Compartir
Publicidad

Rusia quiere utilizar armas nucleares para defender a la Tierra de impactos de asteroides

Rusia quiere utilizar armas nucleares para defender a la Tierra de impactos de asteroides
Guardar
17 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como si se tratara de una película de ciencia ficción, esta semana se ha dado a conocer que Rusia estará a cargo de la creación de armas nucleares en contra de potenciales amenazas espaciales, en este caso, asteroides que puedan entrar a la Tierra y causar alguna catástrofe.

De acuerdo a la agencia de noticias rusa TASS, entre 2012 y 2015, el Instituto Central de Investigación de la Construcción de Máquinas, dependencia perteneciente a la Agencia Espacial Federal Rusa (Roscosmos), ha sido la encargada de investigar y desarrollar opciones de defensa nuclear interestelares, esto bajo un proyecto internacional financiado por la Unión Europea, conocido como NEOShield.

La idea no es destruirlos, sino desviar su trayectoria

El proyecto NEOShield (Near-Earth Object) se puso en marcha en 2012, con la intención de evaluar objetos con trayectoria "peligrosa" en el espacio exterior. El proyecto está conformado por diversas organizaciones y países, a quienes se les ha asignando tareas para el resguardo del planeta.

Rusia tiene la misión de impedir el acercamiento de cualquier objeto espacial mediante el empleo de bombas nucleares, donde sus científicos llegaron a la conclusión de que la mejor forma de evitar el impacto de un asteroide, es por medio de una detonación en espacio profundo, para así cambiar la trayectoria del asteroide y no tener que destruirlo.

Impact Large

Cabe señalar que la detonación de armas nucleares en el espacio está actualmente prohibida gracias a un tratado internacional firmado en 1967, aunque los investigadores rusos están convencidos de que si un asteroide plantea una amenaza inminente a nuestro planeta, ésta regla puede ser cambiada.

Adicional a esto, Rusia tiene pensado implementar un nuevo Programa Espacial Federal que arrancará este 2016 y culminará en 2025, donde intervienen tanto la Agencia Espacial como la Academia de Ciencias, con el objetivo de crear un centro de alerta temprana, que operará a través de cuatro nuevos satélites de observación de trayectorias de asteroides.

Hay que recordar que el último evento relacionado con asteroides fue precisamente en Rusia, cuando un objeto de más de 18 metros y 7000 toneladas entró en la atmósfera de la Tierra sobre la ciudad de Chelyabinsk, con un impacto que dio lugar a daños materiales, más de 1000 personas heridas y 100 hospitalizados.

Vía | IFL Science

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos