Sigue a Xataka

Una de las promesas que trae la nueva generación de consolas portátiles es la de poder compartir juegos gracias a sus capacidades de conectividad Wi-Fi. La idea es que un usuario pueda pasar un juego a otro a través de esta conexión sin cables y que juntos puedan utilizarlo aunque sólo uno de ellos tenga la copia original. Eso sí, residiría en la memoria RAM de la consola, por lo que en cuanto se apague esta, se perdería la posibilidad de acceder al juego. Esta funcionalidad ha sido bautizada como Game Sharing en la PSP (en Nintendo DS es “DS Download Play”) y Namco Museum es el primer título en habilitarla.

Namco Museum es un recopilatorio de siete juegos clásicos de la propia Namco: Pac-Man, Ms. Pac-Man, Galaga, Galaxian, Rally-X, New Rally-X, y Dig Dug. En principio esto del Game Sharing parece factible con juegos relativamente sencillos que ocupen poco espacio y por tanto puedan ser colocados en memoria. Aunque potencialmente puede dar mucho de sí, si se sigue “conectado” a quien te pasó el juego, nada impediría ir descargando el juego por fases y así acceder completamente a él. Interesante, aunque a más de uno nos gustaría poder almacenarlo y acceder posteriormente al mismo, esto de compartir juegos está más orientado a que lo pruebes y luego lo compres.

Vía | Ign.com.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios