Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

¿Es la economía colaborativa el siguiente nivel en el proceso de innovación?

¿Es la economía colaborativa el siguiente nivel en el proceso de innovación?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

La economía es una disciplina científica que nos permite entender cómo es que las personas y sociedades se relacionan entre sí (desde el punto de vista monetario) y prosperan. Obviamente, está contemplada la manera en que tanto los individuos como las comunidades se relacionan con la naturaleza y los recurso que ésta provee.

En la actualidad, una de las formas de economía que está surgiendo de la necesidad de cambiar la forma en cómo nos relacionamos, a fin de volver a trabajar en conjunto es la denominada colaborativa (que de alguna manera está emparentada con la economía del regalo).

Posiblemente te estés preguntando, ¿qué es exactamente la economía colaborativa? Bueno, hay quienes la definen como la interacción entre dos o más individuos para satisfacer una necesidad real o potencial de una o más personas. Claro que el mundo digital y el de la tecnología es un espacio muy rico para que se desarrolle y nos sorprenda con innovaciones que de otra manera no habrían existido a causa de los altos costos de crear algo desde cero.

Uno de los ejemplos más claros y famosos en este sentido es Uber, que ha sido capaz de conectar a que aquellos que tienen un auto y desean obtener ganancias, con quienes requieren de un servicio de transporte seguro y de calidad. Integrando algunos desarrollos propios (25%) con APIs de mapas y soluciones de pago (75%), lograron crear una innovación que satisface las necesidades de miles de personas alrededor del mundo. Una cuestión muy valiosa que muchos otros emprendedores e inversores están tratando de replicar en sus proyectos.

En México, los principales sectores en los que opera la economía colaborativa son: transporte, servicios financieros y servicios a empresas.

Compartir se ha vuelto tendencia

174457228 5388 72dpi

Además de hacerse preguntas sobre su modelo de negocio, resolver cómo funciona su empresa y si se trata de un proyecto rentable y escalable, es importante que emprendedores y empresarios, vean si en el mercado ya existe una tecnología que puedan usar y que les permita reducir costos y tiempo al innovar. México es actualmente el segundo país de América Latina con mayor número de iniciativas de economía colaborativa.

Hay compañías que han cambiado su forma de pensar y comparten su oferta de productos a través de las APIs (Application Program Interface) para que otros desarrolladores se puedan ahorrar el tiempo y el dinero que les tomaría desarrollar algo nuevo. Además, hay muchos productos, como los mapas de Google, que muchas personas ya saben usar y que le permitirán a los usuarios un mejor aprovechamiento pues ya están familiarizados con estos.

Otro ejemplo es Visa Checkout, un sistema en línea que facilita el proceso de pago, así aquellos que quieran comercializar algún producto o servicio a través de un sitio web podrá incluir este desarrollo para que los usuarios no tengan que ingresar toda su información bancaria para concretar el pago, sino que bastará con que el comprador inicie sesión para confirmar la compra.

La economía colaborativa representa una gran oportunidad para los emprendedores, pues a partir de ella podrían desarrollar innovaciones que cambien la forma en que consumimos y ofertamos productos o servicios. Ahora, las grandes compañías se están dando cuenta de ello y quieren ser partícipes de los grandes éxitos del mercado, por eso es que compartir se ha vuelto tendencia en el mundo de los negocios.

La economía colaborativa en Latinoamérica

150619 08 0066 120dpi

De acuerdo con información del documento: 'Economía colaborativa en América Latina', son Brasil, México, Argentina y Perú los países que más se benefician de este modelo de negocio y concentran el 69% de iniciativas colaborativas en el Continente. Hay que considerar que este ecosistema es todavía joven en la región, lo cual presenta una gran cantidad de oportunidades para quienes buscan integrar diferentes tecnologías para ofrecer soluciones que crean valor.

“El optimismo hacia el crecimiento futuro en el mercado es grande. Las fórmulas ya se han probado en otros ámbitos, y si se consiguen romper las barreras de desconfianza y desconocimiento, el futuro es brillante”, expresa Ricardo Pérez Garrido, Director del Programa Master en Gestión y Negocio Digital en IE Business School.

Ahora, los principales fines que impulsan la adopción de esta forma de hacer negocios en conjunto son: crear nuevas formas de economía, mejorar la calidad de vida de las personas, fortalecer la economía local, dar importancia a la cooperación, utilizar los recursos de una manera más eficiente, generar confianza y dar poder a las personas, entre otras.

El futuro parece alentador si los emprendedores se apegan a la economía colaborativa, pues se estima que el crecimiento de la región será constante en los próximos años, lo que fortalecerá las redes de negocios locales y generará un ambiente de empresas competitivas que buscan, antes que nada, ofrecer un mayor bienestar a la población.

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos