Compartir
Publicidad
Publicidad

El Benq S11 también sucumbe a la moda de los proyectores integrados

El Benq S11 también sucumbe a la moda de los proyectores integrados
Guardar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los fabricantes no se detienen en la búsqueda de una fórmula para que el consumidor elija la videocámara de bolsillo de su marca frente a las de los rivales. La Benq S11 es una vuelta de tuerca más que acerca a este tipo de equipos algo de moda: los picoproyectores.

Pese a que la Benq S11 es una de las que llamamos videocámaras de bolsillo, el acabado de la misma no es ni de lejos comparable a la de la mayoría de sus rivales. Aquí Benq ha echado el resto y le ha otorgado el privilegio de un cuerpo bien diseñado y de gran acabado. La videocámara es bastante delgada y ligera (16 mm) y si Benq quiere, tiene la base para la construcción de un teléfono que no estaría mal físicamente.

Benq podría incluso aprovechar sus prestaciones fotográficas con el sensor de 5 megapíxeles que integra y que permite grabar vídeo a 1080p comprimido en H.264.

benq-s11-proyectando.jpg

Para el manejo de la Benq S11 tenemos que echar mano de los dedos y manejarnos en la interfaz de su pantalla de 3.5 pulgadas. Podremos escoger por ejemplo la calidad del vídeo que queremos grabar y que quedará almacenado en tarjetas de memoria SD.

Para la visualización de los vídeos de la Benq S11 hay más posibilidades de las habituales. No falla el puerto HDMI para conectar la videocámara de bolsillo a un televisor, pero si queremos improvisar en cualquier lugar podemos recurrir al picoproyector con lámpara LED que incorpora.

Sobre la salida oficial en España de esta videocámara Benq S11, lo debería hacer a finales de este mismo mes de septiembre pero con precio todavía sin definir.

Más información | Benq.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos