Síguenos

Intel DC S3700 SSD

Cuando Intel se inició en este mundo de los SSD lo hizo con unos excelentes aunque carísimos X-25. Por entonces los SSD eran un proyecto de futuro que se diferenciaban enormemente de los discos duros tradicionales, pero su alto precio los restringía a muy pocos usuarios. El panorama ha cambiado enormemente y ahora ya podemos diferenciar entre SSD domésticos y profesionales.

En la segunda categoría es donde entra el último lanzamiento de Intel, denominado SSD DC S3700 y sucesor del SSD 710. Tienen el mismo espítiru de SSD profesionales con el punto de mira puesto en centros de datos y servidores que necesiten una alta velocidad de acceso a la información, aunque guardan una gran novedad verdaderamente importante: estrenan un nuevo controlador propietario de Intel.

Curiosamente los últimos SSD que utilizaban controladores Intel fueron aquellos vetustos X-25. El Intel DC S3700 ahora utiliza un cerebro diseñado y desarrollado en las propias oficinas de la enorme compañía, aunque no se especifica de qué modelo se trata. Intel sí afirma que es más potente, más fiable, consume menos y también es más barato. Todo en uno.

Intel DC S3700 SSD

El resultado de este nuevo controlador repercute, según la compañía, en unos SSD mucho más fiables que sus antecesores y con una longevidad mayor. Las cifras de rendimiento teóricas hablan de máximos de unos 500 MB/s en lectura y escrituras variables, dependiendo de la capacidad pero en un rango entre 200 y 460 MB/s. Las capacidades disponibles son de 100, 200, 400 y hasta 800 GB, siempre en un formato de 2.5 pulgadas con interfaz SATA 6 Gbps.

Por su parte los precios de estos nuevos Intel DC S3700 son notablemente superiores a los aportados por los SSD domésticos, precisamente porque – según Intel – son más fiables y duraderos, un par de características vitales en el sector profesional. El modelo más reducido de 100 GB sale por 235 dólares, más del doble de lo que se pide por un SSD de consumo incluso de la propia Intel. Por su parte los 800 GB se disparan hasta los 1.880 dólares, una cifra verdaderamente alta y exclusiva del mundo empresarial.

Más información | Intel

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios