Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

¿Se está seguro cuando se compra en línea?

¿Se está seguro cuando se compra en línea?
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Al día de hoy, la tecnología, en especial el Internet, ha tomado una fuerte presencia en todo nuestro entorno. Asimismo, existen tres dispositivos con los que interactuamos constantemente y son bien conocidos por todos: la computadora o laptop, la tablet y por último y el de mayor crecimiento, el smartphone.

A la par del crecimiento de estas tecnologías, el comercio electrónico se ha abierto paso y hoy es posible adquirir casi cualquier producto o servicio desde donde nos encontremos. Aunque su arranque fue lento, todo parece indicar que le hemos perdido el miedo a comprar en línea; recordemos que México es el segundo país que genera más adquisiciones por comercio electrónico en América Latina, justo después de Brasil. Esto se refleja para el año 2014, con una facturación de 12.2 mil millones de dólares, de acuerdo con cifras publicadas por la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI).

Disipando la neblina en el camino de la compra

Visa Comercio

A pesar de que el comercio electrónico se ha popularizado de este a oeste y de norte a sur y que claramente ha logrado cambiar la forma en que compramos y vendemos productos y servicios, aún existen muchas personas con inquietudes o temores sobre cómo funciona y si es realmente seguro. Claro, a nadie nos gusta ser robados o estafados.

Los procesos de compra han cambiado considerablemente, desde la manera en cómo buscamos lo que necesitamos, hasta los diversos métodos de pago que utilizamos para realizar la transacción y que nuestro producto llegue a nuestras manos. Y aunque falta mucho, el Estudio de Comercio Electrónico 2015, de la AMIPCI, indica que uno de los puntos que impulsan las compras en línea es el uso de dispositivos móviles, de hecho, tres cuartas partes de los internautas realizaron una compra en México durante el primer trimestre del 2015, principalmente en la categoría: Descargas digitales.

Ahora, según el documento, es justo durante las fiestas decembrinas que se presenta el mayor crecimiento en la actividad del comercio electrónico en México, seguido por el Hot Sale, el Buen fin y, en cuarto lugar, el Día de las Madres. Por otro lado, el tipo de producto o servicio que capta los montos de compra más altos es el de viajes, pues el promedio de gasto es de 9,284 pesos, 67% más alto que el resto de las categorías.

Al final del día, los números muestran cómo es que la gente en México y el resto de América Latina están comenzando a perder el miedo a adquirir productos y servicios a través de Internet, pues han visto que es seguro. Gran parte de ello es porque se ha logrado hacer que las tecnologías fintech integradas en los desarrollos web y las apps, fortalezcan la confianza de los consumidores.

Hoy el comercio electrónico es más seguro

Aunque todavía hay algunas excepciones, nunca había sido tan seguro comprar en línea como lo es hoy, ello se debe a que se han integrado diversas tecnologías y procesos a diferentes niveles para que toda persona pueda adquirir producto o servicio sin problema.

El comercio electrónico pasa por un momento que los emprendedores deben aprovechar. Si se enfocan en crear una experiencia de uso simple para que el potencial comprador pueda encontrar lo que busca con facilidad y a través de un cierre de venta sencillo y sin fricciones, el número de ventas puede incrementarse. De hecho, según comScore, una transacción 22% más rápida permitiría que el número de personas que confirman sus operaciones aumenten en un 69%; y se espera que el e-commerce crezcan en un 24%, en el 2016, generando un aproximado de 45.7 mil millones de dólares en ganancias.

Ahora, pensemos que cada vez hay más tecnologías fintech que dan más poder a los usuarios y le permiten saber a cada momento qué ocurre con sus operaciones y al emprendedor que monta una tienda en línea, asegurarse de montar soluciones que hagan los procesos de compra más fáciles y seguros.

La maquinaria detrás de la compra

Visa Comercio Seguro

Muchas personas aún no se familiarizan con el proceso de compra electrónica; sin embargo, no hay mayor temor y en su mayoría es un problema infundado.

Sin importar el medio o método, como por ejemplo un portal web desde nuestra computadora, una aplicación de nuestro smartphone o a través de una autorización con un dispositivo por contacto habilitado con NFC (Near Field Communication o Comunicación de Campo Cercano), el proceso de compra es muy similar.

  1. Confirmación de compra: se debe aceptar lo que se quiere comprar y seleccionar el método de envío.
  2. Inicia procesamiento de información: el comercio transfiere dicha información de manera segura al servidor de una entidad financiera, como Visa, para comenzar con la verificación.
  3. El banco recibe la orden de compra: la transacción es dirigida al banco del comprador y le solicita la autorización del pago.
  4. Aprobación de la transacción: el banco verifica que tu cuenta tenga los suficientes fondos para realizar el pago solicitado, si es así y no encuentra ningún inconveniente, se da la autorización.
  5. Notificación al comerciante: la red de Visa devuelve el mensaje emitido por el banco a la tienda.
  6. Compra exitosa: se realiza la transacción y el comerciante te entrega tu mercancía al recibir la notificación.
  7. Transferencia bancaria: tu banco realiza el depósito en la cuenta de la tienda.

Del otro lado del mostrador tenemos una de las características más sólidas y utilizadas por los comerciantes es el uso de sistemas de cifrado (este es un proceso por el cual tu información es transformada de tal forma que no cualquiera pueda leerla sin el proceso exacto de descifrado), estos los podemos reconocer fácilmente al navegar por Internet y es que agregan a nuestro navegador un pequeño candado junto al enlace del sitio en el que nos encontramos. Esto quiere decir que estamos haciendo una conexión segura directamente con el servidor del sitio de comercio electrónico y, por lo cual, sólo ellos resguardan la información personal que les hemos conferido.

Por último, tenemos los certificados, estos son otorgados por empresas nacionales e internacionales reconocidas como Visa, que legitiman que existe una empresa detrás del sitio de comercio electrónico.

La suma de todos estos factores nos da como resultado que seamos el cliente más feliz y emocionado del mundo, todo desde el lugar en que nos encontremos, de la forma más segura y confiable, al saber que nuestra información se encuentra totalmente protegida.

Un futuro más amigable

No cabe duda, todos los métodos de seguridad que se nos proporcionan actualmente las tecnologías fintech son de gran valor, desde la seguridad implementada para nuestra cuenta interna que almacena nuestros datos personales y bancarios, como el implementado en garantizar una compra segura y un envío que llegará sin problema. Ahora, uno de los avances más significativo es el uso de protocolos de seguridad cifrados que nos garantizan que el intercambio de información sensible únicamente se realiza entre el portal de compras y nosotros mediante una conexión privada, permitiéndonos hacer la transacción de manera fiable.

Por otro lado, en la búsqueda de soluciones que puedan llegar a todos, Visa realizó recientemente en Europa un estudio a 14,000 consumidores donde se mostró un gran interés en el uso de sistemas biométricos y un 73% le agradaría el uso combinado de un sistema biométrico junto con un sistema tradicional como el uso de contraseña. El documento también reveló que más del 81% se sienten más familiarizados y seguros con el uso de la huella digital y que seguramente en Latinoamérica sucedería algo similar. No sería impensable en encontrarse realizando transacciones de esta manera como parte de nuestra vida cotidiana muy pronto.

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos