Sigue a Xataka

Sony Xperia Z1 análisis en Xataka

Sony presentaba hace unos días el que será su terminal de referencia para lo que queda de 2013, salvo sorpresas, y su candidato a ser el mejor smartphone de este año.

El Sony Xperia Z1 es la culminación del plan de este año con esta línea de terminales resistentes, perfectamente reconocibles y que han ido aumentando sus prestaciones hasta llegar al modelo del que os vamos a ofrecer su completo análisis. ¿Servirán los “ajustes” realizados por Sony para ponerse de nuevo en el top3 de smartphones? Vamos a comprobarlo.

Sony Xperia Z1, principales características

Sony aprovechaba la salida de su Xperia Z1 para actualizar respecto al Z original algunas especificaciones como el procesador o sobre todo la cámara de fotos, el punto más interesante de este nuevo smartphone. Repasemos las principales especificaciones del Sony Xperia Z1:

Sony Xperia Z1
Pantalla Triluminos de 5 pulgadas, multitáctil capacitiva con X-Reality
Resolución 1080×1920 píxeles, 441ppp
Procesador Qualcomm Snapdragon 800 2,2 GHz 4 núcleos
Procesador gráfico Adreno 330 MP
RAM 2 GB RAM
Memoria 16 GB + microSD de hasta 64 GB
Versión S.O. Android 4.2.2 Jelly Bean
Conectividad Wireless 802.11a/b/g/n, Bluetooth 4.0 LE, LTE y NFC
Extras Resistente al agua y polvo
Cámaras Trasera: 20.7 MP Exmor RS (1/2.3”) / Frontal: 2 MP
Dimensiones 144.4 × 73.9 × 8.5 mm
Peso 169 gramos
Precio 689 euros

Análisis en vídeo del Sony Xperia Z1

Toca arrancar nuestro análisis a fondo del Sony Xperia Z1 repasando sus novedades, mejores prestaciones así como el diseño y acabado con un análisis en vídeo:

Diseño

Sony ha apostado este 2013 por mantener el diseño tan característico de su Xperia Z en toda la saga que quiere hacer tan reconocible. Incluso los tablets se acogen a ese diseño recto, limpio, minimalista y con la resistencia al agua como signo más característico. Omnibalance lo llama Sony.

El Sony Xperia Z1 no se desvía apenas de esa idea, y nos encontramos con un cuerpo de cristal que transmite una sensación agradable en mano y de nivel “premium”. En el Xperia Z1 los bordes se han curvado ligeramente para hacerlo más manejable y que resulte menos agresivo, pero sigue pareciéndonos que esas líneas tan rectas no ayudan a la ergonomía con una mano en un terminal tan grande.

Sony Xperia Z1 en mano La combinación de 5 pulgadas y líneas rectas no son ayudas ergonómicas para el Xperia Z1

Además, el marco del terminal va protegido ahora con un esqueleto de aluminio y junto con la resistencia de pantalla y cristal trasero, la sensación final es de que el Xperia Z1 es duro y podrá con el día a día sin fundas ni especial cuidado. Lo hemos tratado mal y ahí sigue sin inmutarse. Sin una herida de guerra pese a haber estado en las manos de niños y adultos torpes con los que se ha llevado alguna que otra caída.

Otros cambios respecto al Z original en la parte del diseño es el aumento de peso, grosor y altura. ¿Y eso por qué si tienen la misma pantalla de 5 pulgadas? Pues básicamente porque Sony ha mejorado dos aspectos que conllevan este tipo de sacrificios: batería y cámara. Tanto para dotarla de una batería con una capacidad de 670 mAh más, como de un sensor más grande y diferentes mejoras fotográficas, el tamaño, grosor y peso quedan penalizados.

Sony Xperia Z Sony Xperia Z1
Peso 146 gr 170 gr
Grosor 7.9 mm 8.5 mm
Altura 139 mm 144 mm
Batería 2.330 mAh 3.000 mAh

Así que sí, el Sony Xperia Z1 es un terminal grande y pesado, al menos si lo ponemos frente a frente con su mayor rival, el Galaxy S4. Son 0.8 mm más de altura (se nota en el marco inferior principalmente) y sobre todo 40 gramos más de peso para el Z1. Pero en realidad, en el uso diario, no hay muchas diferencias y no podemos decir que sea un terminal incómodo de manejar, y además nos llevamos la ventaja de una batería mayor y mejor cámara.

Xperia Z1 borde Los bordes se han curvado un poco y rematado en aluminio, una mejora interesante

Por último hay que hablar de la resistencia al agua y polvo del Xperia Z1. Esta característica ya es algo intrínseco a la gama Z, y costará pensar en que futuros equipos de Sony no puedan ser mojados o tirados en la arena de la playa sin preocupación. Como terminal “para el verano” o el deporte no tiene rival en su gama, aunque el pequeño borde de unión entre cristal, pantalla y marco, es fácil que quede suciedad y no sea sencillo de quitar. Bueno, siempre podemos meterlo bajo el agua y a lavarlo. ¿Con qué otro terminal puedes hacer eso cuando quieres limpiarlo?

Este Xperia Z1 mejora la protección y ahora es IP55/IP58, lo que permite que podamos sumergirlo hasta 1.5 metros sin problema, aunque la finalidad de esa protección va más encaminada a usarlo con manos mojadas o en la piscina con fotos acuáticas que a algo más serio.

Xperia Z1 puertos La protección del puerto de auriculares se elimina pero no así la del de carga

Pero lo realmente interesante de las mejoras en su apartado de resistencia es cómo han escuchado las quejas respecto a esta protección en el Xperia Z. Ahora, el conector de auriculares no lleva protección y aun así podemos seguir sumergiendo el terminal, algo que resultaba un incordio en el primer modelo si eras de los que daba mucho uso a esta entrada. El resto sí que permanecen ocultas bajo sus protecciones, pero esas “puertas” son ahora mejores, con una sensación de mayor robustez y comodidad de uso aunque el que vayan “atadas” a la carcasa siempre nos deja con la duda de si esa unión alguna vez dirá adiós y nos causará un dolor de cabeza en un terminal que nos ha costado mucho.

Para el Xperia Z2, ya que estamos, le pedimos a Sony que elimine la puerta del conector de carga para redondear este apartado, al menos si no queremos recurrir a una base de carga con la que es compatible y para la que viene con sus respectivos contactos al aire.

A nivel de conexiones, nada reseñable más allá del altavoz de la parte inferior que parece sobre el papel mejor que el del modelo original. Bueno, sí hay una novedad importante en los controles y no es otra cosa que el botón de disparo de la cámara, algo que un terminal “fotográfico” como éste tenía que incluir sí o sí. De hecho es muy agradable y está bien hecho, y de entrada va a permitir que, cuando está bajo el agua y la pantalla no responde a nuestras peticiones, podamos hacer uso de la cámara de fotos con total libertad.

Los botones de encendido y volumen siguen estando en el centro del terminal, en su parte derecha, y son perfectamente manejables con una sola mano.

Xperia Z1 análisis acabado cristal El acabado en cristal es ya un signo de distinción de la gama Z

Pantalla

Y pasamos a la pantalla del Sony Xperia Z1. Básicamente es la misma que encontramos en el Xperia Z, de 5 pulgadas, resolución 1080p para una densidad de más de 440 ppp que se agradece al mirar fotos, vídeos en alta definición o leer texto, y diferentes “mejoras” made in Sony. La más mediática es Triluminos, a la que acompaña X-Reality. El objetivo de esta combinación es mejorar el contraste y color de las imágenes, así como hacer que cualquiera que sea su origen, la definición mejore a la hora de visualizarla en el terminal.

El resultado se nota respecto a lo que nos pareció la del Xperia Z. Notamos más contraste, muy buena reproducción del color (una naturalidad en los mismos que se agradece frente a los colores saturados en exceso de otros rivales) y ante todo mucha nitidez en todo lo que pasa por la pantalla. Quizás los blancos nos hubiera gustado que fueran más puros, más brillantes. En cuanto a la tecnología X-Reality, es un acierto que Sony nos deje desactivarla para ahorrar batería y hacerla trabajar por ejemplo para vídeos.

Pantalla Xperia Z1 La pantalla del Xperia Z1 vuelve a ser magnífica excepto por los ángulos de visión

La gran pega vuelve a ser el ángulo de visión. Lo mejor de la pantalla del Xperia Z1 lo obtenemos cuando la tenemos justo colocada frente a nuestro ojos. Cuando variamos la inclinación los colores se apagan de forma bastante considerable y perdemos algo de sensación de nitidez, algo que hoy en día, en un terminal de gama tan alta y con este precio, no debería consentirse. Pero por ahora es el precio que debemos pagar por tener un terminal resistente y que además podemos sumergir. En lo que respecta a la visualización en exteriores, no hay problemas.

Rendimiento, conexiones y autonomía

Siendo un terminal reciente, que sale al mercado al poco de presentarse, no hay mucho que “descubrir” sobre el Xperia Z1 y su rendimiento. En su interior, la combinación del Snapdragon 800 con Adreno 330 y 2 GB de RAM es una mezcla ganadora que hace que todo vaya fluido, que disfrutemos jugando y que funciones como la cámara de fotos se comporten como deben. Por parte del terminal, no deberíamos encontramos con “tirones” molestos ni tiempos de espera incomprensibles.

Si traducimos esta sensación de que todo va fluido y sin retrasos en datos, tenemos la siguiente tabla-resumen con datos medios tras diferentes pasadas a los test, y donde vemos que la mejora respecto al Z (que no tiene tanto tiempo en el mercado) es considerable:

Sony Xperia Z1 Sony Xperia Z
Antutu 33380 20727
Quadrant 19300 7923
3DMark 17194

Este despliegue de potencia se agradece cuando nos ponemos a reproducir vídeo con archivos pesados y de resolución alta (1080p), o jugar a títulos exigentes, y no notamos que el terminal pida que lo salvemos de esa tortura en ningún momento. Así que la combinación de su pantalla, la tecnología X-Reality y potencia nos da un terminal muy favorecido para el apartado multimedia. Lástima que, pese a que el altavoz mejora el sonido externo del Xperia Z, el resultado de este Xperia Z1 sigue estando por debajo de lo que esperaríamos en un terminal tan “multimedia”. De nuevo el HTC One y sus altavoces frontales ganan por goleada.

Sony Xperia Z1 pantalla La reproducción multimedia es una gran aliada de la combinación de pantalla y potencia de este Xperia Z1

Eso sí, aunque en el día a día no es apreciable, cuando estamos en una sesión intensa de juego, incluso a veces con la cámara o navegando, podemos apreciar un calentamiento considerable en la parte trasera superior de su cuerpo, pero esto es algo que pocos terminales pueden evitar por ahora.

De conexiones, el Xperia Z1 va todo lo preparado que se espera. Es un equipo LTE, con Wifi, Bluetooth, MHL y NFC que nos ha sorprendido gratamente por la cobertura.

Y llegamos a uno de los apartados críticos de todo smartphone hoy en día. Sí, la batería. Con semejante pantalla y equipamiento, Sony debió pensar que, pese a sus ayudas en forma de tecnología Stamina, ya que estaba, había que mejorar la del Z. Así que se decidió a integrar una con capacidad de 3.000 mAh, una de las más altas de esta gama tope, y hay que agradecérselo a Sony. Es cierto que el terminal se ve penalizado en peso y sobre todo largo por incluir esta mejora, pero puestos a tener un terminal grande, que se aproveche para dotarlo de más autonomía.

Xperia Z1 batería El extra de 5 mm de altura tiene un motivo: más batería hasta alcanzar los 3.000 mAh

El Sony Xperia Z1 saca bastante buena nota en este apartado. Con un uso intenso de Internet, notificaciones, redes sociales y hasta fotografía, acabar el día no es solo posible sino que nos da para empezar el siguiente sin problema.

Sistema operativo

El Sony Xperia Z1 llega al mercado con la versión 4.2.2 de Android y la capa de personalización de los japoneses por encima. No hay muchas novedades respecto a modelos anteriores como el Xperia Z que ya analizamos a fondo en Xataka y sigo pensando que la personalización de Sony aporta más que quita a Android. No abusa y eso es bueno en general.

Xperia Z1

Cámara

Más allá de la mejora en potencia o la batería, la verdadera razón de ser de este Xperia Z1 es su cámara de fotos. Hay muchas novedades a nivel hardware que nos gustan e impresionan, pero ya os adelanto que en el aspecto de software Sony sigue teniendo un trabajo por hacer si no quiere seguir tirando por la borda sus logros a nivel hardware.

Nos tememos que, de nuevo, Sony no ha sido capaz de aprovechar completamente el potencial del hardware fotográfico que tenía en las manos

Estos últimos terminales ha venido demostrando que, con la misma base a nivel de sensor que otros competidores, a los que por cierto la propia Sony surte, sus cámaras quedan en global por debajo. Con este Xperia Z1, Sony aporta dos novedades muy destacadas: sus cuidadas lentes G, y un sensor con mayor tamaño (que incluso reflejan en la la carcasa de la cámara) que alcanza los 20 millones de píxeles de resolución.

Con la teoría en la mano, la combinación de un sensor de 1/2.3 pulgadas (el que encontramos habitualmente en compactas de gama de entrada), f2.0 y lentes G, nos da un caballo ganador, como Sony está deseando. Pero la realidad es más complicada, y aunque podemos sacar fotos con una calidad superior a todos los terminales Android actuales en el mercado, su comportamiento sigue siendo por momentos muy caótico. Le falta, como estamos viendo demasiado en los terminales fotográficos que probamos en Xataka, una consistencia a la hora de obtener muy buenos resultados globales.

Xperia Z1 muestra

Como ya comprobamos en la comparativa fotográfica donde el Xperia Z tendría que haber estado al menos a la altura de terminales con los que compartía sensor y especificaciones fotográficas, la conclusión es que Sony tiene un problema con el software. No es cuestión de hardware, que ya hemos dicho que ha mejorado mucho en este Sony Xperia Z1. Pero sin una compresión y tratamiento de la imagen bruta correcta o una aplicación específica que saque todo su potencial, poco avanzamos. Hemos caminado hacia adelante respecto al Xperia Z, pero falta dar ese salto todavía.

Por suerte para Sony, la mejora la tiene todavía en sus manos y algo debería hacer.

Sin un tratamiento correcto de la imagen bruta poco avanzamos aunque mejoremos el hardware

De la cámara también me gustaría comentar que está demasiado en el borde del cuerpo del smartphone. Si le unimos la poca ergonomía por su cuerpo tan recto, puede llevar a que algún dedo salga en una de esas fotos que pensábamos que había quedado genial.

modo manual Xperiaz1

Ya con las manos en la masa, la cámara del Sony Xperia Z1 se pone a la cabeza entre los terminales Android actualmente en el mercado junto con el Galaxy S4 Zoom, al menos a nivel de tamaño de sensor, aunque a nivel de lente la del Sony es superior si obviamos, claro, el zoom óptico de 10 aumentos del S4 Zoom.

Xperia Z1 muestra

A nivel de software, en el Sony Xperia Z1 encontramos avances, con una mejor apertura a que las aplicaciones tomen el control de la cámara. Tememos posibilidad de capturas que van directas a Evernote o incluso a una “emisión” en directo vía Facebook.

realidad aumentada Realidad aumentada bastante conseguida pero poco útil en el día a día

Hay también modo manual, pero nos parece que Sony podría trabajarlo más para dejar realmente el control de todo (apertura incluida) en manos del usuario y con una interfaz acorde a las aspiraciones de la cámara que no requiera de menús.

Xperia Z1 En algunas escenas, el Xperia Z1 nos permite bastante juego

En nuestras pruebas, en el modo Superior Auto es donde nos hemos encontrado con unos resultados dispares, con tomas donde el nivel de detalle que se perdía era considerable o problemas con el rango dinámico cuando la luz era abundante y poco controlada.

Xperia Z1 cámara de fotos La cámara de fotos es la verdadera razón de este Xperia Z1, pero sigue siendo desconcertante en su uso

Mejor han sido los resultados con el modo manual, curiosamente el único con el que podemos hacer fotos a 20 megapíxeles, pues en el automático está limitado a tomas de 8 megapíxeles. Pero en general, la experiencia fotográfica ha resultado un poco desconcertante, con grandes tomas especialmente en el tratamiento natural del color pero también decepciones por el trabajo con la luz intensa o la pérdida de detalle al tratar de reducir y contener el ruido de las imágenes en la compresión y tratamiento del jpeg.

Xperia Z1 Recorte al 100%

En Flickr | Imágenes de muestra a tamaño completo.

La nota del Sony Xperia Z1 en Xataka

Sony va a acabar este 2013 como quería: con un terminal en lo más alto de la gama Android. En términos generales (pantalla, batería o potencia) está arriba entre los smartphones actuales, y a ello hay que sumarle un buen acabado, la resistencia al agua y ahora también, una cámara acorde con lo que uno espera de Sony … sobre el papel. En el día a día hay trabajo por hacer por parte de los japoneses para que al coger el Xperia Z1 y salir a hacer fotos, uno tenga la seguridad de que no podría haber salido con otro terminal mejor.

8.8

Diseño8,5
Pantalla 9
Rendimiento9,5
Cámara8,5
Software8
Autonomía9

A favor

  • Resistencia y acabado
  • Batería
  • Rendimiento

En contra

  • Gran hardware de cámara que se desaprovecha
  • Ergonomía y tamaño
  • Ángulos de visión

El terminal ha sido cedido para la prueba por parte de Sony. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios