Sigue a Xataka

Los ordenadores de abordo y la conectividad de que se ha añadido a los mismos con Bluetooth hizo disparar los rumores acerca de la aparición de virus en los coches. Los casos más sonados fueron los del Lexus, finalmente desmentido por la propia compañía. Sin embargo muchos se quedaron con “la mosca detrás de la oreja” y con el temor de ver sus autos llenos de código malicioso. A todos ellos les gustará saber el estudio realizado por expertos de F-Secure al que ha resultado imposible infectar un coche equipado con bluetooth con los virus más conocidos de teléfonos móviles (exactamente con el Cabir y algunas variantes). De momento parece que podremos respirar tranquilos.

Vía | News.com.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

8 comentarios