Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Siete consejos que te ayudarán a tomar mejores fotos de paisajes con tu móvil

Siete consejos que te ayudarán a tomar mejores fotos de paisajes con tu móvil
Guardar
4 Comentarios
Publicidad

La calidad de la cámara de fotos trasera integrada en los smartphones ha mejorado mucho desde que los primeros teléfonos móviles inteligentes llegaron al mercado. La adopción de sensores de alta resolución, sistemas de estabilización óptica y objetivos de calidad, como, por ejemplo, los que nos propone Huawei en su P8, nos permite utilizar nuestro móvil con garantías prácticamente para cualquier disciplina fotográfica que nos apetezca practicar.

La fotografía de paisajes es especialmente exigente, pero gracias al buen trabajo que realizan el sensor y la óptica de los mejores smartphones podemos obtener resultados muy buenos sin esfuerzo. Eso sí, para sacar el máximo partido al hardware de nuestro teléfono móvil nos interesa conocer algunos consejos que pueden marcar la diferencia entre una fotografía simplemente correcta y una instantánea de paisaje inolvidable.

Antes de entrar en materia nos parece importante explicaros que ante todo hemos intentado ilustrar este post con fotografías que nos permiten reforzar con precisión el contenido de cada uno de los consejos. Las imágenes han sido tomadas con cámaras fotográficas «dedicadas» porque forman parte de nuestro porfolio, pero esto no significa ni mucho menos que no podamos conseguir instantáneas de mucha calidad, muy similares a estas, con un buen teléfono móvil. Es posible, y os animamos a intentarlo. Aquí tenéis nuestras siete propuestas.

1. Estabiliza tu smartphone

Un buen sistema de estabilización óptica, como la eficaz tecnología que ha integrado Huawei en su P8, puede ayudarnos a combatir con mucha eficacia las vibraciones involuntarias que se producen cuando tomamos una fotografía «a pulso», pero si queremos que nuestras instantáneas de paisaje tengan el máximo nivel de detalle que la óptica y el sensor de nuestro smartphone son capaces de capturar, lo ideal es que nos hagamos con un trípode para teléfonos móviles.

Si no lo tenemos una opción interesante pasa por colocar el smartphone firmemente apoyado sobre una superficie estable, pero el problema es que esta solución puede impedirnos conseguir el encuadre que tenemos en mente. Y, si vuestro móvil tiene temporizador, usadlo. De esta forma evitaréis la vibración que suele producirse al actuar sobre el disparador de la pantalla táctil o el botón de obturación.

Tripode

Fotografía: Diana Robinson

2. Elige la «hora dulce»

La luz más atractiva para fotografía de paisajes la obtendremos durante el amanecer y el atardecer. El problema con el que podemos toparnos es que es posible que no sepamos exactamente a qué hora saldrá y se pondrá nuestra estrella. Afortunadamente, podemos recurrir a aplicaciones específicas para smartphones que nos lo indicarán con precisión, y que, además, nos mostrarán con mucha claridad por dónde saldrán y se ocultarán el sol y la luna. The Photographer’s Ephemeris es una de ellas.

Hora

Fotografía: Moyan Brenn

3. Busca un elemento de interés

No minusvalores la posibilidad de equilibrar la composición de tus fotografías de paisaje introduciendo un elemento compositivo que atraiga la atención del espectador. Esta es, precisamente, la función que ejerce el molino que podéis ver en la fotografía que tenéis debajo de estas líneas. Sin él esta instantánea perdería una gran parte de su belleza y armonía.

Interes

Fotografía: Giuseppe Milo

4. Usa el filtro adecuado

Si practicas fotografía de paisajes con frecuencia y quieres obtener los mejores resultados posibles podría interesarte hacerte con un juego de filtros. Los tres que no pueden faltar en nuestro equipo para abordar este tipo de fotografía son el polarizador, el de densidad neutra y el de gradiente de densidad neutra (GND).

El primero nos viene de perlas para minimizar los reflejos; el segundo para reducir la luz que va a recibir al sensor si necesitamos utilizar tiempos de exposición muy prolongados; y el tercero es muy útil para bloquear gradualmente la luz y la radiación ultravioleta en la mitad superior del encuadre, que es la región más brillante, en la que tendremos el sol del amanecer o el atardecer. Eso sí, para acoplárselos a nuestro smartphone tendremos que hacernos también con un portafiltros adecuado, o bien fabricarnos uno de manera artesanal.

Un magnífico ejemplo que ilustra un escenario en el que es muy interesante utilizar un filtro de densidad neutra junto a un P8 de Huawei lo tenemos en las fotografías que realizó Benjamin Von Wong para el anuncio de este smartphone. Este fotógrafo decidió recurrir a este filtro para poder reducir la luz que llegaba al sensor durante sus fotografías de larga exposición mediante light painting. Y el resultado es espectacular.

Filtro

Fotografía: Sunny

5. Apuesta por el equilibrio

No dejes al azar ninguno de los elementos compositivos de tus fotografías. Todos ellos importan. Es más, lo ideal es que trabajen juntos y se complementen, incrementado la armonía de la imagen y equilibrando la composición. Si uno de ellos, por la razón que sea (su color, su tamaño, su forma, etc.) se impone a los demás, nuestra fotografía quedará desequilibrada y probablemente producirá una sensación de desasosiego en el espectador. Evita que suceda esto, a menos que busques intencionadamente esta reacción por razones creativas.

Equilibrio

Fotografía: Dani González

6. Cuida la semántica de tus fotos

Nuestras instantáneas son, en realidad, un vehículo de transmisión de información. La fotografía utiliza un lenguaje visual propio dotado de una enorme potencia, que, bien utilizado, pone en nuestras manos una gran capacidad expresiva. Solo tenemos que conocer los elementos compositivos y su significado para introducirlos en nuestras fotografías y provocar en las personas que las miran la reacción que esperamos.

Los objetos con forma esférica atraen la atención y resultan útiles para establecer referencias de distancia; las líneas transmiten sensación de direccionalidad y energía; el color condensa la carga emotiva de nuestras fotografías y las texturas crean un vínculo entre la información visual y las sensaciones táctiles.

Semantica

Fotografía: Uditha Wickramanayaka

7. Conoce la reglas, y transgrédelas

La fotografía es una forma de expresión, y como tal no debe estar confinada por reglas. Pero para transgredirlas correctamente es necesario conocerlas. De hecho, suele ser más apropiado referirse a ellas como principios, y no como reglas. En cualquier caso puede resultaros útil sentiros cómodos con principios como los de concisión, semejanza, simetría, proximidad, experiencia o continuidad, entre otros. Y no únicamente cuando practicáis fotografía de paisajes. Aquí tenéis más información sobre ellos.

Reglas

Fotografía: Tom Hall

Imagen de apertura | Daniel Zedda

En Espacio Huawei:

Publicidad

También te puede gustar

Comentarios cerrados

Ver más artículos