Esta sección y sus contenidos han sido contratados específicamente por la marca que se menciona Volver a Xataka.com

Cinco razones para apostar por un vehículo conectado

1 comentario

Ford Conectado

Un vehículo que interaccionase plenamente con el usuario parecía algo irreal no hace demasiados años. Como compradores, nos limitábamos a adquirir un paquete cerrado (si por lo diseñadores fuese, accederíamos por las ventanillas. Odian las puertas) con unas simples opciones pero que no nos dejaban ir más allá de la simple información que nos podía transmitir.

Pero hoy en día la realidad es otra. Vivimos al segundo. Los smarthphones y las tablets se han hecho ocupas de nuestros bolsillos incluso aparcando a un lado los portátiles, que vivieron su boom hace unos pocos de años pero se han visto apabullados por sus primos pequeños. Nuestra vida está en ellos. La guardamos allí, la compartimos, acudimos a ellos para buscar algo más.

Y esa forma de vivir al filo de la inmediatez nos obliga a estar en todo momento atentos, conectados, dispuestos a poder obtener al momento ese “algo” que nos falta. Por ello, ¿cómo vamos a imaginarnos a estas alturas un lugar en el que nos desconectemos si no es porque en verdad lo busquemos?

Según todo lo anterior, aquí tenéis nuestras cinco razones para apostar por un vehículo conectado:

1. Control

Ford Conectado

Nos gusta conocer en todo momento cómo se comporta nuestro vehículo y que es lo que necesita, o qué es lo que nos está ofreciendo a cada instante. Saber cómo se encuentra mecánicamente, los intervalos de mantenimiento, el consumo medio, instantáneo, autonomía.

Incluso en vehículos de corte deportivo, las fuerzas G que sentimos en nuestro cuerpo. La temperatura de las ruedas, la potencia administrada, la presión de soplado del motor, tiempo por vuelta…

Algunos verán algunos detalles no necesarios, otros imprescindibles. Todo depende del vehículo, del conductor y del entorno pero en cualquier caso, siempre habrá alguien que necesite ese “algo más” que nos puede ofrecer.

2. Interacción

Ford Conectado

¿De qué sirve tener un coche tecnológicamente avanzado si no podemos interaccionar con él? De nada, o de muy poco. Ya pude disponer de la mayor fuente de información pero si esta se presenta a destiempo o cuando no la solicitamos, no nos servirá para nada.

Disponemos del mejor mando de control: nuestro cuerpo. Los gestos, las reacciones e incluso los reflejos involuntarios transmiten un montón de información que puede ser interpretada de mil y una maneras.

Debemos poder hablarle, acariciarlo, controlarlo y a la vez, él ser capaz de hablarnos, acariciarnos y controlarnos. Esa simbiosis conseguirá una experiencia mucho más completa. ¿Quiero saber la hora? Pues se la pregunto. ¿Es hora de que nos vayamos a casa? Pues programamos el navegador con una sola frase. Esto es interacción.

3. Comunicación

Ford Conectado

Pero ya de puertas para afuera. Nuestro vehículo tiene que ser capaz de comunicarse con la vía, con las infraestructuras, con el resto de vehículos. Ser capaz de anteponerse a las situaciones de riesgo, de analizar lo que le rodea y, por supuesto, hacérnoslo llegar con esa interacción que comentábamos.

Que un atasco se convierta en un camino alternativo que nos lleve a descubrir un paraje que de otra forma no hubiésemos conocido es, por ejemplo, una buena forma de entender esa comunicación. ¿Nos estamos quedando sin gasolina? Pues de un plumazo tenemos la información de no solo de cuál es la más cercana sino la más económica, o la que dispone de un servicio que requerimos. O de como veremos a continuación, de mejorar e ir más allá.

4. Conocimiento

Ford Conectado

Nos encanta poder acceder a nueva información de forma inmediata. Hace años, armados de viaje con nuestro mapa, o primero que hacíamos al llegar a un destino era asaltar la Oficina de Turismo, o a algún viandante.

Ahora ya salimos con el trabajo hecho de casa. Ya sabemos dónde vamos a ir y lo que allí nos encontraremos. Pero lo que es mejor, podemos cambiar nuestros planes sobre la marcha sin que por ello perdamos todo lo anterior. Una nueva ruta, un nuevo camino se convertirá en una nueva experiencia sobre la que ahondar.

Así si llega el momento de hacer una parada para comer, sabremos cuál es la opción más recomendada. No solo por las opiniones de especialistas sino de otra gente como tú que ha querido aportar su granito de arena y ayudarte a descubrir un nuevo lugar.

5. Continuidad

Ford Conectado

Nos encontramos en casa escuchando nuestra música favorita mientras conversamos con nuestros amigos, pero es hora de irnos. Ello no implica que tengamos que dejar lo que estábamos haciendo. Simplemente se trata de una pausa que serán tan larga como tan lejos tengamos el coche.

Al llegar a él, seguiremos escuchando nuestra canción en el mismo punto en el que lo dejamos pero además, podremos seguir conectados tal y como estábamos. Nuestra conexión con el resto del mundo no se ha desvanecido. Seguiremos teniendo el email a nuestra mano, las llamadas telefónicas, las redes sociales… Lo mismo que tenías hace unos minutos.

Hablamos de contar, por ejemplo, con Spotify allá donde nos vayamos. O con la música que hemos comprado después de haber hecho Shazam a una canción que escuchábamos por la radio. La hemos oído, comprado, descargado y antes de que acabe la siguiente canción, ya podemos disfrutarla en nuestro vehículo.

Y de nuevo a la inversa se repite el proceso sin que por el camino te hayas perdido nada. O sí, porque lo que de verdad has querido aprovechar es la experiencia de la conducción pero sabiendo que en todo momento, tu vehículo y tú sois ya todo uno.

Fotos | x-ray delta one, mtsn, Robert Couse-Baker, Jim Trottier

+ Deja tu comentario

Comentarios