Síguenos

Nueva Xbox concepto

Microsoft presenta hoy su nueva Xbox. Su nueva consola de sobremesa. Y no me estoy repitiendo ni el titular se me ha atragantado.

De las tres grandes, la consola de Microsoft la que mejor ha aguantado en el tiempo, gracias sin duda a Kinect, que la colocó de nuevo en lo más alto de la actualidad y ventas cuando el juego ocasional era lo que había que tener.

Ahora le llega un nuevo momento. No habrá revolución en diseño ni es especificaciones, pero sí en la concepción de consola que Microsoft lleva trabajando años y que ahora reflejará en un nuevo modelo, nacido como algo más. Esto es lo que podemos esperar de la nueva Xbox.

Diseño de la nueva Xbox, ¿a alguien le preocupa realmente

De casi todo se ha hablado en relación con la futura Xbox pero poco se conoce del diseño definitivo. Es una de las bazas con las que están jugando las grandes (mirad si no la borrosa presentación del diseño de la PS4 de Sony). Pero, ¿realmente importa?

A nosotros nos basta con que la consola sea silenciosa, no de problemas de calentamiento y oye, si queda bien junto al televisor, mejor. Pero si no, no pasa nada.

Future consola

Sin cambios bruscos en el mando, para eso están los tablets y móviles

Tanto Sony como Microsoft no harán cambios radicales en el mando de sus próximas consolas. Ya vimos que Sony introduce una pequeña variación con panel táctil, pero del mando de la nueva Xbox no se espera ni eso.

El diseño de los actuales mandos es perfectamente reconocible, pasa por ser uno de los más cómodos y no pueden permitirse perder a los jugadores “más duros”. Para innovar en formas de control Microsoft juega otras bazas.

Kinect 2

La primera se llama Kinect, que evolucionará para ser mejor. No parece que vaya a llegar integrada en la consola. No puede hacerlo al menos la unidad principal, pensada para ser movida y colocada donde sea necesaria, mientras que la propia consola tendrá un lugar más fijo.

Kinect 2 mejorará la definición de captura de los movimientos en todos los sentidos, con mayor velocidad, capaz de distinguir objetos y elementos más pequeños, así como mejoras en el reconocimiento de voz y la gestión de más jugadores. Y ya vendrá con una nueva cámara con calidad 1080p que dejará en ridículo a la actual. Además, es bastante probable que el uso de Kinect sea algo necesario para poder hacer funcionar la nueva Xbox.

Smartglass

Pero más interesante para esta nueva generación de consolas será la multipantalla. Ni Sony ni Microsoft tendrán que buscar la cuadratura del círculo como ha ocurrido con el mando de la Wii U porque el trabajo lo tienen hecho en casa.

En el caso de Microsoft, Windows 8, los tablets y los smartphones con Windows Phone 8 son sus aliados en caso de que quieran introducir la variable táctil o de apoyo en el juego. Y no nos olvidemos de la funcionalidad Smartglass de la que previsiblemente la empresa nos muestre un avance en funcionalidad.

Vuelta a lo conocido

Como ha pasado con la PS3, la nueva Xbox volverá a la arquitectura X86 de la mano de AMD, que pondrá en el corazón de la próxima Xbox un procesador de 8 núcleos a 1.6 Ghz, 8 GB de memoria RAM, disco duro de 500 GB y unidad de lectura Blu-Ray.

La parte gráfica tendrá que reforzarse para recibir una más que probable compatibilidad con contenido 3D.

A nivel de interfaz, no es de esperar que haya grandes cambios si tenemos en cuenta que la idea detrás del actual dashboard de la Xbox 360 es reflejo de la interfaz que Microsoft está promoviendo en todas sus pantallas. Habrá pues más acercamiento a Windows 8, sistema que se postula como el corazón de la nueva Xbox. Esto le servirá principalmente para facilitar la llegada de aplicaciones y potenciar una faceta más allá de la consola de sobremesa para jugar.

Más centro de entretenimiento pero sin olvidarse del juego

Si la consola actual de Microsoft ya os hemos repetido bastante que es un centro multimedia muy aceptable, la nueva Xbox debe dar el paso definitivo para convertirse en multimedia total.

multimedia Xbox

Lo hará por medio de aplicaciones, servicios y la posibilidad de recibir canales de televisión en directo, justo ahora que se ha deshecho de Mediaroom. Luego, con su interfaz y control por voz se realizará la gestión de esos contenidos. Habrá que ver si esta faceta de la próxima consola de Microsoft no divide en dos a sus poseedores dependiendo de si hay acuerdos para contenidos o no.

Y luego tenemos las exclusivas y juegos que ya se estén desarrollando para la nueva Xbox. Como cuentan en Vidaextra, queremos, necesitamos juegos, pues al final, estamos hablando de una consola para jugar ¿no? En unas horas saldremos de dudas. Será a partir de las siete de la tarde.

Sobre la fecha de lanzamiento o disponibilidad, nada se sabe. Es probable que apurando los tiempos, Microsoft la pueda poner en los escaparates para finales de año. No puede esperar mucho más.

Imagen | Concepto de Joseph Dumary.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

36 comentarios