Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

El valor diferencial de Lumia: sensaciones premium desde la gama de entrada

El valor diferencial de Lumia: sensaciones premium desde la gama de entrada
Guardar
3 Comentarios
Publicidad

En el paranorama actual de los teléfonos inteligentes existe la idea generalizada de que, si queremos un terminal con buen rendimiento y diseño, hay que gastarse un buen dinero en él. El consumidor busca en la gama media y baja terminales que aporten sobre todo un rendimiento adecuado y la mejor relación calidad/precio, dando por hecho que en el apartado del diseño tendrán que conformarse con el menos feo.

En el caso de los smartphones Lumia, todos los modelos combinan ambos a la perfección, ya sean de gama baja, media o alta. Si un usuario quiere un teléfono con un diseño atractivo y fluidez sin gastarse mucho dinero, lo puede encontrar en los Lumia. Pero si quiere una phablet con pantalla de 6 pulgadas, o terminales idóneos para selfies, también lo puede encontrar. Y todos ellos con una sensación al tacto inconfundible.

Teléfonos para todos los gustos

El policarbonato utilizado a lo largo y ancho del repertorio de móviles de la gama Lumia cuenta con algunas importantes ventajas sobre la competencia. Por un lado tiene un terminado en mate que le da una sensación única al tacto, que a la vez evita que se queden marcadas nuestras huellas en la parte trasera del teléfono, como ocurre con los terminales baratos con terminado en brillo. Es lo que llaman “policarbonato premium”.

Debido al uso de este tipo de plástico, el buen hacer de la compañía permite que cada modelo tenga una amplia gama de colores para que el comprador elija el que más le guste. Unido a que las carcasas son intercambiables, los Lumia ofrecen un extra de personalización que no se puede encontrar fácilmente en otros terminales.

Un punto positivo adicional de utilizar este policarbonato premium en vez de otros materiales es que proporciona una mayor resistencia a las caídas y que, a medio plazo, se afean con menos rapidez. Junto con el uso de pantallas resistentes a arañazos, como el famoso Gorilla Glass de Corning, son teléfonos que duran más tiempo como si fueran nuevos.

Las pantallas utilizadas en los Lumia, independientemente de la densidad de píxeles que tengan, cuentan con diversas tecnologías que les dan un empujón de calidad considerable con respecto a la competencia. Una de las más famosas es ClearBlack, que permite reducir los reflejos en la pantalla, mejorar la calidad visual de las imágenes, ángulos de visión y mostrar unos negros más profundos. Esto permite que se vea bien la pantalla de los Lumia tanto en interiores como en exteriores.

Las pantallas de los Lumia también cuentan con una buena reproducción de colores, pero si lo estimamos necesario podremos, en combinación con Windows Phone, modificar los parámetros como la temperatura de los colores, la tinta y la saturación para adaptarlos a nuestros gustos.

Bonito por fuera, fluido por dentro

15514345160_cc58913320_o.jpg

Aunque es importante para el usuario que su teléfono llame la atención exteriormente, más aún lo es que sea fluido en su uso diario. No hay nada más molesto que un smartphone que se queda trabado cuando estás abriendo una aplicación, o que sin venir a cuento se cierren aplicaciones mientras las utilizamos.

Algo habitual en otros sistemas operativos, pero que no lo es con Windows Phone. El éxito de los Lumia en la gama baja ha estado encabezado por el Lumia 520, un auténtico superventas, y que ha continuado con el Lumia 530. Debido a la forma en que se desarrollan las aplicaciones para Windows Phone, usando el lenguaje de programación C++ en vez de Java, las necesidades de hardware para que funcionen fluidamente las aplicaciones se reducen.

Esto también aporta una ventaja adicional: menor consumo de memoria, que también reduce el impacto de consumo de batería. Una cantidad de 512MB de RAM, que en otros sistemas operativos provocarían problemas de usabilidad, en Windows Phone permiten fluidez, desde el Lumia 520 hasta el 1520.

En el último año se ha extendido entre los fabricantes el uso de los procesadores Snapdragon de la compañía Qualcomm también en la gama baja, que ya se venían usando en los Lumia. Son procesadores respetados por su gran rendimiento, bajo consumo y fiabilidad. Contar con uno de estos procesadores, como el Snapdragon 200 en el Lumia 530, es garantía de fluidez en un teléfono Windows Phone.

Esta combinación de hardware y software hace que incluso los terminales de gama baja cuenten con una buena duración de batería, y que los de gama alta aporten las duraciones más altas de entre todos los terminales que hay en el mercado. Es otro terreno que tienen bien cubierto.

Sacar buenas fotos y selfies es igual de importante

15514345160_cc58913320_o.jpg

Un teléfono no está completo sin una cámara de fotos y algunos extras, y los Lumia cuentan con ambos, desde la gama baja hasta la gama alta. Si empezamos por los extras, los dispositivos Lumia cuentan con modelos con doble ranura SIM, algo que los sitúa de lleno como una gran opción para empresas y autónomos. En las épocas más frías del año estos teléfonos también se pueden utilizar con guantes, aunque sea una característica a la que no todos los usuarios le sacarán ventaja.

Desde la gama baja se nota que las cámaras de los Lumia son mejores. Con los 5 megapíxels del Lumia 630, la óptica del teléfono y un buen post-procesado por parte de Windows Phone, se consiguen que las fotos tengan suficiente detalle y calidad en los colores como para ser aprovechadas para nuestros álbumes de fotos.

En la gama media ya nos encontramos con teléfonos con cámaras PureView que incluyen óptica Carl Zeiss, como en el Lumia 830. Esto implica poder disfrutar de estabilización óptica de imagen (OIS) para corregir los temblores a la hora de sacar una fotografía o grabar un vídeo, ganando en nitidez y detalles. Y si queremos un teléfono pensado para selfies, el Lumia 735 cuenta con una cámara frontal de 5 megapíxeles con gran angular de 24mm y apertura f/2.4. Con esto resultará más fácil sacar el selfie perfecto.

De la gama baja a la alta, sensación premium

Todos los teléfonos Lumia, independientemente de su gama, se aprovechan de las mejores tecnologías actuales de fabricación de pantallas, carcasas, cámaras, componentes internos y software. Por eso todos tienen esa sensación premium que todo comprador busca en un teléfono, y a la que siempre ayuda no tener que gastarse el sueldo de un mes para adquirir un modelo que vaya simplemente fluido.

Por escrito suena bien, y puede parecer algo exagerado o irreal. Pero muchos han sido los que han pensado esto mismo hasta que han tenido la oportunidad de tener un Lumia en sus manos, y ser testigos del acabado del policarbonato premium y la fluidez de Windows Phone. Sensación premium en todas las gamas.

Imagen | TechStage

En Espacio Lumia:

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos