Sigue a Xataka

sensor.bmp

Esta puede ser la respuesta a los que todavía no le han cogido bien las medidas al coche o no tienen un coche moderno de esos que llevan sensores incorporados. El Wireless parking sensor #16770 evita los golpes que recibe el coche al aparcar en lugares difíciles. Se trata de un semáforo que avisa antes de chocar. Un sensor ultrasónico calcula la distancia que existe entre el coche y la pared y te muestra la situación mediante los colores de los semáforos: verde=sigue avanzando, amarillo=despacio, rojo=¡frena!.

El kit se compone de un sensor, que se instala en la pared del garage a la altura del parachoques del coche y un semáforo, que se pone a un altura mayor, donde se pueda ver. Tras un periodo de inactividad, las luces se apagan para ahorrar pilas y se vuelven a activar con el movimiento del coche.

Más información | gadgetsuk.com.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios