Esta sección y sus contenidos han sido contratados específicamente por la marca que se menciona Volver a Xataka.com

Mi experiencia con las tecnologías de Ford a prueba: conclusiones

0 comentarios

Nuevo Ford Focus
No voy a engañar a nadie, mi coche actual es un Ford Focus, y aún siendo un coche con más de nueve años de antigüedad, está en buen estado de conservación y a día de hoy no me arrepiento ni un ápice de su compra. Como siempre que decides comprarte tal o cual marca, llegará la gente que te animará contándote ventajas o te desalentará apuntándote a malas experiencias propias. Pero a día de hoy puedo decir que mi Ford Focus no me ha dado ni un problema en todo el tiempo que lleva conmigo.

Cuando Ford España se ofreció a dejarme una unidad de prueba del nuevo Ford Focus durante una semana, tuve curiosidad por comprobar cuanto había cambiado el diseño del coche y sus funcionalidades. Una de las razones que me llevó a decantarme por el Focus en su momento, fue su puesto de conducción. Sensiblemente mayor que el resto de fabricantes, al ser una persona alta, me hacía sentirme más cómodo en él. Y tras probarlo una semana puedo afirmar que el Focus tiene uno de los habitáculos de conducción más cómodos hoy en día.

Pero no es la única razón que me llevaría a decantarme por su compra, en realidad es un compendio de muchas tecnologías que me llevan a pensar que es una opción muy digna a tener en cuenta hoy en día. Entra en el nuevo Focus, entra en su cabina de mandos.
Cámaras del Active Vision

La seguridad, la conducción, esos pequeños detalles que aunque pasen desapercibidos son importantes

El primer día que cogí el coche fue un día de tormenta, conducir bajo esas condiciones de fuerte lluvia me llevaron a comprobar de primera mano todos los detalles de seguridad que trae el coche. Aunque en parte sean imperceptibles están ahí, el Active Vision mostró ante mi. Las señales, el cambio involuntario de carril, todo funcionó a la perfección, el sistema del coche me iba mostrando todos los detalles para que no se me escapara ninguno.
Panel de mandos del Ford Focus
Activar los sensores, la cámara trasera al aparcar facilitarán el no cometer ningún fallo, evitando las rozaduras con la siempre temida columna del parking. Se trata en definitiva de que te centres en la conducción para evitar posibles accidentes debido a las distracciones. Si, incluso en los inevitables atascos donde un mal cálculo puede acarrear un golpe, Ford los minimiza debido a su asistente de frenada por proximidad.

La llamada de emergencia en caso de accidente despunta con respecto a la competencia. Como ya decíamos, la llamada se realiza directamente al servicio de emergencias y es el sistema el encargado de reproducir una locución diciendo donde se encuentra accidentado el coche en caso de no poder hacerlo sus ocupantes.
SYNC

El Asistente SYNC desarrollado de manera conjunta con Microsoft

El sistema SYNC no se parece a nada de lo que haya podido probar hasta ahora dentro de un coche. Conseguir controlar todas las funcionalidades del coche de viva voz y que el sistema reconozca las órdenes con toda facilidad. Podemos cambiar de canción, de emisora, contestar a una llamada, responder a un mensaje de texto. Todo es posible con SYNC, podremos vincularles un teléfono inteligente y añadir funcionalidades de terceros.

El sistema AppLink de Ford es una jugada maestra. Se trata de lanzar la pelota sobre el tejado de los desarrolladores proporcionándoles las herramientas adecuadas para que jueguen con su imaginación. Las consecuencias reales están por llegar, pero las primeras aplicaciones están siendo muy esperanzadoras.

El uso de un servicio de música online a la carta como puede ser Spotify, estar al día de las noticias con el Wall Street Journal, planificar nuestras rutas según lugares interesantes que ver. Las posibilidades son muchas más y nos llegarán aún mas.
Salpicadero del nuevo Ford Focus

Active Park Assist, control automático de luces, todo facilidades

Usar el Active Park Assist por primera vez sorprende, y para bien. La primera prueba de funcionamiento fue en el propio aparcamiento del concesionario y ver como aparcaba al milímetro sin rozar siquiera los salientes de la pared del edificio fue asombroso. En situaciones del día a día en la carretera nos hace encontrarnos con un sistema ágil y rápido. Hay que cumplir las pautas precisas para que el sistema encuentre aparcamiento, pero una vez hecho el coche se desenvuelve con soltura.

Poner las luces en modo automático hace olvidarte de que estas existen, no te preocuparás de ellas. Conducir y ver como se encienden al entrar en un túnel o se hace de noche. Ver como activa las luces largas cuando no estamos en ciudad y las quita cuando un coche viene en dirección contraria. Encenderse los faros antiniebla al entrar en ella… Preocúpate de conducir, el coche se encargará de todo lo demás por tí.

Lamentablemente estamos hablando de una sensación general que solo podrás disfrutar conduciendo uno. Por mucho que lo intentemos explicar solo lo entenderás cuando te sientes dentro del nuevo Ford Focus, a mí al menos me ha servido para tener claro cual será mi próximo vehículo de cuatro ruedas.

+ Deja tu comentario