Compartir
Publicidad

Rusia y sus planes de lanzar el que sería el satélite más brillante de nuestra galaxia

Rusia y sus planes de lanzar el que sería el satélite más brillante de nuestra galaxia
Guardar
26 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Existen proyectos que más que aportar una verdadera utilidad, son más un capricho que surgió de una "grandiosa" idea, la cual fue apoyada sólo con la intención de demostrar de lo que son capaces, esto sin importar que todo el mundo esté en contra con argumentos hasta cierto punto válidos.

Esto es lo que está sucediendo en estos momentos en Rusia, quien acaba de anunciar su apoyo a un polémico proyecto que surgió de una campaña de financiación colectiva, donde un grupo de científicos, está planeando lanzar un satélite con el único objetivo de que se convierta en la estrella artificial más brillante de nuestra galaxia.

Маяк y su polémica aventura

El proyecto lleva por nombre "Маяк" y en él intervienen ingenieros y científicos de la Universidad Estatal de Ingeniería Mecánica de Moscú (MAMI), quienes hace unos meses pusieron en marcha una campaña en la plataforma Boomstarter con la intención de conseguir financiación para dar vida a Маяк, un satélite espacial sin un objetivo en especifico más que el de brillar. La campaña fue un éxito y logró recaudar más de 1,7 millones de rublos (aproximadamente 220.000 dólares).

Los responsables del proyecto apuntan a un lanzamiento durante este verano, esto gracias al apoyo de la agencia espacial rusia, Roscosmos, quien puso a su disposición un cohete Soyuz 2 para poner en órbita el satélite, el cual consta de una pequeña nave del tamaño de una barra de pan, que desplegará un reflector solar gigante en forma de pirámide de 16 metros cuadrados, con el único objetivo de brillar más que cualquier otra estrella.

Mayak 01

La idea es colocar la nave a 600 kilómetros de altura en una órbita heliosincrónica, lo que le permitirá estar siempre frente al Sol para reflejar su luz y por lo tanto, brillar en en el cielo durante la noche, algo que se podrá percibir en gran parte del mundo. De acuerdo a algunos medios, este satélite podría tener una intensidad cercana al brillo de la Luna, pero otros cálculos mencionan que de hacerse realidad, se posicionaría como el cuarto objeto más brillante de nuestra galaxia, después de el Sol, la Luna y Venus.

Este satélite no tiene ningún otro fin científico, aunque sus creadores mencionan que podría servir para limpiar basura espacial, algo que no han explicado cómo se piensa llevarlo a cabo. Por ello, grupos científicos y ambientales se están oponiendo a este proyecto, ya que no presenta un beneficio, al contrario, la intensidad de su reflejo podría causar estragos a los astrónomos que observan el universo en la oscuridad, además de que si los cálculos no son correctos, este satélite podría provocar interferencias y hasta posibles colisiones con otros satélites.

Por otro lado, Alexander Shaenko, líder del proyecto, ha mencionado:

"Queremos demostrar que la exploración espacial es algo excitante e interesante, pero lo más importante, es que hoy en día es accesible para todo aquel que esté interesado".

Veremos en qué termina todo esto.

Más información | Mark
Vía | IFL Science

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos