Sigue a Xataka

Segunda mano

Este es un rumor que ha aparecido y desaparecido a menudo cuando se habla de las consolas de próxima generación que preparan Sony y Microsoft. En esta ocasión son fuentes internas de la segunda las que apuntan a que los de Redmond están buscando un sistema para que los juegos de segunda mano no tengan cabida en la próxima Xbox.

El sistema, de confirmarse, pasaría por un código de usuario tipo licencia que se asocia de forma indisoluble al juego y que, en caso de que este se haya comprado en formato físico, invalidaría su uso de segunda mano.

El objetivo de la medida no es otro que combatir el mercado de juegos de segunda mano, una práctica muy frecuente que incluso ha llegado a mermar la piratería pero que no es bien vista por algunas empresas de videojuegos porque reduce las ventas.

Para que el sistema de códigos fuera efectivo, la nueva Xbox tendría que operar conectada de manera permanente a internet, otro factor que podría suponer un problema para un porcentaje de usuarios.

Patente de Sony

Sony y su sistema RFID

Los rumores a cuenta del bloqueo de juegos de segunda mano también hablan de la próxima consola de Sony. En el caso de la PS4 (suponiendo que se llegue a llamar así) se habla de un sistema integrado en los propios discos que no necesita conexión y que consiste en un chip RFID legible mediante NFC. Este chip sería el encargado de validar el disco y vincularlo a una única consola.

Aunque existe una patente registrada por Sony en este sentido, eso ni siquiera significa que la japonesa vaya a implementarla en su próxima consola. En cualquier caso, es posible que salgamos de dudas el próximo día 20 de febrero en el evento mundial de PlayStation que Sony ha anunciado.

Vía | Ars Technica
Imagen | BrokenSphere at Wikimedia Commons

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios