Compartir
Publicidad
"Ya no nos preocupa tanto la carrera del número de cores" Eloy Fustero, Qualcomm
Entrevistas

"Ya no nos preocupa tanto la carrera del número de cores" Eloy Fustero, Qualcomm

Publicidad
Publicidad

2016 va a ser un años importante para Qualcomm. Tras un 2015 con muchos problemas, desde el comienzo con un tropezón como la primera versión del Snapdragon 810 hasta el refuerzo del modelo "fabricante de teléfonos diseña su propio micro" por parte de Apple, Samsung y Huawei.

Sobre el panorama competitivo en Socs, la realidad alrededor de los grandes futuros negocios como el internet de las cosas y el 5G, y sus grandes apuestas del año como son el Snapdragon 820 y el 652 charlamos con Eloy Fustero, director de desarrollo de negocio en Qualcomm.

Xataka: La primera pregunta tiene que ver con el cambio respecto al año pasado.Hubo un momento de preocupación porque las primeras sensaciones con el 810 no eran muy positivas, el HTC One M9 y las críticas que tuvo frente a la foto completamente diferente que tenemos con el 820: un renovado entusiasmo, unos resultados prometedores. Cómo se ha vivido desde dentro esta crisis y el desarrollo del 820, cuáles son los puntos claves para vosotros.

Eloy Fustero: En primer lugar gracias a vosotros por vuestros tiempo y por acordaros de nosotros siempre después de tantos años.

Nuestra ilusión siempre ha sido igual pero a veces sale de una manera, otras veces sale de otras manera: unas veces aparenta que triunfas más otras veces aparenta que triunfas menos. Nosotros creímos en su momento que el eslabón 810 iba a jugar un papel importante en el entorno en el que estábamos y seguimos creyendo que jugó un papel importante en posicionar y en mantener el listón de crecimiento de las gamas premium.

Estamos hablando de la gama premium donde siempre se le pide más y más, con el mismo consumo de batería sino menos. Es más fácil hablar de los productos de gama baja-media donde puedes compensar prestaciones como el consumo de batería, en la gama alta no puedes quitar nada de funcionalidad, tienes que seguir añadiendo. En un proceso de escalera ascendente el eslabón 810 colocó su peldaño en esa escalera, de mayor o menor tamaño que otras veces, y lo que ha ocurrido con el 820 es que hemos hecho un cambio casi disruptivo en la forma de afrontar el Snapdragon premium.

Los benchmarks tradicionales no miden bien la experiencia de usuario de un smartphone

Xataka: En algún momento de este proceso ha dado la sensación de que lo importante se ha convertido en publicitar "el número de cores"

Eloy Fustero: Ya no nos preocupa tanto la carrera del número de cores, sino la experiencia de usuario. No nos preocupa tanto el aumentar las prestaciones del equipo per se para ganar simplemente puntuación en ciertos benchmarks, sino poder aprender del usuario e introducir esas técnicas de aprendizaje en el Snapdragon. Eso sí que es un cambio significativo en nuestra filosofía del Snapdragon 800 versus la filosofía de familiar anteriores. Y esa es la filosofía del Snapdragon 820 que con cuatro cores mucha gente pensaba que nos la estábamos jugando y sin embargo hemos sido capaces de introducir otras técnicas de optimización de prestaciones que están dando el resultado que está saliendo.

Pero hay un tema adicional a esa experiencia de usuario que se incorpora con sacar el mejor provecho en 4 cores sin pasar a 8. Hay una experiencia adicional los becnhmarks tradicionales muchas veces no tienen en cuenta y es el modem, es la conectividad. Hay un salto muy importante en el Snapdragon 820 y que seguirá viniendo en las siguientes familias, de hecho hemos anunciado ya el nuevo módem, el X16. En lo que ya lleva el 820 es la velocidad de bajada por ejemplo, el llegar hasta los 600 Mbits/segundo.

Hoy en día, aunque se siguen haciendo benchmarks de prestaciones donde estás analizando el comportamiento del smartphone aislado, sin conectividad, donde realmente se ve la experiencia del usuario es con conectividad. Me contaban ayer “muchas veces estos tests evalúan cuando accedes a una página web cuánto tarda en presentarla desde la memoria hasta la pantalla, pero realmente cuando un usuario navega por Internet lo que está haciendo es acceder a la Internet, a la página web”.

Realmente lo que es importante es esa experiencia combinada: todo lo que es la bajada más la experiencia de presentación. Eso te lo digo de un web, pero quien hace una foto, la foto tiene que tener gran calidad, estamos hablando de mejoras en fotografía o en vídeo, pero es que hoy todo el mundo la quiere subir a la red. Cuando la subo, cuando la bajo, cuando veo un vídeo, los cortes que se producen por ver ese vídeo muchas veces no son responsabilidad del teléfono, son responsabilidad del módem. Pero el usuario lo percibe como el teléfono.

El 820 es en esas dos facetas donde incorpora grandes diferencias como evolución de lo anterior.

Snapdragon

Xataka: Hay una parte de conectividad y de futuro porque venimos con la idea de que este MWC va a ser el MWC del 5G. Parece que nadie tiene demasiado claro cómo va a ser el 5G. Vosotros que lo estáis explorando, investigando, ¿empezáis a tener ya una primera idea? No tanto la parte tecnológica, que también. ¿Cómo va cambiar la experiencia? ¿Qué podremos hacer con 5G que ahora mismo con 4G no nos damos cuenta que no podemos?

Eloy Fustero: Nos quedan todavía unos años de 5G en el MWC y cada año aportaremos un poquito más.

En mi opinión el 5G no es un cambio disruptivo de lo que ya tenemos. El 5G es una evolución de lo que tenemos donde las tecnologías hoy en día están demostrando que es posible llegar al 5G y cada uno se apalanca en una pata de esa evolución tecnológica. Yo creo que el 5G no es cuestión de decir: vamos a dar un salto cuantitativo en cuanto a velocidad de bajada o de subida. Es necesario pero no suficiente.

el 5G no es cuestión de decir: vamos a dar un salto cuantitativo en cuanto a velocidad de bajada o de subida

El 5G va a ser más cómo concibo servicios, servicios que hoy en día tal vez pueda empezar a pensar en ellos pero debido a que se requiere menores latencia de la red no podemos afrontarlos. Son servicios más sensibles a los retardos de la red, ya no digo la bajada de un fichero, que me da igual que tarde un milisegundo o dos, cuanto más deprisa mejor, pero no es un servios vital. ME refiero a casos como una operación remoto, que puede que se haga ya, pero si quiero operar en cualquier lugar del mundo lo que necesito es una red fiable, una red con cobertura global, con una calidad de retardos o sensibilidades general que por supuesto tiene que tener capacidades de bajada, altas velocidades, pero que tiene que incorporar algo más.

Hay otro tipo de servicios que estarán asociados con el 5G y que nos lo podemos imaginar ya con las tecnologías actuales que es el tema del Internet de todas las cosas conectadas que ahora hablamos como una cosa aislada y empiezo a conectar en mi casa, conecto aparatos medidores de electricidad o conecto aparatos de automoción. Cuando todo eso, además de estar conectado entre sí, en esas islas que podemos ver ahora, esté conectado globalmente y los servicios piquen datos de uno y de otros eso sí que va a formar parte de una experiencia 5G donde no sólo voy a necesitar altas velocidades de bajada, voy a necesitar universalidad en el acceso, omnipresencia en el acceso con velocidades bajas pero instantaneidad.

Son otros muchos factores tecnológicos los que están llevando a permitir nuevos servicios. 5G es una concepción nueva de servicios, una evolución y cada uno de nosotros, cada uno de los players, estamos anunciando cosas nuevas. Todas estas tecnologías que estás viendo de LTE advanced pro o como quieras llamarlo formarán parte de ese pilar de ese 5G pero formarán parte de una forma gradual cuando sobre eso más otra serie de cosas se definan servicios. Es un poco la experiencia. Todo el mundo queremos: “ya tengo 5G”, no, tengo una pata de ese 5G y esa es la evolución.

820 snapdragon

Xataka: Este MWC tiene un síndrome curioso: todo fabricante de móvil quiere ser fabricante de otra cosa. Samsung quiere ser un fabricante de realidad virtual, HTC dice de cosas conectadas, LG de complementos, módulos, extensiones del teléfono, Sony dice muy claro el Internet de las Cosas. Aquí con el Internet de las Cosas lo contamos y lo entendemos como potencialidad pero a mi me interesa vuestra visión porque vosotros sabéis lo que está funcionando realmente. De todo este marasmo de cosas, desde el coche conectado, al drone, al wearable, ¿Qué cosas están desarrollando un mercado real?

Eloy Fustero: El Internet de las cosas en su genérico son verticales, cuando todos los verticales vuelvan a estar conectados entre sí, hablaremos de la globalidad nuevamente. Hay un vertical que claramente está demostrando que no tiene marcha atrás y es el de la automoción. Aparte de estudios que hemos hecho preguntando a usuarios finales y los propios fabricantes en lo que están haciendo, el usuario y el fabricante no se van a conformar con tener un coche con capacidad LTE o con una llamada de emergencia cuando tengas un accidente.

Toda esa experiencia de smartphone se está trasladando al interior del habitáculo. Los usuarios queremos tener en nuestro coche paneles integrados con acceso a toda la información del vehículo, trasladar la experiencia al resto de las personas que van en el habitáculo, queremos tener conectividad con otro tipo de servicios, etc. El primer vertical ejemplo claro de aplicación de las tecnologías móviles, no sólo de la comunicación. En un coche no sólo hablamos de LTE de alta velocidad, la antena puede ser más grande o podemos optimizar la antena, no tienes el problema de tamaño. En un habitáculo puedes tener muchas cosas mirando al exterior pero en el interior el WiFi tiene un papel importante. Es como tu pequeña casa dentro. El coche es el primer ejemplo claro donde todas las tecnologías propias de smartphones van a tener su aplicación. Yo siempre digo lo mismo, mi coche ya tiene 10 años y no tengo ni USB pero es que el próximo coche que me compre no voy a preguntar por el abs…

Hay un vertical en que claramente está demostrando que el internet de las cosas no tiene marcha atrás y es el de la automoción

En el mundo de los wearables y en el mundo de los e-watches también lo veo como un mercado a seguir. No tanto porque vaya a sustituir al reloj tradicional, me da muy bien la hora y para que me de la hora yo no quiero nada más. Te lo digo además como usuario que promueve las tecnologías pero para que me dé la hora yo estoy satisfecho con esto. Cuál es el salto que va a haber entre un e-watch entre los que hay ahora que pelean para sustituir a los que dan la hora o para calcular otro tipo de cosas… es que el smartphone es un dispositivo que va siempre conmigo, pero incluso más personal que el smartphone es el e-watch. Todo lo que tenga que ver con sensores relacionados con salud y con el cuerpo humano es más fácil que estén aquí. Aplicaciones como abrir la puerta o cosas que algún día las haré con la huella digital, pero hay muchas aplicaciones que corriendo en un e-watch van a tener un comportamiento mucho más personal que un smartphone. No es el dispositivo para sustituir al smartphone para leer mensajes o para leer el correo o para acceder a Internet, pero sí es la puerta de entrada para otras aplicaciones que van a correr aquí pero que probablemente aquí funcionen mejor.

Xataka: Estamos viendo una evolución de la potencia. Hay una especulación de cuándo un móvil, por ejemplo con Snapdragon, llegará a las potencias de las videoconsolas, cuándo un móvil, ahora tenemos el debate con Windows 10, me dará una experiencia cuando lo conecte a una pantalla similar a un ordenador de escritorio ¿Os veis en esa lucha? ¿O creéis que la propia naturaleza de los productos van a hacer que se encaminen?

Eloy Fustero: Tengo la creencia de que las arquitecturas con las que estamos trabajando están satisfaciendo y van a satisfacer la demanda de lo que se nos avecina en cuanto a potencia. Yo creo que vamos a satisfacer las necesidades del usuario porque las necesidades del usuario conllevan un consumo de la batería racional. Cuando juegas con la posibilidad de combinar varios chips o varias arquitecturas para optimizar la duración de la batería o de la potencia.

Jugando con esas combinaciones, yo no tengo ninguna duda de que vamos a alcanzar mayores prestaciones que nos van a permitir ubicarnos en otros segmentos en los que no estamos todavía. Lo que no sé decirte es si va a ser mañana, dentro de un año o de dos o cada año un poquito más. En toda la evolución tecnología que está ocurriendo hay una premisa que nadie puede ignorar y es el consumo de batería y el usuario lo sabe.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos