Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Estos son los tres componentes en los que te debes fijar si buscas un móvil con buen sonido

Estos son los tres componentes en los que te debes fijar si buscas un móvil con buen sonido
Guardar
4 Comentarios
Publicidad

Nuestros smartphones se han transformado en unos aliados muy valiosos a la hora de disfrutar nuestra música favorita en cualquier lugar. La experiencia que nos deparan muchos de ellos es muy gratificante tanto si nos decantamos por utilizar unos auriculares como si usamos los altavoces integrados en el propio teléfono móvil. No obstante, para que su sonido esté realmente a la altura los fabricantes deben «mimar» tres elementos clave: el DAC, el módulo de amplificación y el altavoz o altavoces estéreo.

La calidad de sonido de un teléfono móvil está limitada por la de su «eslabón» más débil. Esto quiere decir, sencillamente, que las prestaciones de un DAC de última hornada quedarán empañadas si está acompañado por una circuitería de amplificación que introduce una tasa de distorsión elevada. O por un altavoz integrado con una resolución mínima e incapaz de ofrecernos el nivel de presión sonora que esperamos. Nuestra experiencia dependerá en gran medida de la sinergia entre estos tres elementos. Veamos qué rol juega cada uno de ellos

El conversor D/A o DAC

El DAC (Digital to Analogue Converter) es el dispositivo de nuestros teléfonos que se responsabiliza de realizar la crítica conversión de nuestra música del dominio digital al analógico. Este proceso es necesario porque para que un altavoz produzca en el aire los cambios de presión que nosotros percibimos como sonido es imprescindible excitarlo con una corriente eléctrica continua. La información digital es de carácter discreto; de hecho, realmente no es más que una secuencia de ceros y unos, por lo que es necesario procesarla para recuperar la señal continua, y, por tanto, analógica, a partir de la cual se codificó ese tren de datos digitales. Esta es la tarea que debe realizar el DAC.

Los dos parámetros que nos indican qué capacidad de conversión tiene un DAC son su resolución y frecuencia de muestreo máximas. El primero de ellos, la resolución, revela cuántos bits puede tener como máximo cada una de las muestras tomadas a partir de la señal original. Y la frecuencia de muestreo nos indica la cadencia con la que se han tomado esas muestras. Actualmente los DAC más sofisticados son capaces de manejar archivos musicales de hasta 24 bits y 192 o 384 kHz. En cualquier caso, estos no son los únicos parámetros que pueden ayudarnos a identificar las prestaciones de un DAC. También importan, y mucho, especificaciones como su relación señal/ruido, su distorsión armónica total o su distorsión por intermodulación, entre otras.

El circuito de amplificación

El chip que se encarga de la amplificación también tiene una misión muy importante: proporcionar al altavoz o altavoces integrados en nuestro teléfono móvil, o a nuestros auriculares, la energía necesaria para que estos induzcan en el aire los cambios de presión que nosotros percibimos como sonido. El principal reto al que debe enfrentarse el circuito de amplificación consiste en lidiar con las variaciones de la impedancia, que es la resistencia impuesta por el propio altavoz, que, además, fluctúa con la frecuencia de la música que estamos reproduciendo.

Huaweip8 2

Por esta razón, cuando elegimos los auriculares que queremos utilizar con nuestro smartphone es importante que comprobemos que su impedancia podrá ser manejada con comodidad por el circuito de amplificación del teléfono móvil, y que su sensibilidad es lo suficientemente alta. Habitualmente la impedancia recomendable oscila entre 16 y 32 ohmios, y la sensibilidad adecuada suele ser superior a los 100 dB.

El altavoz o altavoces integrados

El último componente de nuestro smartphone que interviene en la reproducción de nuestra música es el altavoz o altavoces integrados, o bien nuestros auriculares. Como acabamos de ver, este elemento recibe de la sección de amplificación energía eléctrica, y su función es transformarla en energía acústica induciendo cambios de presión en al aire a través del movimiento del diafragma. Un buen altavoz debe ser capaz de generar el sonido con precisión, introduciendo la mínima distorsión posible, y, a la par, ofrecernos una respuesta en frecuencia amplia que le permita reproducir sin problemas tanto las frecuencias más altas (los agudos), como las más bajas (los graves).

Así es la tecnología usada por Huawei en su P8

Para optimizar la calidad de sonido que nos ofrece un smartphone es posible optar por varias estrategias. En su P8 Huawei ha apostado por diseñar el recinto o la cavidad del teléfono móvil en la que residen los altavoces de manera que introduzca la mínima coloración posible en el sonido. Además, los dos altavoces, que han sido fabricados por AAC y Knowles, están instalados en una misma cámara, lo que permite incrementar la cantidad de aire alojada en su interior, y, de esta forma, mejora su capacidad de reproducir las bajas frecuencias. Esta decisión de diseño es especialmente interesante en los smartphones debido a que el reducido grosor del chasis, de solo 6,4 mm en el teléfono móvil de Huawei, limita mucho el volumen del recinto.

Huaweip8 3

Por otra parte del procesado del sonido se encarga un DSP Hi6402, un chip de última generación que trabaja codo con codo con un amplificador dedicado «inteligente» diseñado para excitar los altavoces introduciendo la mínima tasa de distorsión posible. Esto permite al P8 incrementar el nivel de presión sonora, y, a la par, mantener la distorsión bajo control. Esta combinación de tecnologías, a la que Huawei llama Music +, tiene como objetivo reproducir el sonido con el máximo nivel de detalle y la mínima coloración posibles.

En Espacio Huawei:

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos