Sigue a Xataka

PSN

En una maniobra tan tardía como inesperada, el gobierno británico ha penalizado a Sony con una multa de 250.000 libras (Algo más de 295.000 euros) por el ataque que la plataforma PlayStation Network sufrió en abril de 2011.

Desde el gobierno británico comentan que el ataque vulnera el acta de Protección de datos del país y alegan que Sony no realizó las oportunas mejoras en la seguridad del sistema de contraseñas de PlayStation Network, lo que redundó en el conocido ataque que dejó a la red de videojuegos fuera de combate durante semanas.

El Information Commisioner’s Office (ICO), organismo británico encargado de velar por las leyes de protección de datos, reconoce que Sony fue víctima de un asalto criminal premeditado y que no hubo uso fraudulento de la información robada. Pese a ello, considera que el ataque fue posible gracias al descuido de la japonesa en materia de seguridad. La multa ha sido calculada en proporción al caso, que afectó a más de 100 millones de cuentas de PlayStation Network.

En un comunicado, Sony ha hecho saber que no está conforme con la decisión de la ICO británica y que apelará la multa en los tribunales.

Vía | The Verge

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

26 comentarios