Sigue a Xataka

Atari Jaguar

Los que tienen ya una cierta edad, o hemos abrazado los videojuegos desde bien pequeños, nos acordamos de Atari. Empresa pionera en el sector que durante muchos años fue una referencia con sus máquinas para salones recreativos y también sistemas domésticos.

Sin embargo, tras más de cuarenta años de historia, la compañía no está pasando sus mejores momentos y Atari, junto a tres filiales, se han declarado en bancarrota este fin de semana en Nueva York. No significa su adiós pero su caída no ha sido casual.

De Pong a la resurrección a través de la bancarrota

Desde sus inicios, en los setenta, su crecimiento fue meteórico. Fueron innovadores a la hora de acercar el videojuego al gran público y juegos como Pong o consolas como la Atari 2600 han forjado su leyenda, un hueco más que de sobra merecido en la historia del videojuego.

A pesar de estos éxitos, durante muchos años han tenido problemas económicos de todo tipo. No es casual que a día de hoy la compañía que ha pedido la bancarrota sólo tenga 40 empleados en las oficinas de Nueva York. Allí se dedican a desarrollar juegos para dispositivos móviles y comercial con el logo de la compañía, que supone un 17% de los ingresos.

Si el proceso legal va bien, ahora que se han declarado en bancarrota, Atari Inc. podría resurgir como una empresa con sus propios recursos y no tener que depender de BlueBay, quien empezó en su día un proceso de reestructuración de la compañía.

Una situación delicada donde esperemos que Atari renazca y que sea algo más que una compañía que vive de licencias que en su día tuvieron mucho éxito. Innovar es complicado, pero no se puede vivir de refritos de juegos con más de treinta años.

Vía | LA Times
En VidaExtra | Nacidas antes de los 80: Atari.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

20 comentarios