Compartir
Publicidad
Qué conectar a tu tele para convertirla en Smart TV: guía de compras de set-top boxes
Especiales

Qué conectar a tu tele para convertirla en Smart TV: guía de compras de set-top boxes

Publicidad
Publicidad

¿Cómo es tu Smart TV soñado? Desde hace años los diferentes fabricantes de televisores llevan buscando dotar de funciones extra y aplicaciones a sus mejores modelos. Por el camino ha habido intentos individuales, asociaciones con gigantes como Google y en el último año, una auténtica batalla de sistemas operativos avanzados.

Pese a estos intentos, lo más habitual para hacer más avanzado a un televisor y tener por ejemplo reproducción completa de contenido local o servicios de streaming mediante aplicaciones, sigue siendo conectar un dispositivo externo y multiplicar las opciones del televisor independientemente del modelo o marca del televisor que tengamos.

Hoy en día las opciones del mercado son muy numerosas, potentes y suficientemente diferentes para que haya bastantes dudas a la hora de escoger el modelo que mejor encaje en lo que buscamos. Toca analizar los principales productos y set-top boxes del mercado y ofreceros nuestra guía de compras de set-top boxes para conseguir un Smart TV a nuestro gusto.

Chromecast

Sencillo, potente y bastante asequible. Esta podría ser una perfecta definición del Chromecast, uno de los productos de más éxito en el mercado para convertir nuestro televisor en un Smart TV.

Lo fabrica Google y ya va por su segunda generación. Básicamente es un stick que conectamos a uno de los puertos HDMI del televisor (necesitamos también alimentarlo vía su puerto microUSB) y conseguimos un enlace directo, sencillo y bastante completo entre nuestro smartphone (o el navegador Chrome de nuestro ordenador) y el televisor. Basta seleccionar la aplicación y contenido y lanzarlo al televisor de un solo clic.

650 1200 1
  • Sus puntos fuertes: muy barato, no ocupa espacio, lo podemos llevar cómodamente de un lado a otro y es muy sencillo de configurar y usar.

  • Sus puntos débiles: lo que puedes hacer con él pasa exclusivamente por el smartphone o el navegador Chrome de tu ordenador. Y solo podrás enviar contenido desde las aplicaciones compatibles. Su fluidez depende de la calidad de tu conexión WiFi de casa.

Precio: 39 euros en Fnac.

Apple TV

Tras años de espera, el streamer de contenido de Apple ha mejorado en su última versión para ser mucho más potente gracias a la llegada de las aplicaciones nativas al Apple TV. Sus usuarios cuentan con la ventaja del enorme ecosistema y calidad de muchas de las aplicaciones principales que uno quiere usar en un Smart TV.

El nuevo Apple TV, ya de cuarta generación, sigue siendo cerrado para la reproducción de contenido local directamente desde una memoria externa, pero está perfectamente integrado entre el mundo de productos de la compañía (podemos duplicar pantalla de smartphones o tablets) y el asistente de voz Siri hace todavía más potente la intuitiva interfaz.

  • Sus puntos fuertes: ecosistema de aplicaciones, integración con productos Apple, interfaz, uso de juegos con mandos bluetooth y Siri.

  • Sus puntos débiles: Sin puertos de expansión, no se puede reproducir contenido desde almacenamiento externo de forma directa, sin compatibilidad con contenido UHD.

Precio: 179 euros en el Corte Inglés.

Nexus Player

Uno de los candidatos para conquistar el televisor del salón es Android con su versión para Smart TV. Con el Nexus Player podemos llevar esa experiencia a cualquier televisor con una entrada HDMI por solo 99 euros. Como pasa con el Apple TV, aquí los usuarios de servicios y aplicaciones de Google se encontrarán en su terreno.

Nexusplayer

A pesar de que podemos instalarle aplicaciones desde Google Play, no todas, la dependencia multimedia respecto a servicios de streaming es casi total, así que en este apartado por ahora no pasa de un Chromecast más completo pero sin excesivas ventajas (una de ellas es el asistente de voz) que justifiquen el aumento de precio. No estamos ante un reproductor de contenido al que podamos conectar un disco duro externo y seguir adelante, sino en streaming.

  • Sus puntos fuertes: diseño, integración con servicios de Google como Youtube o su tienda de aplicaciones, mando incluido.

  • Sus puntos débiles: memoria interna justa, aplicaciones nativas limitadas, puerto microUSB OTG nada fácil de usar.

Precio: 99 euros

Roku 4

Más de 2500 canales de contenido bajo demanda es lo que promete poner en tu televisor el modelo de Roku más completo, el 4. Es compacto, potente, con integración con el smartphone y una interfaz directa. Además permite por medio de un canal propio la reproducción de contenido desde memorias USB directamente, así como vía DLNA.

R4 In The Box

Los buenos detalles de un especialista en reproducción de contenido se notan en cosas como el mando, con botones de acceso directo a servicios, la salida de auriculares o el botón en el Roku 4 para localizar el mando cuando lo hemos perdido.

  • Sus puntos fuertes: hay diferentes modelos para elegir (precios y características muy amplias), los mandos a distancia son completos y muy prácticos, están prácticamente todos los servicios y canales de streaming y VOD que importan.

  • Sus puntos débiles: sus mercados principales son por ahora EEUU y Reino Unido, la interfaz puede parecer menos atractiva que la de los rivales.

Precio: 130 dólares

Fire TV

Amazon, que tiene su servicio de contenido bajo demanda, también tiene un streamer de contenido que hace más avanzado a tu televisor. Es de los más potentes del mercado, compatible con contenido 4K

New Fire Tv
  • Sus puntos fuertes: integración de servicios de streaming, potencia, hay una versión en stick más asequible (pero más limitada) y calidad de aplicaciones y juegos compatibles.

  • Sus puntos débiles: limitado al mercado USA (especialmente si eres usuario Premium de Amazon), caro para lo que ofrece.

Precio: 100 dólares

Sticks HDMI con Android

Uno de los dispositivos más buscados estos últimos tiempos son los sticks HDMI con Android. Con ellos es posible convertir un televisor cualquiera en un Smart TV con base Android, pero con aplicaciones, interfaz y funcionamiento idéntico al que tenemos en un smartphone o tablet Android.

31rsy1hhxul

Aquí es importante fijarnos en la conectividad, y ver qué compatibilidad con protocolos de envío de contenido están soportados. Algunos de los modelos más destacados son el Rikomagic MK902 por 100 euros o el Floureon MK808B por unos 50 euros.

  • Sus puntos fuertes: opciones de aplicaciones para reproducción multimedia, conectividad, juegos Android.

  • Sus puntos débiles: interfaz y aplicaciones no adaptadas para uso en televisor en su inmensa mayoría, necesidad de mando para una mejor interacción.

Precio: desde 40 euros.

Consolas de sobremesa

Si eres jugador seguramente tengas la consola siempre conectada al televisor. Los modelos de nueva generación centran parte de su atractivo en el entretenimiento, y la Xbox One, sintonizado TDT incluido, es la alumna avanzada. Netflix, TED, Skype, Twitch, Youtube, Xbox Video o RTVE a la carta son algunos de los servicios y aplicaciones que complementan a la reproducción de contenido local.

733b981d 84c9 479c A499 81c11e4866df

También puedes usar su PS4 de Sony para hacer más avanzado tu televisor. Va un paso por detrás del modelo de Microsoft, pero incluye a algunos de los principales protagonistas del vídeo bajo demanda (Wuaki.tv, Youtube, TotalChannel, Clan ...) y aplicaciones como Plex.

  • Sus puntos fuertes: interfaz potente y asistentes de voz.

  • Sus puntos débiles: dependencia del corto ecosistema de aplicaciones, uso del mando de la consola.

Precio: 329 euros

Qnap TAS-268

La combinación de diferentes soluciones de reproducción conectadas vía DLNA con un NAS es una de las más comunes para tener contenidos a la carta directamente en nuestro televisor. ¿Y si el mismo NAS nos pudiera servir de reproductor e incluso usar aplicaciones de Android?

Tas Multimedia

El última NAS de Qnap, el TAS-268, hace precisamente eso. Este servidor combina los sistemas operativos QTS y Android, por lo que podemos usarlo como un NAS clásico y potente, pero también como reproductor multimedia con soporte para contenido 4k y sobre todo como elemento donde ejecutar aplicaciones Android que podemos instalar directamente de nuestra cuenta de Google Play.

  • Sus puntos fuertes: un dispositivo para varios usos potentes, capacidad hasta 2 TB, conectividad, buen diseño.

  • Sus puntos débiles: las funciones Smart TV dependen de aplicaciones Android que no están optimizadas para usarse en un televisor, requiere mando o teclado.

Precio: 250 euros

Raspberri Pi

En el caso de que tu idea de Smart TV incluya principalmente acceso a contenidos locales y reproductor de medios mediante servicios de streaming pero desde el ordenador, hay diferentes soluciones que pueden valerte.

La más asequible, compacta e interesante por sus posibilidades es una Raspberri Pi. Con Kodi podemos tener no solo un reproductor multimedia muy completo sino todo un Smart TV con ayuda de los añadidos, incluyendo mirroring de nuestro smartphone (PiCast).

  • Sus puntos fuertes: potencial para convertir el dispositivo en lo que queramos, tamaño, opciones de ampliación y precio.

  • Sus puntos débiles: requiere conocimientos para instalar añadidos y se centra demasiado en la reproducción multimedia.

Precio: 66 euros (pack completo con carcasa y tarjeta)

Las mejores opciones frente a frente

Centrándonos en los reproductores/streamers de contenido más completos y que se acercan de forma fiel a lo que entendemos por Smart TV, os dejamos con una tabla resumen:

Wifi Ethernet Integración con smartphone Memoria interna Dispositivo externo Aplicaciones nativas Voz UHD Mando Precio
Chromecast Wifi ac No No No No No No No 39 euros
Apple TV Wifi ac 32/64 GB No No 179/222 euros
Nexus Player Wifi ac no 8 GB No No 99 euros
Roku 4 Wifi ac No* USB Sí* 130 dólares
Fire TV Wifi ac No 8 GB microSD Sí* 100 dólares
Stick Android Wifi n No 8 GB USB No No No 50 euros
Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos