Compartir
Publicidad

¿Cómo acierta tanto Spotify en su Discovery semanal?

¿Cómo acierta tanto Spotify en su Discovery semanal?
Guardar
34 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace no mucho tiempo Spotify lanzó su lista de Descubrimiento Semanal. Cuando estábamos acostumbrados a que las recomendaciones musicales vinieran en forma de radio (a partir de tal canción construyo una emisora) o de forma aún más simple (artistas similares), Spotify se saca de la manga la clásica "mixtape" que usábamos para ligotear cuando algunos éramos jóvenes. El resultado es tan sobresaliente que Spotify efectivamente nos conquista.

Dos horas de música que se renuevan cada lunes y que a algunos nos obligan a estar al tanto para que no se nos pase alguna joya, guardarla en una playlist y evitar que desaparezca en el olvido. Pero ¿de dónde salen estás 30 canciones?

Spotify es más que una app de streaming

Antes de entrar en detalles hay que recordar la compra que Spotify realizó en 2014 de The Echo Nest, compañía especializada en Big Data musical por la que pagó 200 millones de dólares. Echo Nest analizaba información de más de 10 millones de páginas web musicales: titulares, artistas relacionados, ganadores de premios, reseñas positivas y negativas de discos... Todos estos datos, aparte de exigir a Spotify un esfuerzo extraordinario de poder computacional, ha transformado su modelo de negocio: ya no es simplemente una compañía de streaming, es el oráculo más preciso de gustos musicales que hay en el mercado.

Un pequeñísima parte de este potencial la descubrimos a final de año con nuestro resumen actual musical o cada mes con la sección Insights de Spotify, donde nos encontramos un análisis exhaustivo del impacto de la llegada de los Beatles al streaming o un mapa con playlist navideñas según lo más escuchado en cada país del mundo.

Los usuarios de Spotify crean al día 600 Gb de datos. Actualmente la compañía tiene entorno a 28 Petabytes de datos distribuidos por 4 datacenters. La lista de recomendación semanal es la culminación de este procesamiento. A las 10 semanas de su lanzamiento se habían reproducido 1.000 millones de canciones incluidas en esta recopilación. La gente la adora.

Más datos: el 71% de las personas que escuchan su lista de descubrimiento semanal guardan al menos una de las canciones en una playlist permanente. El 60% de los usuarios que la prueba reproducen al menos 5 o más canciones.

La idea original de la playlist semanal surge de que los usuarios de Spotify pasaban más tiempo escuchando la selecciones editoriales que la sección de descubrimiento. Ya sabéis, esas listas tipo "Voy en el metro", "Para runners" o "Por fin es viernes" que pueblan nuestra página de inicio de la plataforma. ¿Tendría razón Rob Gordon, el obsesivo protagonista de Alta Fidalidad, sobre el atractivo de las playlist?

¿Cómo funciona el "Descubrimiento semanal"?

A lo largo de la densa presentación que os dejamos bajo estas líneas podéis observar los detalles técnicos y matemáticos que hay detrás de una funcionalidad así. En la misma se mencionan los vectores de gustos musicales claves en el desarrollo de estas playlists.

Lógicamente, el hecho de que escuches determinado tipo de música pesa mucho en las recomendaciones musicales de Spotify capaz de manejar etiquetas musicales que rozan la parodia como "chamber pop" o "indie r&b". Pero la guinda del pastel son las playlist de otros usuarios. Simplificando al máximo:

  1. Escuchas la canción A.

  2. Otros usuarios añaden la canción A a una playlist en la que generalmente la acompaña la canción B.

  3. Spotify detecta que además la canción B coincide con tu vector musical y que nunca la has escuchado.

  4. La canción B pasa a tu lista de recomendación semanal.

Es importante recordar que las discográficas no meten mano en estas playlist lo que sería extremadamente goloso pero daría al traste con el modelo de filtros colaborativos del servicio.

¿Cómo mejorar tu lista de descubrimiento semanal?

Porque sí, puede ser aún mejor. Y además con estos pequeños trucos para mejorarla podemos entender un poco mejor la cantidad de datos que proporcionamos a la compañía.

  • Añade las canciones que te gustan a una playlist permanente. Si además las escuchas de nuevo Spotify tomará nota de sus aciertos.

  • Salta las canciones que no te gustan. Si pasas la canción para adelante en los primeros 30 segundos el algoritmo lo tratará como un "no me gusta" rotundo.

  • Vete a las tripas de la recomendación. Si una canción te encanta de verdad cotillea por la biografía del grupo y por sus grandes éxitos. Cuanto más profunda sea sea tu exploración más pesará en futuras recomendaciones.

  • Usa el modo privado si vas a escuchar a Nicky Jam o similares. Si hay algo que te da vergüenza escuchar o que sencillamente es un "Outlier" en tus gustos utiliza el modo de navegación privada y Spotify ignorará todo lo que pase por allí. Esto no afecta a la lista semanal que no "se retroalimenta", es decir, no cuenta para la siguiente lista semanal a no ser que escuches la canciones fuera de esa playlist.

  • Algunos géneros se filtran solos. No hablamos del electrolatino, hablamos de que si le pones a tu hijo una y otra vez Enrique y Ana el género infantil no cuenta para este tipo de recomendaciones.

  • Guarda automáticamente tus playlist semanales. Si tienes miedo de perderte alguna y estás familiarizado con el servicio de IFTTT puedes conservarlas con esta receta.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos