporte para protegerla completamente en caso de tener que moverla a otro lugar. Seguramente no sea lo habitual, pero es algo que se agradece más aún cuando tenemos que pagar un precio tan elevado. Finalizamos este análisis con los precios oficiales de los dos productos probados, los cuales están disponibles en la web de Razer: Razer Naga 2014, versión para diestros o zurdos: 79,99 euros Razer Manticor: 49,99 euros Razer Naga 2014 A favor Uno de los ratones más cómodos que hemos probado. Posibilidades de personalización y configuración. Calidad de los materiales y acabados. Es muy bonito. Cable USB trenzado. En contra Los botones laterales son difíciles de utilizar. Costará mucho acostumbrarse a ellos El precio puede asustar a muchos Razer Manticor A favor Sencilla pero estéticamente muy bonita. El desplazamiento en ella es suave y muy rápido. Un producto 'premium' con detalles cuidados al máximo. En contra Elevado precio. No todos los ratones están pensados para esta alfombrilla. Quizá resulte algo pequeña para ciertos usuarios. Al ser metálica puede estar fría, dependiendo de la temperatura ambiente. (Haz click en una imagen para ampliarla) Razer Naga 2014 y Razer Manticor han sido cedidos para la prueba por parte de Razer. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas. Más información | Razer

¡Vótalo!

Editores 0

Comunidad 0

Actividad de la comunidad