Compartir
Publicidad
Creative Sound BlasterX H7, análisis: no hace falta pagar mucho para tener unos buenos auriculares gaming
Audio

Creative Sound BlasterX H7, análisis: no hace falta pagar mucho para tener unos buenos auriculares gaming

Publicidad
Publicidad

En la Gamescon del año pasado, Creative anunció su última gama de auriculares gaming y el Sound Blaster X H7 se convirtió en objeto de deseo de muchos de nosotros. Para el que escribe estas líneas, acostumbrado a utilizar unos HyperX, su prueba durante las últimas semanas ha descubierto el porqué de semejante expectación.

Comodidad por bandera y una calidad y posibilidades que explotan bajo su uso en PC, los Creative Sound BlasterX H7 se postulan como una de las opciones más recomendables en el mercado gracias a su relación calidad precio, además de un genial punto de partida para el futuro de la marca.

Sound BlasterX H7: especificaciones

Unidad de control

50 mm

Sensibilidad

118dB/Mw

Impedancia

32 ohmios

Respuesta de frecuencia

20Hz – 20kHz

Sistema de sonido

Audio digital 7.1 24 bits/96kHz

Longitud del cable

0,4 m - 1,5 m

Peso

364 gramos

Micrófono

Conectable

Precio

99,99 euros

Presentación y experiencia

Archivo 007

Bajo la cúpula de plástico en la que descansan los Sound Blaster X H7 se encuentran el micrófono, el cable USB y el de la toma estéreo, así que tras desmontarlo todo y apartar las instrucciones para no alargar más la espera, enchufo los cascos vía USB a una PS4 con su cable trenzado en nailon y me dispongo a jugar a su rendimiento en el online de ‘Overwatch’, la campaña de 'Call of Duty: Advanced Warfare' y el sonido ambiental y las explosiones de 'Just Cause 3'.

Entenderán aquellos que lleven gafas y jueguen con ellas puestas que la exigencia en el uso de unos auriculares en esta situación suele ser una experiencia bastante complicada.

O se clavan las patillas o la necesidad de ajustarlo de forma más firme, para no perder calidad de sonido en el cerrado del auricular, acaban fastidiando la cabeza por culpa de la diadema.

En el caso de los Sound Blaster X H7 a la diadema de acero sólo se le puede echar en cara el calor que acaba provocando en sesiones prolongadas, pero su flexibilidad consigue la mezcla perfecta entre sujeción y comodidad, adaptándose a la cabeza y evitando que se muevan aunque realices movimientos bruscos. Algo más que recomendable si, como servidor, eres de los que se emocionan en exceso con un gol o cuando la muerte te llega por la espalda sin que apenas la hayas olido.

Blaster

Algo similar ocurre en la comodidad ofrecida por sus orejeras, que por su acolchado y efecto memoria evitan que el pabellón acabe chocando con el interior del transductor y, a su vez, consigue un aislamiento más que notable para evitar que el ruido exterior o la pérdida de calidad sean un problema.

Pese a que la moda de los sin cables parece más que impuesta en el sector, sigo siendo un fanático de los enchufes y prefiero enrollarme entre cables a tener que lidiar con baterías y problemas de conectividad.

La longitud de los cables de estos Creative, casi medio metro hasta el conector que nos permite regular el volumen, silenciar micro, controlar llamadas o apagar los auriculares, y otro metro y medio adicional en la conexión USB, me permite colocarlos tras el hombro y por debajo del brazo, lo que sumado a la rigidez de los cables y el poco peso de su centro de control hacen que esta conectividad no sea un problema una vez acomodados.

Con todo ello, un par de horas después de su uso, sólo el calor veraniego se convierte en un impedimento, momento en el que me arrepiento un poco de que la decisión de Creative no haya sido la de crear unos auriculares semiabiertos, pero me sorprendo recordando que en ningún momento he tenido que reajustar los cascos a otra posición por alguna incomodidad o el habitual problema del peso sobre el craneo de ciertas diademas.

En ese punto, y acostumbrado a trastear con modelos como el PLYR2 de Skullcandy y el calor que acaban provocando, el X-Ray de Turtle Beach palideciendo ante volúmenes altos o los G930 de Logitech y su necesidad de trastear en consolas para obtener un rendimiento notable, me asombra tener en la cabeza unos auriculares de menos de 200 euros.

Archivo 002

Incontables posibilidades gaming

Tras la prueba de fuego de comodidad en consolas toca ponerse con la de PC, intentando aprovechar al máximo las opciones que ofrece a nivel de software vía USB con el configurador básico X Plus y las incontables opciones del BlasterX Acoustic Engine Pro. Mientras que el primero permite guardar opciones por si nos llevamos los auriculares a otro sistema, el segundo abre las puertas a la configuración más exhaustiva.

Creative se permite el lujo incluso de ofrecernos demos de sonido para distintas opciones, en vez de obligarnos a saltar de distintos juegos a película o música para comprobar si hemos acertado en los resultados esperados. Fácil y rápido, lo que inmediatamente nos permite seguir comprobando opciones.

Aspectos como el color de los LED, el cambio de sonido estéreo a envolvente o la elección de distintas configuraciones dependiendo del juego o medio que vayamos a utilizar. Además de cambiar entre las 17 básicas, algunas ya predefinidas para los juegos más famosos, trasteamos un rato con el modo Scout en el online de ‘Call of Duty: Advanced Warfare’ y comprobamos que, como reza su publicidad, la ventaja táctica al centrarse el sonido en los pasos de los enemigos es real.

Por su parte el micrófono, con un soporte flexible y una almohadilla de espuma antipop destinada a evitar ruidos, ha conseguido que la claridad de mi voz en las conversaciones durante el juego gane varios enteros, y sobrepasa ampliamente a la calidad ofrecida por otros cascos como los inalámbricos 2.0 oficiales de PS4, con los que la comunicación con amigos es mucho menos cómoda y está llena de ruidos y golpes de aire desagradables que a veces incapacitan el entendimiento.

Archivo 004

Auriculares para todo

Sin embargo, aunque la idea de los auriculares gaming son su principal seña de identidad y funciona a las mil maravillas ofreciendo una buena experiencia a la hora de detectar todo tipo de sonidos, saltamos de medio para realizar la prueba habitual que utilizo cuando pruebo unos cascos.

En primer lugar el Teardrop de Massive Attack para detectar si su chisporroteo en segundo plano se mezcla adecuadamente con el conjunto vocal y el bajo. En segundo los primeros minutos de Salvar al Soldado Ryan para poner a prueba si lo que se vende como sonido envolvente está realmente a la altura de lo esperado.

En ambos casos la prueba resulta ser una gozada y una auténtica delicia para los oídos, demostrando ser unos auriculares muy válidos para cualquier situación al ser capaces de tragar con cualquier alternativa que les eches. Una vez más, es inevitable sorprenderse con su relación calidad precio.

Incluso cuando los usamos a través de su tarjeta de sonido USB en consolas, estos auriculares ofrecen un espectro sonoro alucinante, arrastrándome hasta sonidos que no había escuchado en juegos como 'Overwatch' o 'The Witcher 3' y funcionando igual de bien sus agudos, evitando sonidos metálicos, como en sus graves, ofreciendo una pegada considerable que no acaba molestando cuando aumentamos el volumen más de lo necesario, un problema que sí plantean otros auriculares de esta gama de precio como la serie Ear Force X de Turtle Beach.

Archivo 005

Sound BlasterX H7, la opinión de Xataka

Siendo conscientes de la importancia de una buena tarjeta de sonido, ya sea interna o externa, en la elección de unos auriculares que destaquen entre el enorme catálogo de opciones que tenemos hoy en día, lo cierto es que la prueba realizada de los Creative Sound BlasterX H7 nos ha dejado más que convencidos de su potencial para convertirse en los cascos favoritos de muchos jugadores.

Al disfrutarlos con juegos con gran cantidad de detalles, especialmente aquellos de mundo abierto como 'Grand Theft Auto V' con decenas de cosas ocurriendo a la vez, los auriculares consiguen manejar con gran precisión la mezcla de sonidos principales y secundarios sin que compitan entre ellos, ofreciendo así una experiencia impresionante que, junto a la simulación del sonido envolvente, consigue que te sumerjas de lleno en el juego.

Puede que los puristas tengan opciones más recomendables (y caras, por ejemplo la serie Siberia de Steelseries) y que las mejores prestaciones de joyas como el HyperX Cloud II de Kingston planteen una decisión aún más difícil por un precio aún más bajo, pero si buscas un accesorio que mantenga un nivel excelente en sonido y comodidad y estos Sound BlasterX H7 te llaman especialmente la atención, es innegable que deberían estar en tu punto de mira.

Su falta de peso en mano indican que son unos auriculares accesibles, pero te olvidas de la decisión de Creative al utilizar según qué materiales una vez compruebas lo cómodos que se convierten sin ese exceso de peso y la consistencia tras su uso prolongado sale a relucir. Con todo, para tener unos valores estándar de rendimiento sin grandes alardes, aguanta muy bien ante todo tipo de situaciones y la calidad de sonido explota especialmente en juegos con un amplio espectro sonoro, así que si buscas unos auriculares gaming, sin duda se trata de una adquisición más que recomendable dentro de su gama.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos