Compartir
Publicidad
Publicidad

El futuro era chatear con tu nevera tablet, y ver su contenido en streaming

El futuro era chatear con tu nevera tablet, y ver su contenido en streaming
Guardar
25 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En ocasiones hablamos de los hogares del futuro, y quizás con el auge de la domótica y de todo lo smart lo hagamos bastante a menudo. Puede que lo hagamos idealizándolo hasta llevarlo casi hasta la interacción con los dispositivos a niveles de la película Her. Y si bien eso aún queda lejos de momento, en Samsung han querido dar un paso hacia esas casas 100% domotizadas con electrodomésticos algo más inteligentes y peculiares, como lo que podríamos llamar la "súper nevera", el Samsung Family Hub Refrigerator.

Un frigorífico que la compañía mostró durante el Samsung Forum de Mónaco que va mucho más allá de mantener los alimentos en buen estado de conservación. Lo que ha hecho la compañía coreana es “tabletizar” el concepto de nevera insertando una pantalla en la puerta e instalando un sistema de vigilancia para los alimentos. Sin ser ciencia-ficción, suena peculiar y lo es, pero ¿supone esta innovación la evolución lógica hacia los smart fridges?

La nevera que todo lo ve

Entorno a esta nueva horneada de electrodomésticos inteligentes, uno de los representantes de la compañía habló del proceso de encuestas a los usuarios previo a su diseño con el fin de recopilar los aspectos que les gustaría ver en los electrodomésticos, matizando que las novedades que van añadiendo se basan en ellas. No sabemos cómo llegaron a la idea de monitorizar a tiempo real nuestro inventario, pero probablemente se haya partido de un perfil de usuario más bien despistado, como en el caso de la lavadora AddWash y su bandeja para prendas olvidadas.

Concretamente, el sistema se basa en la instalación de una serie de cámaras (el número y la disposición dependen del modelo), con las cuales se identifican los productos. Un entorno que puede parecer surrealista para la colocación de un sistema de visualización pero que atiende a la idea de que puedas saber qué queda en la nevera en todo momento y poder consultarlo desde el móvil (por ejemplo, al hacer la compra) o de configurar avisos y recordatorios de compra según lo que falte o se acabe.

App par el control de la nevera

El planteamiento es, por tanto, tener un control tanto de lo que hay como de las condiciones (temperatura, etc.) en cualquier lugar y en cualquier momento al poder verse el contenido también desde la app del móvil. Un contenido cuya imagen se actualiza a tiempo real, característica que pretende solventar la situación de que haya que añadir algo más a la lista de la compra desde el propio supermercado porque alguna hambrienta mano haya menguado algo más el género.

Podremos "chatear" directamente con el frigorífico

De cara a un público menos imaginativo o menos dado al arte de los fogones, otra aplicación de la monitorización de los alimentos es que, teniendo en cuenta los que haya, podremos pedir al Hub Refrigerator que haga un tetris culinario con ellos sugiriéndonos una receta. De hecho, podremos "chatear" con él directamente, aunque no se tratará de una mensajería instantánea al uso ni tendrá respuestas ingeniosas como algunos asistentes de voz, sino de una serie de órdenes y preguntas predeterminadas.

Adiós a los imanes

El hecho de complementar la puerta del frigorífico con una pantalla es en cierto modo la evolución tecnológica de la costumbre que existe en el caso de familias o usuarios que acostumbren a poner fotos y dibujos (evitando así los a veces engorrosos imanes). Sin embargo, el incorporar un tablet a un frigorífico tiene otras aplicaciones de relativa aportación, o que al menos no resultan tan “naturales” en un primer momento.

Pantalla de 21

Ejemplo de ello es el plantear la nevera como otro centro multimedia de casa. A priori la idea tiene sentido partiendo de la base de que la cocina suele ser un lugar habitual en los hogares para instalar un televisor o escuchar música, pero ese hipotético escenario de sala de proyección con el panel de 21 pulgadas incrustado en un estático y colosal marco plateado no deja de ser peculiar.

Puede que la idea sea resultado de que nos hallamos en pleno florecimiento del contenido en streaming y que su visualización se ha ampliado (y normalizado) a dispositivos alternativos a los televisores. Pero, aún así, verlo en el frigorífico tampoco parece un reclamo demasiado fuerte en perspectiva, salvando claro el caso de los programas o vídeos de cocina.

Que Tizen amortice

El sistema promete ser compatible para iOS y Android (concretamente, la app), pero no es ninguno de éstos el que mueve el software de la súper nevera de Samsung. La compañía coreana mantiene su apuesta por el producto de la casa y, como hemos visto para otros dispositivos como las smart TV, también ha optado por Tizen para el Hub Refrigerator. Dato curioso: el 25% de apps desarrolladas para Tizen son producto español, según nos dijo una representante.

El bloc de notas para lista de la compra suele sustituirse por apps específicas y bastante completas, o por la mensajería

Esto pone interesante la progresión del software y, por tanto, de los usos finales de la parte smart de la nevera. De momento, además de la muestra de fotos y dibujos, desde la pantalla se podrá reproducir música y compartir la app de notas con el smartphone. Una primera elección que, pese a que tiene su lógica por el uso de la app para la lista de la compra, resulta un tanto cuestionable por ser algo que suele sustituirse por apps específicas y bastante completas, o por la mensajería instantánea cuando se trata de recados y encargos en la compra de última hora.

Samsung Family Hub Refrigerator

La incorporación de cámaras sin duda se trata de una idea innovadora y tiene cierta proyección de cara a que haya acuerdos con otras empresas a la hora de lanzar servicios como el hacer la lista de la compra en cierto supermercado o el que se puedan registrar productos mediante la lectura del código de barras. Pero en un principio contamos con un número muy limitado de utilidades sugeridas y parece mayor el impacto de la inclusión de las cámaras que el de su aplicación real.

No obstante, pese a este limbo en el que se halla el software (y por tanto su uso final), se trata de una propuesta que puede consolidarse al menos como un preludio de la dirección que se tomará en cuanto a la domótica y a que haya un control de todo lo relacionado con el hogar desde el móvil y por todos sus miembros.

En Xataka | Un frigorífico que se hace selfies y otros 6 avances que nunca creerías para un electrodoméstico

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos