Sony QX10 y QX100: cámaras para pegar (o no) a tu smartphone

Síguenos

Sony QX100

Uno de los lanzamientos estrella de esta tarde de Sony, las cámaras QX10 y QX100, ya ha sido revelado. Y tal y como prometían, estos accesorios inauguran una nueva y extraña categoría dentro del campo de la fotografía móvil.

Con los Sony QX10 y QX100 ya no se trata de tener una mejor o peor cámara fotográfica en el móvil, sino de usar el móvil como pantalla y control de una cámara completa que lógicamente hay que llevar con nosotros. Atrevida propuesta sin duda pero que yo no siento más que como un atajo para conseguir una gran cámara de fotos en junto al móvil. ¿Estarías dispuesto a cargar con un accesorio como éste en el día a día? Veamos qué nos ofrecen con detalle estas dos cámaras y saquemos conclusiones.

Sony QX10 y QX100, érase una vez una cámara a un móvil pegada

Juntar diferentes gadgets en uno solo lo hemos visto muchas veces. Así que hablar de una cámara de fotos pegada a un smartphone no es una licencia para explicar de qué van estos accesorios de Sony sino una realidad. Mirad si no la imagen de abajo.

Sony QX100

Estas dos cámaras, porque lo incluyen todo menos la pantalla y controles, ofrecen sensores de 20 y 18 megapíxeles (QX100 y QX10). Pero hay más diferencias. Las más significativas entre una y otra está en el zoom, que es de 3.6 aumentos en el primer modelo y de 10x en el segundo. Pero además, el tamaño del sensor es sensiblemente diferente en ambas cámaras.

La Sony QX100, la que cuenta con menos zoom (3.6x), ofrece un sensor de 1 pulgada ni más ni menos, como en la estupenda Sony RX100 II, con luminosidad f1.8-4.9, mientras que el zoom más largo de 10x de la Sony QX10 se tiene que conformar con un sensor más discreto, de 1/2.3 pulgadas (CMOS Xmor R en ambos casos) y luminosidad f3.3-5.9. El tipo de lente también varía de un modelo a otro, y la QX100 presume de tecnología Carl-Zeiss Vario Sonnar T de siete elementos, por la lente de tipo G y siete elementos de la cámara QX10.

La Sony QX100 lleva el mismo sensor de 1 pulgada de la magnífica RX100 II

Otra diferencia entre las cámaras es el control manual del enfoque que permite la Sony QX100 (con detección por contraste), mientras que la otra cámara solo puede funcionar con enfoque táctil desde la pantalla del teléfono.

Otros valores fotográficos de estas cámaras ponen la ISO en niveles de entre 100 y 25600 en el caso de la QX100 y de 100 y 12800 ISO para la cámara Sony QX10. En el caso de la grabación de vídeo, esa ISO máxima se reduce en ambos casos a 3200 y 100 ISO respectivamente.

Sony QX10 con smartphone

Conectividad y ausencia de RAW

Como hemos indicado, estas cámaras son modelos completos pero sin pantalla ni controles. Así, ambas cámaras incluyen un procesador de imagen, el Bionz de la compañía, estabilización óptica también marca de la casa, y por supuesto conectividad. ¿Cómo si no íbamos a enlazar teléfono y cámara?

La mala noticia de estas cámaras es que no son capaces de grabar RAW

Tanto la Sony QX100 como la QX10 incluyen WiFi y NFC, para la conexión y emparejamiento respectivamente. Así, una vez enlazadas cámara y smartphone mediante la aplicación Playmemories (para Android e iOS), podremos empezar a hacer fotos, las cuales se pueden almacenar en la propia cámara, que lleva ranura microSD y MemoryStick. Si se desea, desde el smartphone se le puede indicar a las cámaras que pasen la imagen al mismo.

La mala noticia de estos accesorios, si aceptas vivir con ellos, viene con el formato de grabación, que es exclusivamente JPEG. Nada pues de RAW por ahora, lo que no me parece un acierto precisamente.

Sony QX10 estilo

Por supuesto con estas cámaras se podrá grabar vídeo y aprovechar sus sensores, especialmente el de la Sony QX100, pero la calidad del mismo, en formato MP4, será de un máximo de 1440×1080 píxeles(30 fps). Cuentan eso sí con micrófono integrado.

Habrá que comprobar también que tal es la velocidad de funcionamiento (Sony apunta a unos 7 segundos para encenderse la cámara, 0.21 segundos de retardo al disparar y 1 segundo entre disparo y disparo).

QX10

Lógicamente las cámaras Sony QX100 y QX10 funcionan con batería recargable vía microUSB, aunque también pueden funcionar con adaptador de red. En cuanto al peso, el modelo QX100 pesa unos 179 gramos por los poco más de 100 gramos de la QX10. En ambos casos se cuenta con la batería y la tarjeta de memoria.

Sony QX100 y QX10, precio y diponibilidad

Estas dos nuevas cámaras de Sony llegarán al mercado a finales de este mes de septiembre. Estarán disponibles en colores negro y blanco, con precios de 199 euros para el QX10 y previsiblemente entre 350 y 450 euros el QX100.

Junto con las cámaras tendremos una serie de accesorios en forma de bolsas de transporte y por supuesto carcasas adaptadoras para smartphones, empezando por los Sony Xperia Z, cómo no.

Sony QX10 en blanco

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

46 comentarios