Sigue a Xataka

navegador de diseño porschew

Seguimos comentando los aspectos que debemos tener en consideración a la hora de escoger uno u otro navegador. La idea es que dispongáis de elementos de juicio para acudir a un establecimiento y saber qué debemos exigir o buscar en un navegador para nuestro coche en este caso.

Después de las primeras pinceladas relacionadas con el precio, funcionalidades y aspectos de la cartografía, hoy terminamos esta tercera parte de la guía de compras analizando dos ámbitos de los más importantes: hardware y software, o lo que es lo mismo, el aparato físico y la parte encargada de gestionar ese aspecto y los mapas.

Además, para finalizar, hablaremos por encima de otras funciones que podrían interesarnos en un navegador pero que no entran estrictamente dentro de las analizadas anteriormente, como el que dispongan de conectividad bluetooth para usar mi teléfono como manos libres,funciones de reproducción multimedia o aspectos de diseño.

HARDWARE

Dentro del apartado de aparato en sí mismo nos centramos ahora en varios puntos:

  • Chip GPS: en la actualidad se usa sobre todo uno, del fabricante Sirf, el Sirfstar III. Es básico que detecte de forma correcta los satélites y que no pierda la señal fácilmente. Además, si fuera necesario, podemos optar por una antena exterior.
  • Procesador: es vital que el navegador cuente con un motor que gestione de forma eficiente todo el sistema, pues nos conviene que procese en el menor tiempo y de la forma más eficaz los datos y variables. Ya no se trata solamente del arranque del equipo, sino de tareas como recalcular rutas, que nos conviene que sea veloz y eficaz, o mostrar potentes gráficos. No me vale que me recalcule un navegador la ruta cuando el cruce que debo coger ya ha pasado.
  • Pantalla: es este uno de los aspectos en los que más se fija la gente a la hora de adquirir un equipo. Llaman la atención las pantallas enormes, de hasta 7 pulgadas, pero ¿realmente necesitamos una tan grande? Por supuesto que cuanto más grande mayor precio suelen tener. Lo básico de una pantalla es que tenga una resolución adecuada y que sea brillante y sin muchos reflejos, pues mejorará la visualización de los datos. Hay equipos que es imposible usar a plena luz del día sin forzar mucho la vista y no centrarnos en la carretera. Además, debemos exigir un modo nocturno para poder usar el equipo cuando no hay luz y evitar resplandores dentro del coche que nos pueden despistar a nosotros y a los demás conductores.
    Es básico también que la pantalla sea táctil, pues nos permitirá manejarla de forma más sencilla, pero ello no debe incitarnos a usarla mientras conducimos pues es un gran peligro.
    La elección del tamaño debemos basarla en dos puntos clave: la buena visualización de los mapas y datos sin necesidad de dejarnos los ojos en ello o distraernos para prestar más atención a la misma, y el uso que le vamos a dar. Si la pantalla es grande tendremos más problemas para llevar el equipo de un coche a otro o a desmontarlo cuando no lo usemos. Además puede reducir el campo de visión de la carretera. Recordemos que es uno de los regalos preferidos por los ladrones de coches y que nadie dudará en romper la luna de tu coche para conseguir uno que hayas dejado puesto en el salpicadero o el parabrisas. También hay que pensar que si debemos colocarlo lejos de la vista nos conviene una pantalla grande.
    Es igualmente destacable conocer que cuánto mayor sea la pantalla, más información de un golpe podremos tener en la misma y no tendremos que navegar por menús para obtenerla. En nuestro caso consideramos que este aspecto junto con la comodidad de transporte debe ser lo que nos haga decidirnos por una u otra pantalla. También es importante como hemos dicho y nos cansamos de repetir, el brillo de la misma y su resolución.
  • Sonido: es otro de los puntos claves al que debemos prestar la atención. Con frecuencia no miraremos la pantalla para orientarnos sino que estaremos atentos a las instrucciones de voz, que tienen que sonar claras, ser precisas y escucharse de forma óptima. Lo ideal es que el navegador pueda integrarse en el sistema de sonido del coche. La mejor forma de hacerlo es contando con un emisor FM o con conexión para la entrada de línea del equipo de sonido. Este tipo de funciones las suelen llevar los navegadores que nos sirven a la vez como reproductores de música o vídeo. Si no es así, debemos asegurarnos de que los altavoces que lleva integrados sean de una calidad aceptable.
    Resulta conveniente que podamos modificar o personalizar lo máximo posible la voz de quien nos da las instrucciones y que nuestro navegador cuente con un sistema de texto a voz, que no solo nos indicará las instrucciones sino que nos nombrará por ejemplo las calles y así no necesitaremos mirar casi nunca al mapa.
  • Sistema de sujección: algo tan trivial y que pudiera parecer insignificante para decantarse por un navegador GPS en ocasiones puede darnos un buen dolor de cabeza porque resulta induficiente, no funciona como debería o simplemente es pesado y no muy manejable. Debemos también tenerlo en cuenta. Que se pueda colocar de forma rápida y cómoda es básico.

blaupunkt-lucca-3-5.jpg

SOFTWARE

Atentos a este aspecto porque es quizás uno de los más, si no el que más, determinante de un navegador. Las opciones y hardware de un equipo pueden ser excelentes pero el manejo del GPS un suplicio.

Lo primero que debemos tener en cuentaes la facilidad de uso de la interfaz y sus opciones. Si con un toque de pantalla podemos empezar a navegar estamos ante un buen producto. Si necesitamos varios pasos enrevesados, mal asunto.

La interfaz también debe de ser clara, con la información básica como calle por la que vamos, próximo desvio, velocidad … si además disponemos de datos como el carril que debemos tomar, la velocidad máxima, si hay radar cerca, entre otro, pues mucho mejor.

También depende del software que use el navegador GPS que las instrucciones de voz sean precisas y se produzcan en el momento adecuado. Y por supuesto que podamos personalizar los avisos que queremos tanto en pantalla como de viva voz. No sabéis lo insoportable que resulta escuchar cada minuto un aviso de límite de velocidad en una autovía.

x960.png

OTROS ASPECTOS

Otros aspectos que podemos tener en cuenta a la hora de comprar un navegador GPS son:

  • Autonomía de la batería que llevan incorporados, por si queremos usarlos fuera del coche o planificar la ruta en casa antes de salir de viaje. Importante conocer dónde está situado el chip GPS, pues en algunos modelos, ya menos, éste se encuentra en el soporte, por lo que el GPS no nos vale cuando paseamos por ejemplo.
  • El aspecto multimedia es otro de los que más atraen a los compradores. Suelen ser más caros, pero si no disponemos de equipo musical en el coche es algo a tener en cuenta. Normalmente serán equipos con disco duro integrado o ranura para tarjetas de memoria cuyos contenidos podemos reproducir a través del sistema de sonido del vehículo. La pantalla en este caso lógicamente debe ser de buen tamaño.
  • La opción de conectar vía Bluetooth el teléfono y hacer uso de la pantalla del navegador es muy importante tenerla en cuenta si no disponemos ya de l función de manos libres en el coche.

Con este post cerramos el tema de opciones a tener en consideración a la hora de comprar un GPS. Ya el lunes próximo seguiremos con el especial de Guía de compras de un navegador GPS.

Buen puente y cuidado con la carretera.

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario