La foto del MWC 2013 son cuatro temas que van a dar que hablar

Síguenos

MWC 2013, la foto del evento

El MWC 2013 ha cerrado capítulo y toca mirar atrás para analizar lo que ha dado de sí una de las ediciones menos mediáticas de los últimos años.

Aun así, nos podemos quedar con cuatro fotografías destacadas que resumen lo que ha sido el MWC 2013.

El bajo coste y la gama de entrada toman el mando

El tema clave y que resume perfectamente lo que ha sido la edición de este año del MWC de Barcelona tiene un nombre propio: bajo coste o gama de entrada.

Lo mediático es el smartphone de alta gama, pero donde tanto operadoras como fabricantes saben que está el negocio en el futuro más cercano es en el usuario que entrará al mundo de la telefonía avanzada por primera vez.

Ya os adelantamos que en el smartphone básico será el primer ordenador de la mayoría, y la guerra se va a desarrollar en ese campo.

operadores con Firefox OS

En este MWC 2013 hemos vivido la irrupción apoteósica de Firefox OS como el salvador de esa población de países en desarrollo o no tanto. El apoyo de Telefónica y nuevas y potentes operadoras se esperaba, y ha sido la confirmación de que tras unos años en que apenas pintaban nada en el mercado más allá de subvencionar smartphones que mermaban sus beneficios, quieren volver a tener algo que decir en el segmento.

Y no están solas. Los fabricantes también se animan con Firefox OS y hay ya un buen equipo para apoyar su desembarco en diferentes mercados a partir de este mismo verano. ZTE, Alcatel y hasta la mismísima Sony han confirmado que tendrán terminales con Firefox OS.

También ha sido protagonista de esta “idea” Nokia, que ha visto como el empuje de los smartphones de gama alta le quitaba protagonismo. A ella, que “siempre” ha sido la que más teléfonos ha vendido, dominando de manera abrumadora durante años el catálogo bajo-medio.

 Nokia Lumia 720 lateral

Por eso no nos extraña que todos sus nuevos lanzamientos en este MWC 2013 vayan en la misma línea: teléfonos básicos con precio irrisorio como el Nokia 105, o incluso modelos bien equipados con Windows Phone. Aquí es donde la alianza con Nokia le puede venir bien a Microsoft, pues introduce a precios asequibles modelos de smartphones de gama de entrada con su sistema operativo Windows Phone, uno de los llamados a ocupar el tercer puesto en el mercado.

Y ese tercer puesto se va a jugar no en las grandes ligas sino en los mercados emergentes, y ahí a Microsoft, que seguro que confiaba en esa base para crecer, le ha salido un duro competidor: Firefox OS.

El híbrido tablet/teléfono como eslabón perdido

Quién le iba a decir a Samsung cuando presentó su Galaxy Note original que estaba creando tendencia. Sí, ellos marcando el camino. Pero así ha sido y queda demostrado con la segunda fotografía de este MWC 2013: el tabletófono o phablet para los puristas.

La propia Samsung anunciaba en esta edición su Note 8, tablet con aspiraciones de teléfono en el modelo 3G, pues no solo consigue con esta característica conectividad sino la posibilidad de hacer llamadas telefónicas.

ASUS Fonepad en mano

Pero no ha sido el único. Conocíamos de cerca en este MWC 2013 al Huawei Ascend Mate, que se pone próximamente a la venta con sus 6.1 pulgadas, así como el ZTE Gran Memo y el modelo que no oculta sus pretensiones: el ASUS FonePad y sus siete pulgadas.

La feria no es para los grandes lanzamientos

La tendencia que estamos viendo desde hace años en otros grandes eventos tecnológicos se instaura en el MWC. Los grandes lanzamientos, los grandes protagonistas, quieren todos los focos para ellos.

Ni Apple ni Google, algo que no sorprende, tienen una presencia directa ni destacada en Barcelona. Pero es que los grandes fabricantes se van poco a poco desmarcando para construirse su propio día relevante.

El teléfono más importante de Sony, el Xperia Z que ya hemos probado, se presentó a principios de año para adelantarse a la competencia. Y la compañía no ha mostrado ningún gama media ni alternativas en Barcelona más allá de su – ya presentado – tablet, por otro lado una de las sensaciones del evento.

HTC One en vídeo

Más grave es lo que han hecho tanto HTC como Samsung. La primera presentaba en un evento propio hace apenas unos días su HTC One, también el terminal más importante de su historia. Y los coreanos se guardan su gran terminal de este año para dentro de unos días, curiosamente en en lugar en el que les interesa estar más que en Barcelona: EEUU.

Está claro que si estas dos marcas hubieran querido, sus terminales estrella se podrían haber presentado en sociedad en Barcelona, pero no lo han hecho ni parece que en años posteriores lo hagan. Así que el MWC va camino de quedar como una feria de servicios, operadoras, tecnologías y aplicaciones. Pero poco hardware final para el usuario.

El empuje chino que no frena

Ya el año pasado el MWC la fuerza china avisaba de su poderío, y este MWC 2013 ha confirmado que son los elementos a seguir. Encima, que otros se borren de esta feria les viene que ni pintado.

china is coming

Aquí hemos tenido pues a ZTE y Huawei con un protagonismo importante, grandes lanzamientos y encima avisando de que ya no solo juegan con los grandes en prestaciones sino que les piensan presentar batalla con un argumento muy convincente: el precio. Un ejemplo es el Huawei Ascend P2.

Hasta el año que viene Barcelona.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

12 comentarios