Compartir
Publicidad

¿Quién dijo que a los drones no les gusta el agua? Loon Copter nada y bucea

¿Quién dijo que a los drones no les gusta el agua? Loon Copter nada y bucea
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tenemos vehículos no tripulados de todo tipo, que a veces son capaces de llevar a una persona - o carga - pero no hay necesidad de piloto, algunos de ellos van por el aire, y otros lo hacen por el mar. Total, que cada vez se vuelve más difícil intentar encasillar a estos bichos, que solemos denominar drones. El individuo que os traemos hoy responde al nombre de Loon Copter e intenta pisar dos de esos escenarios.

Loon Copter luce como un drone normal y corriente, de esos cuadricópteros que inundan los cielos del planeta, pero no es así, tiene una relación muy especial con el agua. El dron crado por la Universidad de Oakland se atreve a nadar por la superficie del agua, pero también es capaz de ponerse a bucear.

Loon Copter, como si fuera un submarino, se llena de agua si quiere sumergirse bajo el mar

Obviamente también vuela, y todas esas cosas las hace sin cambiar de forma, ni requerir accesorios, es siempre el mismo Loon Copter, cambiando su modo de funcionamiento en cuestión de segundos.

Lo que vemos en el siguiente vídeo es la prueba, realizada con el último prototipo que tienen listo, y que fue semifinalista en la competición Drones for Good 2016. Luce un poco más alto de lo normal, pero no se ve nada torpe aterrizando y flotando sobre el agua, para luego sumergirse:


¿Cómo lo hace? Pues si habéis visto el vídeo podéis haber pillado el truco: tiene un depósito de flotación que es capaz de llenar de agua y provocar el hundimiento unos metros bajo la superficie. El diseño de la misma permite que además gire 90 grados, dejando las hélices preparadas para propulsarse bajo el agua.

Si queremos volver a la superficie, Loon Copter expulsa el agua que tiene su interior y vuelve a flotar. Desde la superficie el talentoso dron puede volver a echar a volar. Colocándole una cámara, se convierte en un cacharro muy útil en búsquedas, investigaciones, rescates y control en zonas complicadas.

La única pega en este asunto es que cuando está bajo el mar, la grabación no se puede transmitir en directo, simplemente se graba internamente para su visualización posterior. En esto es uno de los asuntos que están trabajando para la próxima versión de Loon Copter. En esta versión se contenta con darle rutas prefijadas en aguas abiertas.


Más información | Universidad de Oakland

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos