Síguenos

Seagate 600 SSD

Con los últimos movimientos se veían algunos cambios en el horizonte. Los SSHD fueron primero y ahora llega el nuevo nuevo batallón de SSD de Seagate para acompañar a los existentes — y extraños — Pulsar.

Un modelo para el hogar y unos cuantos más pensados para la empresa. Empezaremos por el primero, el Seagate 600 SSD que es el modelo más sencillo y pensado para el mercado doméstico, se ofertará con un tamaño de 2.5 pulgadas y 5 o 7 milímetros de grosor, así como por supuesto interfaz SATA 6 Gbps. Seagate afirma que sus tasas de transferencia máximas están en 500 y 400 MB/s en lectura y escritura (500/300 en el caso del modelo de 120 GB), con lo que no están nada mal. Se pondrán a la venta tres modelos de 120, 240 y 480 GB, por precios aún desconocidos.

Seagate 600 Pro es la evolución del ‘600’ para el hogar, con pequeños cambios que aumentan la fiabilidad y ponen el punto de mira en la empresa. Son poco más rápidos (520/400 o 300), todos en 7 milímetros y disponibles en 100, 120, 200, 240, 400 y 480 GB.

Seagate 600 Pro SSD

Seagate 1200 SSD

El otro modelo aún superior es el Seagate 1200 SSD. Aquí ya nos ponemos firmes para presentar un SSD con interfaz SAS de 12 Gbps, aún más fiable y disponible en formato de 1.8 o 2.5 pulgadas (ambos en 7 milímetros) y 200, 400 o incluso hasta 800 GB. Su pico de trabajo lo sitúan en unos 750 y 500 MB/s.

Ya por último, Seagate X8 Accelerator es almacenamiento flash vía PCI Express. Más rápido, más amplio (hasta 1.8 GB) y previsiblemente caro comom pocos, orientado a un uso relacionado con las bases de datos y la virtualización.

Como veis, Seagate llega con una amplia variedad de SSD. No tanto por el número de modelos si no por su disparidad con la que consiguen ocupar todo el mercado. ¿Tendrán éxito? Estaremos pendientes de ello.

Más información | Seagate

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

21 comentarios