Compartir
Publicidad

Un nuevo proyecto asegura que es posible desarrollar baterías basadas en diamantes y desechos nucleares

Un nuevo proyecto asegura que es posible desarrollar baterías basadas en diamantes y desechos nucleares
Guardar
21 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Sí, hemos llegado a un punto donde son tantos los proyectos que buscan una evolución en las baterías que es fácil perderse, si embargo, estos proyectos son la única forma de estudiar y experimentar para así trazar el camino ante una mejora dentro de estos componentes.

Hoy ha surgido uno de esos desarrollos que parecen sacados de una novela de ciencia ficción, ya que prometen baterías con autonomía casi eterna basadas en diamantes fabricados a partir de desechos nucleares.

Baterías de diamantes nucleares

Un grupo de científicos de la Universidad de Bristol están presentando un proyecto que busca darle una utilidad a más de 95.000 toneladas de desechos nucleares, los cuales son el resultado del cierre y desmantelamiento de los viejos reactores Magnox de Gran Bretaña, esto como opción a uno de los grandes retos que enfrentamos actualmente, que es la eliminación de estos desechos sin dañar el medio ambiente.

La primera opción que surge para deshacerse de los restos de Carbono-14 es enterrarlos en un lugar apartado, pero esto sigue siendo muy peligroso para el medio ambiente, por ello los investigadores han desarrollado un método que consiste en convertir todos estos restos en diamantes generadores de energía, una especie de batería que sería resistente al paso del tiempo, pero que a su vez sería capaz de generar una pequeña corriente eléctrica.

Según el proyecto, estas baterías no generarían mucha energía, pero su importancia estaría en la capacidad de proporcionar dicha energía por un largo periodo de tiempo, ya que esto dependerá de la vida de la radiación, por lo que las primeras estimaciones apuntan a una vida de 5.730 años para que apenas se degrade el 50% de capacidad, lo que significa que estaríamos ante baterías de una muy larga duración.

Gracias a estas capacidades, estas baterías podrían ser usadas en dispositivos en los que resulte imposible hacer un cambio de baterías o cargarlas, como sondas espaciales, satélites, drones o pequeños aviones no tripulados, incluso podrían ayudar en la vida de las personas al ser parte de marcapasos u otros dispositivos para la salud.

A pesar de que suena como una buena idea, la realidad es que el a día de hoy su implementación está muy lejos de ser una realidad, ya que uno de los principales problemas es el coste al necesitar los diamantes como cápsulas contenedoras de Carbono-14.

Por otro lado, hay que mencionar que apenas se trata de un proyecto en una etapa muy temprana de desarrollo, donde aún hay un largo camino por delante ya que hasta el momento las primeras pruebas se han realizado con el isótopo níquel-63, por lo que no hay pruebas de que funcione con carbono-14.

Más información | University of Bristol
En Xataka | Esta nueva tecnología promete baterías de gran capacidad, de carga ultra rápida y 20 veces más durables

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos