Sigue a Xataka

d200.jpg


El primer día de noviembre nos trajo la noticia del próximo lanzamiento de la nueva apuesta de la marca Nikon en el mercado de las cámaras digitales reflex, a medio camino entre el fotógrafo amateur que quiere un poco más y el semiprofesional.

Es la D200, sustituta de la D100, muy esperada en el mercado fotográfico, y que ha sido motivo de numerosas conversaciones en foros especializados.

Y no es para menos. Como adelanto decir que nos encontramos ante una cámara con CCD de 10,2 megapíxeles, sensibilidad real de 100 a 1600 ISO, ráfaga de 5 fotogramas por segundo, pantalla de 2,5 pulgadas, IEEE 802.11b/g opcional y un cuerpo de magnesio con sólo 830 gramos de peso.

Aunque dicen que las comparaciones son odiosas, todo el mundo parece tener claro que esta nueva cámara de Nikon, que se sitúa entre sus compañeras D70s y las D2, viene a luchar cuerpo a cuerpo con la EOS D5 de Canon, tanto en gama de precios como en características.

Lo primero de lo que podríamos empezar a hablar es de su cuerpo, de aspecto claramente SLR pero que no abusa del tamaño. Además, la aleación de magnesio con la que está fabricada le dota de fuerza y resistencia con un peso de sólo 830 gramos.

Como hemos dicho, el sector en que se engloba está en el borde del profesionalismo, línea siempre muy difusa. Lo demuestra esta D200 con su obturador de doble hoja que asegura una duración de 100.000 disparos. Además, dispone de una empuñadura vertical opcional que permite no sólo albergar dos baterías sino también pilas estándar de tamaño AA mediante un adaptador.

En cuanto a la forma de controlar las funciones de la cámara, el visor dispone de un 95% de cobertura e incorpora una cuadrícula para facilitar la composición, así como información de algunos parámetros técnicos.

La pantalla es de 2.5 pulgadas, con un ángulo de visualización de hasta 170 grados. En ella podremos visionar las fotografías con un zoom de hasta un 400%, así como ver un histograma RGB y evidentemente configurar los diferentes menús de la cámara.

Para controlar aspectos tales como el estado de la batería, el modo de trabajo o la cantidad de fotos restantes en la tarjeta de memoria, se dispone de un panel LCD enorme en la parte superior de la cámara.

d200_2.jpg

Hablando de autonomía, la nueva D200 dice ofrecer unos 1800 disparos con una carga completa y lo que a mi me parece más interesante, promete ofrecer el porcentaje exacto de energía restante.

En cuanto a los tiempos y velocidades que presenta esta cámara de Nikon, podemos destacar los 5 fotogramas por segundo, velocidad de encendido de sólo 15 centésimas de segundo y un retardo de 50 milésimas de segundo.

De sensibilidades tampoco anda mal la nueva de Nikon, que presenta un margen muy amplio que va de 100 a 1600 ISO calibrados y 3200 ISO de forma forzada.

El resto de características que podríamos citar son:

  • Sin zoom óptico ni digital.
  • No tiene función de vídeo.
  • Flash integrado y flash externo.
  • Autodisparador.
  • 11 puntos de autofoco.
  • USB 2.0
  • Almacenamiento en tarjetas CF I y II, además de Microdrive.
  • Salida de TV.
  • Formatos de imagen: JPEG, NEF, NEF-JPG.
  • Dimensiones de 147×113x74

Para terminar, recalcar que como opciones se ofrece WiFi 802.11 b/g y GPS.

En cuanto a la fecha de salida se baraja enero de 2006 y el precio rondaría los 1700 dólares.

Vía | quesabesde, pixelydixel, fdlog y akihabaranews.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

10 comentarios