Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Esto es lo que nos ofrece Huawei P8 para permitirnos tomar buenas fotos de noche

Esto es lo que nos ofrece Huawei P8 para permitirnos tomar buenas fotos de noche
Guardar
4 Comentarios
Publicidad

La auténtica materia prima de la fotografía es la luz. Si nuestro smartphone o cámara de fotos es capaz de recogerla y transportarla hasta el sensor de imagen sin introducir aberraciones o cualquier otra forma de distorsión, obtendremos instantáneas de buena calidad. Este proceso es relativamente sencillo cuando la luz abunda, pero la auténtica prueba de fuego para una cámara es ofrecernos fotografías de calidad, con un alto nivel de detalle y un ruido mínimo, cuando la luz ambiental escasea.

Huawei ha diseñado la cámara de fotos trasera de su P8 con la firme intención de conseguir que su smartphone se sienta cómodo con la fotografía nocturna en particular, y en cualquier escenario en el que la luz ambiental escasee, en general. Para obtener buenos resultados en estas condiciones es imprescindible contar con un buen sensor de imagen, una óptica cuidada, un sistema de estabilización eficaz y un procesado capaz de minimizar el nivel de ruido. Veamos con detalle qué es lo que nos propone Huawei en su «buque insignia».

Sensor, óptica y enfoque

El sensor de imagen y el bloque óptico juegan un rol esencial en cualquier cámara de fotos. Si uno de estos elementos no da la talla, las fotografías no estarán a la altura. Huawei ha integrado en su P8 un sensor BSI (retroiluminado) con una resolución de 13 megapíxeles que asegura un nivel de detalle alto, pero, a la vez, unos fotodiodos con un tamaño generoso, y, por tanto, capaces de recoger mucha luz.

Optica

No obstante, la característica más interesante de este captador es su filtro de color RGBW, que apuesta por una matriz de filtrado que incorpora el color blanco y no por la matriz RGGB habitual. Esta innovación influye en la calidad de las fotografías tomadas con poca luz porque reduce el ruido en los colores en hasta un 78%.

El bloque óptico, por su parte, tiene una longitud focal de 28 mm, y, lo que más nos interesa en fotografía con poca luz, una apertura de f/2, un valor suficiente para permitir al objetivo recoger toda la luz ambiental posible. Otra innovación interesante en el escenario de uso que estamos describiendo es el enfoque. Muchos smartphones no consiguen enfocar correctamente en espacios poco iluminados, pero Huawei ha optimizado el enfoque de su P8 para conseguir que fije el foco sin problemas tanto en entornos con poca luz como en escenas en las que hay un fuerte contraste.

Manteniendo el ruido bajo control

Disponer de un buen sistema de estabilización óptica suele marcar la diferencia en fotografía nocturna porque puede ser capaz de compensar las vibraciones con mucha más eficacia que los sistemas de estabilización digital. Huawei ha integrado en su P8 un módulo de estabilización óptica que es capaz de anular las vibraciones que provocan una desviación de hasta 1,2 grados, lo que en la práctica nos permite utilizar tiempos de exposición más prolongados, disparar sin trípode, y, aun así, obtener buenos resultados.

Iso

En fotografía con poca luz es relativamente frecuente que nos veamos obligados a incrementar la sensibilidad ISO para conseguir la exposición correcta. El problema es que un valor ISO alto suele provocar que aparezca más ruido. Para evitarlo, Huawei ha implementado en su P8 un algoritmo de reducción del ruido que es ejecutado por el ISP una vez que el sensor ha capturado la imagen. Este chip se encarga también de mejorar la exposición y el balance de blancos en modo automático. No obstante, no es el único recurso que usa el P8 para minimizar el ruido.

Este smartphone de Huawei también incorpora un modo de captura de múltiples fotogramas diseñado para combinar varias fotografías con distinta exposición, lo que le permite reducir el ruido y mejorar la calidad de imagen global en fotografía nocturna.

Consigue buenas fotos con poca luz

Si queremos tomar fotografías de buena calidad con nuestro smartphone en espacios con poca luz ambiental tendremos que actuar sobre dos parámetros esenciales: el tiempo de exposición y la sensibilidad. Habitualmente es preferible incrementar el tiempo de exposición y usar un valor de sensibilidad ISO no demasiado alto para que el ruido no sea excesivo. Eso sí, si nuestro smartphone no tiene un sistema de estabilización óptica es probable que nos veamos obligados a utilizar un trípode para que nuestra fotografía no salga movida.

Supernoche

La apertura del bloque óptico de los teléfonos móviles es fija, por lo que no podemos recurrir a este parámetro para equilibrar la exposición. Por esta razón, si nuestro móvil solo tiene estabilización digital y no tenemos un trípode, la mejor opción pasa por incrementar la sensibilidad ISO para conseguir la exposición correcta sin que una velocidad de obturación demasiado baja provoque que la imagen salga trepidada.

En cualquier caso, si no queremos complicarnos la vida solo tenemos que habilitar el modo «Supernoche» del Huawei P8, y el propio smartphone se encargará de equilibrar los parámetros de exposición para que obtengamos fotografías correctamente expuestas incluso en plena noche.

En Espacio Huawei:

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos