Sigue a

Intel SSD 525

Intel ha presentado su última unidad de almacenamiento flash. Nos movemos de los tradicionales 2.5 pulgadas a un módulo de memoria mSATA que, si bien no es el formato más común, sí podemos considerarlo como más o menos habitual en ciertos ordenadores portátiles y ultrabooks.

El Intel SSD 525 mantiene la nomenclatura tradicional de los dispsitivos de almacenamiento de Intel a pesar de ofrecer este formato tan característico. Y no lo hace por simple coincidencia: el 525 es un SSD 520 en un formato más reducido, con el mismo controlador SandForce SF-2881 (en esta ocasión con firmware específico desarrollado por SandForce pero bajo la supervisión de Intel) y ancho de banda de hasta 6 Gbps, como su homólogo SATA 3. La diferencia es el formato, notablemente más pequeño (3.7×50.8×29.85 milímetros y 10 gramos de peso).

Intel SSD 525

Intel ofrecerá una amplia variedad de capacidades disponibles: 30, 60, 90, 120, 180 y hasta 240 GB, todas ellas con las mismas tasas de transferencia de 550 y 520 MB/s en lectura y escritura, respectivamente. Por su parte los precios varían entre 54 y 279 dólares, según AnandTech, si bien la propia Intel ha confirmado que ya han empezado a vender los modelos de 120 y 180 GB, y que el resto de capacidades las lanzarán en las próximas semanas.

Una alternativa interante que tiene como principal objetivo ciertos modelos de portátiles, pero también otros dispositivos como ordenadores de sobremesa (como unidad de caché, siempre y cuando la placa base sea compatible) o sistemas empotrados (de ahí la disponibilidad de un modelo de “sólo” 30 GB).

Más información | Intel

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios